La Laguna

"Por fin tenemos luz en casa"

Un matrimonio de Valle Vinagre consigue que el suministro eléctrico llegue hasta su casa después de 20 años

16.03.2016 | 01:01
"Por fin tenemos luz en casa"
Juan Manuel Báez y su esposa, María Carballo, festejando ayer el encendido de una de sus lámparas.

Un matrimonio de Valle Vinagre, en el entorno de Finca España, festejó ayer lo que consideran una "segunda Navidad". Tras casi 20 años viviendo en la zona, estrenaron el alumbrado eléctrico. María Carballo y José Manuel Báez vivían hasta este viernes sin posibilidad de hacer cosas tan cotidianas como encender la televisión, bañarse cómodamente con agua caliente o guardar la compra en la nevera.

Finalmente, y después de que el área de Servicios Municipales conociera su situación, este matrimonio disfruta ya de un servicio que para ellos ha sido como "un regalo". "Estuvimos aquí primero y sin motor durante algún tiempo", recordó ayer Carballo.

Todavía no se han acostumbrado a tener luz en casa. "A veces se me olvida. Esta mañana estaba en la cocina y oía un ruido que no sabía de dónde procedía. Luego me di cuenta de que era la nevera", explicó. Para esta lagunera y su marido, dedicados al cuidado del ganado, aún es una sorpresa abrir la puerta del frigorífico y descubrir que funciona.

"Mis hijos me la regalaron de sorpresa los pasados Reyes Magos porque ya nos habían informado de que iba a llegar la luz. A mi me dio miedo porque pensé que al final no saldría y nos quedaríamos con las ganas", explicó esta vecina. A doña María, como la conocen todos en la zona, se le saltaban las lágrimas al recordar la odisea que han pasado para conseguir la luz. "Durante años nos han dicho que era imposible, parecía como un tema tabú", indicó.

Tan poca costumbre tienen que ayer, pese a contar ya con su nevera, esta vecina lagunera volvió a preparar su mantequilla artesanal. "La suelo hacer cada dos días porque sin nevera se echa a perder", comentó.

El responsable de Servicios Municipales en el Ayuntamiento de La Laguna, Javier Abreu, visitó también al matrimonio y explicó cómo supo de su situación. "Estábamos en una de las reuniones que organizamos con las mujeres del programa de visitas a la playa y ella se levantó y contó su caso", recordó.

Tras una primera visita, los responsables del departamento se pusieron manos a la obra. Finalmente, y tras pasar la decisión por el pleno municipal y ser aprobada por unanimidad, el Consistorio asumió el coste de la instalación del alumbrado e inició las negociaciones con Unelco para proceder a la conexión. "Hace justo diez años llegó el alumbrado un poco más abajo pero nosotros nos quedamos fuera", lamentó esta vecina.

Se da la circunstancia de que este matrimonio vive justo en medio de un valle y a su casa se accede por una trabajosa pista. Esta lejanía parece ser uno de los motivos por los cuales, hasta ahora, no había sido objeto de instalación del servicio eléctrico. "Pusimos los postes y el cableado hace meses y pese a que se ha dilatado más de lo esperado, al fin estos vecinos tienen luz", aclaró el primer teniente alcalde.

A partir de ahora, y una vez consigan instalar una antena adecuada, María y José Manuel podrán disfrutar de un entretenimiento poco habitual en sus vidas hasta ahora: ver la televisión. "Como teníamos que usar el motor debíamos hacerlo el menor tiempo posible por el gasto de gasolina", explicó.

Por este motivo, y para ahorrar energía, apenas encendían el motor durante una hora por las noches. "Como no se sintonizan bien los canales veíamos cintas de vídeo con películas, la mayoría nos las sabemos de memoria", bromearon ayer. Con en todo, también en esto hay gustos, y si a ella le gustan clásicos como Sonrisas y lágrimas o Orgullo y prejuicio, él prefiere las películas del oeste.

El uso restrictivo del motor incluía la lavadora, que doña María ponía cuando podía. "Ahora podré lavar tranquila", festejó. Entre sus planes de futuro está el adquirir un termo eléctrico. "Tenemos uno a gas pero como el agua no llega con suficiente presión ya estoy cansada de tanto calentarla en calderos", explicó esta vecina.

Su marido, Juan Manuel también festeja la llegada de la luz porque además hará más llevaderas la labores con sus animales. "Con el motor no tenía suficiente energía para la ordeñadora", recalcó.

Doña María podrá ahora dar uso a los accesorios de cocina que le han regalado y dedicar menos tiempo a las tareas diarias. "Desde ahora este día se va a celebrar en mi casa porque llegó un momento en el que me vine a bajo porque pensé que nunca sería una realidad", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine