Santa Cruz

Una chicharrera crea la primera empresa de comunicación para abogados de la Isla

La iniciativa de la emprendedora Lucía Sicre cuenta ya con más de una decena de clientes del Archipiélago y la Península

14.03.2016 | 11:28

La chicharrera Lucía Sicre es la fundadora de la primera empresa dedicada a la comunicación destinada a los despachos de abogados en Tenerife, Sicre Comunicación. Poco más de un año después de su creación, ya tienen presencia nacional. Esta joven tiene 32 años y es de Santa Cruz. Estudió Periodismo y Derecho en Madrid, donde trabajó también en el periódico El economista. Además, tiene estudios de Comunity Manager a través de la Universidad Nacional de Educación y Distancia (UNED). Tras doce años viviendo en la capital española tenía ganas de regresar a Tenerife y montar su propio negocio pero, como ella misma reconoce, no se atrevía a dar el paso.

Hace algo más de un año y medio su padre falleció, lo que la obligó a volver a la Isla durante un tiempo. Fue en este momento cuando decidió que había llegado el momento de abandonar El economista y comenzar a trabajar por su cuenta. "Decidí hacer con mi vida lo que yo quería y por eso pasé tres meses dando forma a la idea de negocio que quería poner en marcha", relata Lucía Sicre. Explica que en ciudades como Madrid son habituales los negocios de comunicación dirigidos a los despachos de abogados, así que decidió aunar sus dos pasiones para ayudar a todos aquellos que necesitaran dar un empujón a sus páginas webs y perfiles en redes sociales.

A pesar de la inexistencia de negocios de este estilo en Tenerife, Sicre explica que se trata de un sector complicado porque "hasta 2001, los abogados no podían publicitarse y, cuando al fin esa regla desapareció, ellos no sabían cómo hacerlo, por lo que tienen muchas dudas y no saben a dónde dirigir sus esfuerzos", relata la comunicadora.

Así, Lucía Sicre se dedica ahora a la redacción de contenidos para las páginas web de sus clientes, marketing online y gestión de las redes sociales. Y, explica, aunque en un principio creó su empresa para dar respuesta a las necesidades de los abogados, lo cierto es que en la actualidad cuenta con clientes de todo tipo. "De hecho, las primeras empresas que contactaron conmigo no eran despachos de abogados sino todo tipo de negocios", reconoce la joven.

Un año y medio después de poner en marcha Sicre Comunicación, "me veo un poco desbordada", reconoce la joven, quien no descarta contratar a alguien para que lleve el área de las redes sociales. No obstante, a lo largo de todo este tiempo ha colaborado con toros profesionales para ofrecer un producto completo a sus clientes y, por eso, cuenta por ejemplo con la ayuda de diseñadores gráficos. Y es que la chicharrera puso a andar su negocio en su propia casa pero hace unos seis meses se trasladó al espacio coworking Franja 47, en el barrio de El Toscal. "Necesitaba separar mi trabajo de mi vida personal", reconoce Lucía Sicre, quien en la actualidad cuenta con un decena de empresas fijas.

Cuenta con clientes de Tenerife y Gran Canaria y en los últimos meses también ha conseguido trabajar con algunas empresas de la Península. "El sector de la comunicación para abogados continúa funcionando mejor en ciudades como Madrid, pero cada vez hay profesionales más jóvenes que conocen la importancia de estar bien posicionados en internet", comenta la santacrucera.

De este modo, Lucía Sicre destaca la importancia de que las personas que se dedican a sector como el de las leyes están presentes en internet. "Esa es la otra oficina que existe en la actualidad, donde los posibles clientes nos pueden conocer, y por eso es tan necesario contar con una página web en condiciones", comenta.

A lo largo de este tiempo, Sicre se ha encontrado con clientes de todo tipo. "Hay algunos que colaboran más con las tareas que desempeñamos y otros que nos lo dejan hacer todos a nosotros porque no pueden o no quieren preocuparse por este tipo de tareas, pero yo creo que es muy importante que exista feedback para que yo sepa por dónde puedo trabajar", comenta la periodista.

Lucía Sicre resalta la importancia del trabajo en internet y en las redes sociales y comenta que una pequeña empresa nueva que pongan en marcha dos personas debería dedicarle entre una y dos horas al día a su "oficina en internet". Lucía Sicre explica que "los resultados a corto plazo, en el número de visitas a una página, se pueden notar en un mes, pero a largo plazo, los buenos datos se empiezan a materializar en torno a los seis meses", comenta. Ante todo, destaca Lucía Sicre, se trata de una ocupación que "lleva mucho tiempo y esfuerzo".

Sicre explica que ahora le gustaría poder empezar a trabajar con los colegios de abogados. Además, a lo largo de este tiempo ha tenido la oportunidad de entrar en contacto con otros clientes muy interesantes para ella. Así, resalta el caso de los captadores de socios para las ONG: "Me ha permitido conocer temas muy interesantes y disfruto mucho dando forma a todo ese material porque, además, me permite abrir mis horizontes", comenta.

Desde que puso en marcha Sicre Comunicación, la chicharrera no ha podido parar de formarse porque "en las redes sociales todo cambia a cada momento", explica. Y es que "en este trabajo no hay fronteras, y tampoco horarios", asegura la joven, quien sentencia que "montártelo por tu cuenta tiene cosas buenas y malas porque, aunque no hay horarios, puedo trabajar desde cualquier puntos del planeta".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine