El Gobierno agiliza los plazos para crear combustible alternativo del plástico film

El comité de Inversiones y Proyectos Estratégicos da el visto bueno a una iniciativa turística en la playa de Arico

19.03.2016 | 01:49
Complejo ambiental de Tenerife, en Arico.

El Gobierno de Canarias ha dado el visto bueno a una iniciativa sobre la creación de combustible alternativo, a través de plástico film en el Complejo Ambiental de Arico, al considerarlo un proyecto estratégico para la Isla. Además, un proyecto turístico en la zona de Arico y tres nuevos parques eólicos, dos en Granadilla y uno en el Complejo Ambiental de Arico, son los últimos proyectos que se prevén aprobar el próximo lunes, en la reunión del comité de inversiones. De esta manera, estas iniciativas verán recortadas los plazos de tramitación. Así lo anunció ayer el viceconsejero de Presidencia del Gobierno de Canarias, José Miguel Barragán, durante la comisión parlamentaria.
Desde que se puso en marcha esta normativa, en mayo del año pasado, se han declarado como estratégicas 20 iniciativas en Tenerife, de las 68 que hay en todo el Archipiélago. En cuanto a los proyectos tinerfeños, 17 corresponden a parques eólicos, uno a una planta de biomasa en Granadilla, otro a la iniciativa turística de Arico, y uno último a la planta de reciclado y valoración no energética de residuos plásticos film en el Complejo Ambiental de Arico. En total, la inversión previstas para los 20 proyectos en Tenerife superaría los 730 millones de euros.

En este último caso, el viceconsejero de Presidencia explicó que "la idea es utilizar un sistema de calentamiento en la basura para convertirla en un combustible alternativo que tiene garantizada la venta, por lo visto, a Repsol". Para este proyecto hay una inversión prevista de 30 millones de euros, con la creación de 15 empleos en la fase de construcción y entre 20 y 25 en la fase de funcionamiento. Además, se prevé crear, aproximadamente, 105 empleos indirectos.

En el caso de la iniciativa turística de Arico, según explicó José Miguel Barragán, se trata de un proyecto hotelero en la playa de Arico, compuesto por cuatro instalaciones alojativas con 2.985 camas en total. En este caso, se trataría de una inversión de 300 millones, gracias a la cual se crearían 480 empleos una vez que entrase en funcionamiento el complejo, además de otros 114 puestos de trabajo indirectos, que hace referencia a los servicios externos que se subcontraten a otras empresas.

Los últimos dos proyectos de parques eólicos en Tenerife, en Granadilla, cuentan con una inversión de 16,5 millones de euros cada uno, para los que está prevista la contratación de 28 personas en la fase de construcción y 16 cuando ya estén en funcionamiento.
El proyecto de biomasa en el Puerto de Granadilla tiene prevista una inversión de 100 millones de euros, con la creación de 300 puestos de trabajo en la fase de construcción y 40 cuando esté en funcionamiento. El viceconsejero de Presidencia remarcó que "la masa fuerte de los proyectos pertenece al ámbito de las energías", que es la que abarca la mayor parte de las iniciativas propuestas y catalogadas como de interés público.

Además de los proyectos aprobados en la Isla, existe otro de Red Eléctrica en Canarias que presenta la programación de infraestructuras energéticas para el periodo 2015-2020, por lo que afectaría a todas las Islas y contaría con una inversión de 991 millones. En Gran Canaria, por su parte, el Gobierno canario le ha dado el visto bueno a 33 proyectos: Cinco turísticos, uno de biomasa, y 26 eólicos, uno vinculado a I+D+i; en Fuerteventura, uno 1 turístico y siete eólicos, uno de ellos relacionado con el I+D+i; en Lanzarote, cuatro sobre proyectos eólicos; y en La Palma otro de la misma categoría.

En todo el Archipiélago, explicó Barragán, serían 707 millones de euros los declarados por los promotores, de posible inversión, tan solo en los 53 parques eólicos. En la fase de construcción, el empleo estimado es de unos 1.700 personas y, en la fase de funcionamiento, 114, con una media de cuatro personas por parque. Y que suponen unos 488-500 megavatios.

José Miguel Barragán recalcó que "la ley solo sirve a los efectos de acortar plazos, no se aprueba ningún proyecto concreto", sino que estos tienen que ser aprobados ante las administraciones competentes y cumpliendo con todos los informes necesarios. Por este motivo, explicó, existen casos, como el proyecto de biomasa de Gran Canaria que, aunque tiene la declaración de proyecto estratégico, no ha superado el informe de Sanidad, por lo que tendrá que hacer modificaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine