Tecnología

Solo dos de cada diez estudiantes de las carreras técnicas de la ULL son mujeres

La Universidad de La Laguna acoge un foro para destacar la presencia femenina en estas disciplinas

11.03.2016 | 11:09
Solo dos de cada diez estudiantes de las carreras técnicas de la ULL son mujeres
La periodista especializada en ciencia, Verónica Martín.

Las mujeres siguen siendo minoría entre los estudiantes de las carreras técnicas de la Universidad de La Laguna (ULL). En concreto, solo dos de cada 10 alumnos de estos grados son mujeres. Así lo afirmó la directora de la Unidad de Igualdad de la institución universitaria, Sara García, en el Women Techmakers. Este evento que se celebró ayer en la Escuela Superior de Ingeniería y Tecnología es el primero que se realiza en Tenerife y busca fomentar la presencia de la féminas en este sector.

García manifestó durante su ponencia que a pesar de que las universitarias son mayoría en la institución, –alrededor del 57% del total de las personas matriculadas–, en los grados técnicos, entre los que se incluyen las ingenierías y las arquitecturas, continúan siendo menos. La directora de la Unidad de Igualdad de la ULL señaló que incluso el número de alumnas había descendido en los últimos años.
En algunas de estas especialidades la falta de universitarias es todavía más evidente. "En Náutica solo el 17% de los estudiantes son mujeres, una cifra que baja hasta el 14% si hablamos de Informática", aseguró.

García expresó que en los másteres la reducción de alumnas en las especialidades técnicas se hace aún más acusada. "Entre el 80 y el 90% de los estudiantes de los postrados de la rama técnica son hombres", explicó.

Por otro lado, manifestó que existen carreras en las que hay una mayoritariamente presencia femenina. Las aulas de Turismo, Derecho, Farmacia o Logopedia tienen muchas más universitarias que alumnos masculinos.

La poca presencia femenina en las clases de las carreras técnicas fue constatada también por la Catedrática de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial, Pino Caballero. Ella manifestó que durante los 25 años que ha impartido docencia en Informática "me he dado cuenta que el número de alumnas en mis clases decrece".

"Soy mujer y matemática porque superé el estereotipo de que somos malas en esta disciplina". Con estas palabras comenzó Caballero el relato de su exitosa trayectoria profesional. Esta docente e investigadora puso de manifiesto también el bajo número de mujeres que han obtenido un doctorado en este tipo de disciplinas. Además, criticó que son muy pocas las investigadoras a las que se les premia. "Recibir premios y ser mujer son casi actividades incompatibles, porque para que dos mujeres reciban uno hace falta que ocho hombres lo hayan ganado primero", manifestó.

La baja cifra de catedráticas también fue objeto de debate en la ponencia que impartió Caballero. En el curso 2011/12 menos del 20% del total de catedráticos eran mujeres. "En estos momentos solo hay una rectora en las 50 universidades públicas del país", aseveró.

Para reducir estas cifras de desigualdad tanto en cargos directivos como en el estudio de carreras técnicas, la directora de la Unidad de Igualdad de la ULL manifestó que hay que hacer un esfuerzo por no seguir reproduciendo estereotipos, porque de no ser así se mantendrá "una división sexual del conocimiento". García explicó que la tecnología es una parte muy importante de la sociedad actual. "El poder tiene que ver con el acceso a las tecnologías y si las mujeres no tenemos conocimientos sobre ellas estamos renunciado a una cuota de poder importante", argumentó.

Apuntó que si las mujeres se excluyen de este sector "su capacidad no estará presente en el desarrollo de nuevas tecnologías".
Además, resaltó la figura del mentorazgo como un factor que podría atraer a las jóvenes a estos sectores. "Se tienen que identificar con alguien y por eso hay que darles visibilidad a las mujeres que trabajan en estas áreas", opinó.

En el evento también participó la ingeniera informática y responsable del Sector Público de Atos Canarias, María Montserrat Melo, quien contó su experiencia personal en un sector laboral todavía muy masculinizado. "Me he encontrado muchas veces en reuniones donde soy la única mujer", expresó. Comentó que a los seis meses de embarazo se vio en la calle por un despido. "Estoy segura de que si hubiera sido un hombre eso no me hubiera pasado", opinó.

Sin embargo, se mostró encantada de haber elegido esa profesión. "Disfruto mucho con mi trabajo y nunca me han faltado oportunidades laborales", afirmó.

La periodista, Verónica Martín, fue otra de las mujeres que intervino en el evento. En su ponencia expresó que se debe atraer a las mujeres a la ciencia a través del ocio y destacó otros eventos como la First LEGO League o la Tenerife LAN Party como actos democratizadores de la tecnología.

La primera edición de la Women Techmakers, –promovida por Jezabel Molina y Alexandra Rivero–, también acogió la conferencia de la doctora en Informática por la ULL, Carina González, en la que expuso las diferencias de género que existen en cuanto al uso de los ordenadores y de Internet. La ingeniera agrónoma, María Panizo, fue otra de las ponentes de la primera edición del Women Techmakers. Su intervención versó sobre su experiencia en su trayectoria profesional como mujer en un mundo regentado por hombres.

En el evento participaron también Berta Arbelo, Rocío Rodríguez y Laura Gómez. La primera de ellas disertó sobre la inserción laboral de las mujeres en este sector, sobre todo para trasladar a los estudiantes qué pueden esperar al terminar la universidad. La segunda dictó una conferencia sobre E-Dash, una plataforma Android para Dashcams. Por su parte, Gómez dio una charla sobre cómo es programar con Android nativo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine