La ordenanza que regula las pintadas y los ruidos, a debate en el pleno

La norma ha sido redactada por vecinos y colectivos sociales desde el año 2011

09.03.2016 | 10:35

El pleno que se celebra mañana en La Laguna servirá para debatir y aprobar de manera definitiva la Ordenanza Municipal de Convivencia, un documento que es "fruto del trabajo de colectivos vecinales, comerciales, culturales y políticos que han analizado las principales demandas recogidas durante años respecto a la convivencia ciudadana", según el alcalde José Alberto Díaz.

Fue en 2011 cuando se iniciaron los trámites para la constitución de este foro que presentó su primer borrador en 2013 y en 2015, ya como ordenanza municipal, fue aprobado de manera inicial. La primera reunión se celebró el 26 de marzo de 2012 y la última el dos de marzo de 2015. Hubo un total de 40 reuniones. Finalmente este jueves será cuando se apruebe de forma definitiva.

Según Díaz, se trata de "uno de los mayores procesos de participación emprendidos en el municipio, a través del que colectivos de diversa índole y la ciudadanía en general han podido poner sobre la mesa problemas generados por la convivencia y plantear posibles soluciones". El alcalde ha agradecido "a todos los que con su trabajo y tesón han hecho posible que esta ordenanza entre en vigor" y ha pedido a la ciudadanía "que contribuya a mantenerla viva, aportando ideas y soluciones para seguir mejorándola".

La ordenanza ha sido elaborada en el seno de la Comisión Ciudadana integrada por representantes vecinales, empresariales, de la comunidad educativa y la universidad, del ámbito de la juventud, técnicos y asesores del Ayuntamiento, concejales miembros de la Corporación y de otros colectivos que han "debatido y asumido las normas básicas que deben regir en este municipio para poder vivir bajo las premisas de la libertad propia y el respeto mutuo", según reza el propio documento.

Su objetivo no es sólo establecer unas obligaciones y sanciones, es principalmente el promocionar y proteger la convivencia "como valor fundamental de las relaciones sociales, tanto por parte de la vecindad como por parte de la Corporación". Además, pretende la protección de los bienes públicos como de las instalaciones y elementos que forman parte del patrimonio natural, cultural, arquitectónico y histórico-artístico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine