El número de estaciones de ITV de la Isla se duplica tras la liberación del sector

Las instalaciones para la Inspección Técnica de Vehículos han pasado de cinco en 2012 a diez en 2016

21.03.2016 | 10:03
El número de estaciones de ITV de la Isla se duplica tras la liberación del sector

La Isla ha duplicado el número de sus estaciones para la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) tras la liberación del sector. Desde que en 2012 entrara en vigor el decreto por el que se modificaba el procedimiento para la adjudicación y gestión de las ITV, Tenerife ha pasado de tener cinco instalaciones repartidas en diferentes puntos de la Isla a las nueve con las que cuenta actualmente. Según los datos de la propia Consejería de Economía, Industria y Comercio de Canarias, a estas se sumará a lo largo del año un nuevo centro de inspección que ya tiene la autorización de la instalación y está pendiente de obtener la autorización de funcionamiento para su puesta en marcha. La Isla es además, la que más centros de inspección tiene en funcionamiento de todo el Archipiélago.

Las ITV, que se encuentran en Adeje, Arafo, El Rosario, La Orotava, Los Realejos, San Miguel de Abona, Santa Cruz y Tacoronte, pertenecen a tres tipos de negocios diferentes que conviven desde la puesta en funcionamiento de la nueva normativa. Así, una de ellas es de propiedad pública pero cuya gestión está cedida, cuatro son de propiedad privada construidas bajo régimen concesional y otras cuatro son también de propiedad privada pero abiertas bajo régimen de autorización administrativa.

La naturaleza de las ITV viene determinada por este decreto (Decreto 93/2007), que fue aprobado desde 2007 pero no entró en funcionamiento hasta 2012. A partir de entonces, la adjudicación de las estaciones se ha hecho a través de autorización administrativa, que puede solicitar cualquier empresa que cumpla con los requisitos técnicos recogidos en el decreto. Hasta entonces, la adjudicación se hacía mediante concesión administrativa. El plazo de concesión de estas estaciones era de 20 años, aunque posteriormente se amplió a 30.
Otro de los puntos importante de esta nueva norma es que eliminó las limitaciones establecidas por zona. Ahora, no existe un cupo o número máximo de estaciones de ITV por Islas, mientras que antes de que entrará en vigor el decreto, se había establecido un máximo de estaciones paras cada una de las Islas.

En el resto del Archipiélago, el número de ITV también ha experimentado un importante incremento. Así, en el computo total, las instalaciones canarias han pasado de diez en 2012 a las 25 contabilizadas a fecha de 31 de diciembre de 2015. Por Islas, Gran Canaria ha sumado tres nuevos centros con el cambio de la normativa (de cinco a ocho) y La Palma, Lanzarote, Fuerteventura una más cada una (actualmente cuentan con dos ITV). Por su parte, La Gomera y El Hierro mantienen desde 2012 la misma cifra de ITV: una.
Al margen de las aprobadas, hay otras cuatro estaciones de ITV que tienen la autorización de instalación, tres en Gran Canaria y una en Fuerteventura.

Parón

La entrada en el mercado de nuevos centros de inspección ha modificado las condiciones de trabajo. Precisamente, uno de estos cambios, el que tiene que ver con la apertura de las ITV los fines de semana, es el que ha motivado la huelga de los trabajadores de tres instalaciones tinerfeñas. Se trata de las ITV de Appluss en Adeje, San Miguel de Abona y Arafo, a las que se suman dos centros más en Gran Canaria (Agüimes y Telde).

Según explica el presidente del comité de empresa, Abel González (Comisiones Obreras) se trata de una huelga intermitente. "Actualmente estamos realizando un parón de cuatro horas diarias, dos por la mañana y dos por la tarde", detalla el trabajador. No obstante, González adelanta que siguen sin entenderse con la empresa "por lo que ampliaremos el parón a tres horas diarias".

El presidente del comité explica que al comienzo de la huelga cerraron las instalaciones cuatro días (10 y 11, 18 y 19 de febrero). Sin embargo, consideran que es más eficiente el parón diario. "Cerrar un día entero no supone mucho daño a la empresa, es peor por horas porque así no se puede saber cuántas personas se pueden atender, o sí se puede dar cita o no", detalla González. En este sentido, el trabajador reconoce que el resto de ITV "están haciendo su agosto". "No nos interesa que nuestros clientes se vayan a otras instalaciones pero es la única forma que tenemos para protestar", añade González.

Motivos

La empresa pretende ampliar los horarios y abrir los sábados por la tarde u los domingos para equiparar su servicio al que prestan actualmente otras muchas estaciones de ITV en el Archipiélago. Entre las última propuestas, la empresa ha planteado, entre las compensaciones, incrementar en 200 euros anuales la remuneración de los empleados que voluntariamente acepten el cambio en las condiciones de trabajo para atender el aumento de turnos o reducir el número de horas trabajadas entre semana para quienes hagan el turno de fin de semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine