¿Qué ven nuestros hijos en internet?

Los psicólogos exigen a los padres más control sobre los contenidos que consultan en la red

14.03.2016 | 13:11

¿Los contenidos de los vídeos del youtuber Ismael Prego Wismichu, similares a los del polémico show que estrenó el pasado fin de semana en Tecnológica Santa Cruz, son adecuados para niños y adolescentes? ¿Debían saber los padres el contenido de esos vídeos antes de permitir a sus hijos que acudieran al espectáculo? ¿Se pueden amparar estas especies de monólogos, llenos de insultos y comentarios sexuales, en la sátira y la ficción? Dos expertos consultados por la opinión de tenerife consideran que ni los contenidos son adecuados para menores, tengan la edad que tengan; que los padres deben controlar lo que ven sus hijos por internet y que nadie puede ampararse en la ironía para justificar unos comentarios que, creen, son "preocupantes" y pueden provocar "graves perjuicios" en los más pequeños.

Uno de estos expertos es la psicóloga Tamara de la Rosa. Incide en la responsabilidad de los padres sobre los contenidos que ven sus hijos en internet. "Los padres tienen que actualizarse y controlar lo que ven los pequeños en las redes, porque pueden ver todo lo que quieran, absolutamente todo. Tienen que vigilar las páginas que visitan, cómo se manejan en las redes sociales y con quiénes se relacionan. De lo contrario, se exponen a que los menores vean contenidos que pueden causar graves distorsiones y afectar a su educación y su conducta", explica.

Para De la Rosa, " los niños no tienen la suficiente madurez para valorar lo que ven y eso puede ser muy peligroso". Por ejemplo, la psicóloga cree que hay contenidos de Wismichu que "denigran a la mujer". "Claro que a los chicos les hace gracia que se hable de coño o polla. El problema es que pueden tender a imitar esos modelos, que generan violencia, acoso y desigualdad", considera Tamara de la Rosa.

El otro experto consultado, José Rivero, especialista en psicología educativa, puntualiza que el derecho a hacer sátira y ficción "no justifica" cualquier tipo de comentario. "Y menos ante niños y con sexo explícito e insultos vejatorios, como es este el caso, que construyen modelos inadecuados en los menores que están en pleno proceso de formación. Porque todos estos comentarios, en menores sin una buena base educativa, generan una distorsión que puede desembocar en actitudes violentas, acoso escolar o discriminación de la mujer".

José Rivero cree que la tecnología ha evolucionado de forma "tan rápida" que no ha habido tiempo de establecer "filtros" y "controles" para que, por ejemplo, los menores no puedan acceder a cualquier cosa en internet. "He visto a padres que dan teléfonos móviles a niños de entre cinco y siete años. Y con un móvil, ese niño puede tener acceso a todo tipo de información no apta para su edad". "¿Quién tiene la principal responsabilidad de controlarlo? Los padres", continúa el psicólogo, que considera que la falta de tiempo de algunos padres "no puede ser una excusa". "Siempre se puede ganar al menos una hora al día para charlar y vigilar a los menores, y garantizar que lleven un proceso educativo adecuado, la fortaleza y el criterio suficiente para saber lo que está bien y lo que está mal", concluye Rivero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine