Santa Cruz

La presencia de barcas "ilegales" en Las Teresitas se duplica en los últimos años

Costas y el Ayuntamiento inician el procedimiento para exigir a sus propietarios la retirada de más de 170 embarcaciones

17.03.2016 | 11:32
Embarcaciones en la playa de Las Teresitas, en Santa Cruz de Tenerife.

La presencia de embarcaciones "ilegales" en la playa de Las Teresitas, en Santa Cruz, se ha duplicado en los últimos años. Así lo ha afirmado a la opinión de tenerife el concejal de Medio Ambiente, Carlos Correa, del Partido Popular, quien no entiende cómo se ha permitido "dicha situación durante todo este tiempo". Por ello, y tal y como adelantó ayer este periódico, la Delegación del Gobierno en Canarias y el Ayuntamiento de la capital, a petición de este último, han iniciado el procedimiento para exigir a los propietarios la retirada de todas las embarcaciones.

Este no es un problema nuevo en Las Teresitas. Durante muchos años, numerosas barcas de todo tipo han ocupado parte de la playa chicharrera de forma irregular y gratuita, sin que ninguna administración tomara cartas en el asunto. En la actualidad, hay más de 170, según indica el concejal de Medio Ambiente. "Más de la mitad de la playa está ocupada por estas embarcaciones", añade el edil. Solo 13 tienen licencia de pesca y el resto son de recreo y deportivas. Carlos Correa recuerda que la ley "prohíbe el fondeo en las zonas de baño, por lo que no puede haber ningún tipo de barco allí". Asimismo, quiere dejar claro que la competencia es de Costas.

"Nos hemos dirigido a la Delegación del Gobierno por las quejas de numerosos bañistas y porque cada vez hay más embarcaciones en la playa", apunta el concejal. Este destaca que las barcas deben retirarse no solo porque así lo determina la ley sino sobre todo porque suponen un "auténtico peligro" para los ciudadanos que se bañan en Las Teresitas. "Un niño o un adulto puede enredarse en los cabos de fondeo y ahogarse. Los niños, y los que no lo son tanto, utilizan estas embarcaciones para subirse y lanzarse al agua, por lo que existe el riesgo de que se den un golpe. Pero es que además están dificultando las labores de socorrismo y salvamento en Las Teresitas porque dificultan la visibilidad".

Asimismo, estas embarcaciones afectan gravemente al bentos marino (organismos que viven en los fondos acuáticos) y pueden provocar episodios de contaminación en esta zona de baño tan frecuentada por chicharreros y visitantes. "Cada vez que se realiza una campaña de limpieza del fondo marino en Las Teresitas se encuentran una gran cantidad de basura alrededor de estas barcas", añade el edil.

Por lo tanto, manifiesta Carlos Correa, todas y cada una de las embarcaciones deberán ser retiradas, "tanto las de recreo como las de pesca". Eso sí, añade el concejal responsable del área de Medio Ambiente, "se permitirá que las 13 embarcaciones de pesca puedan permanecer en la playa solo de manera temporal hasta que se les encuentre una nueva ubicación, aunque en un lugar más próximo a la Cofradía y con el balizamiento correspondiente". Estas barcas de pesca podrían trasladarse a la Dársena Pesquera o al frente de San Andrés, justo donde se encuentra la nueva escollera, según ha informado Carlos Correa.

Tal y como adelantó ayer este periódico, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y la Delegación de Gobierno en Canarias se reunieron la semana pasada para analizar la situación de las embarcaciones fondeadas en el dique sur de la playa de Las Teresitas.

En este encuentro participaron la subdelegada del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife, Rosario Cabrera Guelmes, el concejal de Medio Ambiente del Consistorio chicharrero, Carlos Correa, el Capitán Marítimo en funciones, Manuel Blanco Durántez, y la jefa del Servicio Provincial de Costas.

Ante los problemas de seguridad para los bañistas existentes en Las Teresitas y ante su necesaria ordenación y retirada, en la reunión se acordó iniciar todos los trámites pertinentes para que dichas embarcaciones desaparezcan de la playa chicharrera.

El Ayuntamiento de la capital remitirá a la Delegación del Gobierno en Canarias la documentación relativa a completar la titularidad de las embarcaciones situadas Las Teresitas, en concreto, las matrículas de las barcas, con el fin de, una vez identificados todos los titulares a fecha actual, requerir su retirada a los mismos y, en caso contrario, iniciar los correspondientes expedientes sancionadores. En este sentido, el concejal de Medio Ambiente advierte de que las multas pueden superar los 6.000 euros. "La sanción es de 120 euros por metro cuadrado y día de la zona ocupada. Se empezará a contar el plazo a partir de que se inicie el correspondiente expediente", indica el edil.

La Delegación del Gobierno destaca que "todas las partes implicadas han convenido en la necesidad de la actuación en cumplimiento de lo establecido en la Ley de Costas", que incluye la prohibición de la navegación en zonas de baño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine