Santa Cruz

La capital atiende cada día a 350 indigentes, de los que 76 pernoctan en 10 asentamientos

Más de 140 personas duermen en la calle, de las que 80 aparecieron por primera vez en 2015

17.03.2016 | 10:07
Imagen de archivo de una persona sin hogar en Santa Cruz de Tenerife

El Ayuntamiento de Santa Cruz exigirá, en la Comisión Técnica de Personas sin Hogar que se celebrará hoy, el apoyo del resto de administraciones públicas para dar soluciones urgentes a la problemática de indigencia que existe en la ciudad, "con el fin de ofrecer una mejor atención a estos ciudadanos". Así lo anunció ayer el alcalde, el nacionalista José Manuel Bermúdez, en una rueda de prensa en la que dio a conocer un estudio elaborado por el IMAS (Instituto Municipal de Atención Social) que establece que la capital atiende cada día a unos 350 indigentes, de los que el 65% no son de Santa Cruz y entre los que se encuentran numerosas personas mayores de 60 años y también enfermos mentales. Precisamente, tanto el alcalde, como el concejal de Atención Social, Óscar García, del PP, y el gerente del IMAS, Javier Gutiérrez, manifestaron ayer que el albergue municipal, el único centro de estas características que existe en la Isla, no es el lugar adecuado para una convalecencia hospitalaria ni para atender a mayores ni a ciudadanos con problemas de salud mental.

En concreto, el Consistorio chicharrero reclamará la ayuda del Estado, del Gobierno canario, del Cabildo y del resto de ayuntamientos para poner en marcha un plan insular que dé solución urgente a la situación de las más de 300 personas sin hogar que son atendidas diariamente en la capital (en esta cifra se incluyen los ciudadanos que duermen en el albergue municipal o en centros de acogida de entidades sociales, los que pernoctan en asentamientos y los que duermen en la calle), especialmente a los mayores de 65 años y a las que tengan problemas de salud mental, para los que se deben crear más plazas en recursos especializados. Según el estudio elaborado por el IMAS, el Ayuntamiento de Santa Cruz dedica dos millones a proyectos y programas de atención para este segmento de la población, "mientras que el apoyo económico directo de otras administraciones asciende a 837.707 euros". Asimismo, se indica en el documento que la capital cuenta con 214 plazas de alojamiento, mientras que la suma de las que ofrecen otros municipios (Adeje, Granadilla, La Laguna, Los Realejos y Puerto de la Cruz) solo asciende a 88.

El alcalde destacó que solo el 35% de los casos atendidos en el periodo comprendido entre 2012 y 2015 corresponde a personas empadronadas en la capital tinerfeña, por lo que el 65% "proviene de fuera del municipio chicharrero". Estos son de otras localidades españolas o foráneas (un 83% de nacionalidad europea, un 7,8% de nacionalidad africana y un 6,2% son americanos). "Este no es un problema producido por la capital. Necesitamos más recursos dentro y fuera de Santa Cruz, también en el Norte y en el Sur de la Isla para evitar el desarraigo de estas personas", apuntó el regidor.

De entre las 300 y 350 personas sin hogar que se encuentran en Santa Cruz, 76 pernoctan en 10 asentamientos localizados en distintos puntos de la ciudad. Los aledaños del polideportivo Pancho Camurria y el entorno del Parque Viera y Clavijo concentran el mayor número de casos. En 2015, la Unidad Móvil de Acercamiento (UMA) de la Corporación local atendió en la calle a 141 ciudadanos. De estos, 60 conocen y han utilizado alguna vez el albergue municipal, pero 80 personas fueron encontradas en la calle por primera vez y nunca habían usado los recursos del Ayuntamiento. "Santa Cruz acoge y mantiene en su territorio a todos aquellos ciudadanos en situación de vulnerabilidad o exclusión social que no encuentran respuesta a sus necesidades en otros ayuntamientos", apuntó el alcalde. En 2015, fueron atendidas en el albergue "499 personas distintas", dice el estudio.

Pero la situación empeora si se tiene en cuenta que el 25% de las personas que utilizan el albergue del Consistorio, situado en la calle Azorín, tienen problemas de salud mental. Con respecto a aquellos ciudadanos sin hogar que no acuden al Centro Municipal de Acogida sino que duermen en la calle, se estima que el 15% pueden tener alguna problemática de salud mental. "El sistema de recursos del IMAS, a pesar de la excelente labor desempeñada por el equipo de profesionales que lo atiende, no es el lugar más apropiado para dar atención a estas personas. Se antoja necesario establecer algún protocolo o convenio con las administraciones competentes en la materia para garantizarles una atención digna", manifestó ayer Bermúdez. El gerente del IMAS quiso dejar claro que el equipo que trabaja en el albergue "no es experto en salud mental". "Muchas veces sabemos que existe un problema por la forma en la que actúan los usuarios, pero no podemos diagnosticarlo. Hay casos de esquizofrenia, de trastornos de personalidad o de trastornos duales, pero el albergue no es un recurso especializado", añadió.

Asimismo, de los usuarios que se alojaron en 2015 en el albergue, más de la mitad tenían más de 60 años, y a fecha de 29 de febrero, se alojaban 16 ciudadanos mayores de 65. "En Santa Cruz es preocupante el aumento del empobrecimiento en personas mayores de 65 años. La ausencia de plazas residenciales suficientes y de servicios de día para estos ciudadanos obliga a su permanencia en el Centro Municipal de Acogida, que durante 2015 atendió a 29 personas de más de 65 años con muy bajo o ningún recurso económico", apuntó el alcalde nacionalista.

El regidor advirtió que "hoy en día, cualquier persona es susceptible de llegar a una situación de alta exclusión social, por la falta de empleo, por los años de crisis que venimos arrastrando, por rupturas familiares y por otros muchos motivos". José Manuel Bermúdez recordó que "más de 1.000 chicharreros no están viviendo en la calle gracias a las ayudas para el alquiler que entrega el Ayuntamiento de la capital".
La polémica sobre la elevada cantidad de enfermos mentales y de personas mayores sin hogar que tienen que ser atendidos en el albergue de Santa Cruz o que se encuentran en la calle por falta de plazas en centros especializados estalló después de que la opinión de tenerife publicase las declaraciones del gerente del IMAS con las que admitió, en una reunión con vecinos sobre el nuevo centro de mínima exigencia para indigentes que el Consistorio va a abrir en Buenos Aires, que Sanidad dejaba a enfermos mentales en las puertas del albergue.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine