La Laguna

El alcalde admite que "es muy difícil" que recupere su confianza en Javier Abreu

José Alberto Díaz cree que el líder de los socialistas evidenció su "pobreza dialética" al acusarle de apartarlo de Aguas para beneficiar a los "amigos de CC"

10.03.2016 | 12:40
Acto de homenaje al Día de la Mujer celebrado en Taco al que asistieron José Alberto Díaz (d) y Javier Abreu (i).

El alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, manifestó ayer sus dudas sobre la posibilidad de resolver la crisis de gobierno abierta con su socio, el socialista Javier Abreu, desde que el pasado 12 de diciembre decidió retirarle las competencias del área de Aguas. El edil lo acusó entonces de apartarlo para "beneficiar a los amigos de Coalición Canaria", haciendo referencia a los aguatenientes. Díaz considera que sus declaraciones evidenciaron su "pobreza dialéctica" y cree que es "muy difícil" que después de lo sucedido"pueda recuperar la confianza en Abreu".

"Hay momentos en los que la gente ya no sabe qué decir", criticó el alcalde durante una entrevista concedida al periodista Francisco Chavanel en Radio Faycán, en la que reconoció que las acusaciones de Abreu le molestaron porque son "una falacia". "Ya va siendo hora de que cambiemos los hábitos en política. Entiendo el debate pero esto es una acusación manifiesta. Y, desde luego, mi integridad no va a estar en juego por las declaraciones de algunos que creen que cualquier cosa está justificada", recalcó.

Según detalló, los motivos que lo llevaron a apartar a Abreu de la gestión de Teidagua son "claros y notorios". Como ejemplo, recordó que el primer teniente de alcalde "mandó a dos concejales a que se levantaran para ir al baño para hacernos perder una votación a posta" en el pleno.

Díaz confirmó que ha presentado un escrito a la Mesa de Seguimiento del Pacto entre CC y PSOE solicitando que Abreu retire esas acusaciones "que son totalmente inciertas". "Ni conozco a ninguno de los propietarios del agua ni se ha producido ningún cambio en ese sentido, ni antes, ni durante y tampoco cambió nada después de la salida de Javier Abreu", detalló.

El alcalde afirmó que prefirió utilizar esa vía y no presentar una demanda ante el juzgado porque cree que "estas cosas no corresponden al ámbito jurídico sino al político". "Yo no he acusado a nadie de corrupción y me parece grave que alguien lo haga conmigo", advirtió y añadió que él es un profesional de 51 años, que antes de iniciar su trayectoria política, hace cinco años, pasó la mayor parte de su vida trabajando en el ámbito privado como abogado, "ganándome los clientes por mi capacidad en la prestación de servicios".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine