El portavoz sindical de Teidagua afirma que dos empleados fueron despedidos

El presidente del comité de empresa niega la versión de Javier Abreu y aclara que una salida fue en su etapa y otra, negociada por el alcalde

14.03.2016 | 13:12
El portavoz sindical de Teidagua afirma que dos empleados fueron despedidos

Después de una semana de denuncias por parte del primer teniente de alcalde de La Laguna, Javier Abreu, que se inició el lunes con un comunicado y siguió en el pleno del jueves, sobre la ola de despidos -de entre 5 y 10- que supuestamente se había producido en la empresa Teidagua, de la que fue su máximo responsable público desde 2011 hasta diciembre de 2015, el comité de empresa confirmó ayer que dos empleados han sido apartados por decisión de la gerencia.

El presidente del comité, Marcos Álvarez, detalló que el primer despido fue el de un técnico electromecánico, que fue apartado de su puesto hace un año, cuando todavía Abreu dirigía Teidagua. "Fue un despido a dedo. No hubo ningún expediente disciplinario previo ni queja alguna sobre el trabajo de este compañero antes de despedirlo. De hecho, su trabajo lo cubren dos personas, lo que da una idea de la gran labor que realizaba", aseguró el representante sindical.

Álvarez admitió que la "perplejidad" que causó este despido improcedente hizo que el comité presentara una carta de repulsa al gerente y a Javier Abreu, en la que cuestionaban la medida dada la valía de este empleado y la "buena salud económica de la que goza la empresa". Según el portavoz de los trabajadores, el concejal socialista se comprometió entonces a que "no habría más despidos, pero no hizo nada para reincorpar al compañero".

El mes pasado, la dirección de Teidagua decidió despedir de forma fulminante a otra trabajadora. Esta vez a una administrativa, que tampoco había recibido ninguna sanción previa. El comité de empresa presentó otra queja al gerente y al alcalde, el nacionalista José Alberto Díaz, que a mediados de diciembre de 2015 asumió el cargo de Abreu en la empresa. El escrito advertía que la plantilla saldría a la calle a manifestarse dado el malestar que generaban decisiones arbitrarias como esta. "No nos merecemos que nos hagan eso en una empresa que da beneficios y que es referente en Canarias", destacó ayer el presidente del comité.

Si bien el comité puso el caso en manos de un asesor jurídico, la intervención del alcalde permitió que la trabajadora negociara su salida. "El alcalde se mojó y le dio la posibilidad de volver a su puesto, pero ella prefirió irse. Con la ayuda del alcalde se consiguió mejorar su indemnización e incluso la empresa le hizo una carta de recomendación", precisa el portavoz sindical.

El comité de empresa niega que la situación de los trabajadores haya cambiado desde la salida de Abreu de la empresa. La plantilla está compuesta en la actualidad por 154 empleados, un 95% de ellos con contrato fijo. En 2015 hubo seis contrataciones (cuatro temporales y dos fijos). Este año entraron otras cinco personas, tres indefinidos y dos temporales. "Esperamos que no haya más despidos injustificados. Antes de expulsar del campo hay que sacar tarjeta amarilla. Y si lo hacen, nos tendrán en la calle manifestándonos", recalcó Álvarez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine