ÚLTIMA HORA
Desalojado el aeropuerto de Schiphol tras disparar la Policía a un individuo

El Ayuntamiento culmina la intervención de Emmasa pero crea un órgano de control

El Consistorio permite a la empresa del agua la subcontratación de obra nueva para desbloquear su ejecución, aunque deberá ser autorizada por la Junta de Gobierno

08.03.2016 | 02:00

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de la capital acordó ayer poner fin a la intervención de Emmasa (Empresa Mixta de Aguas de Santa Cruz), iniciada en 2014 por supuestas "irregularidades", aunque a partir de ahora toda su gestión será controlada a través de una comisión de seguimiento. Este nuevo órgano, cuya creación fue aprobada ayer, estará formado por seis vocales, tres serán personal del Consistorio y los otros tres de Emmasa. Con esta comisión, y según lo aseguró el alcalde, el nacionalista José Manuel Bermúdez, mejorará la comunicación entre la Corporación y la empresa, cuyo socio mayoritario es la multinacional Sacyr, y se incrementarán los mecanismos de control sobre esta.

Asimismo, el informe de acuerdo que aprobó ayer la Junta de Gobierno, al que ha tenido acceso la opinión de tenerife, incluye la decisión del Ayuntamiento de declarar subcontratable la ejecución de obra nueva por parte de Emmasa, con el fin de "desbloquear las inversiones ligadas al contrato". Y esto a pesar de que fueron las subcontrataciones de prestaciones realizada por parte de la empresa del agua lo que motivó la Intervención hace ya más de un año. Pero eso sí, y según se aclara en el escrito, para todas las subcontrataciones que se pretendan llevar a cabo, Emmasa deberá solicitar autorización expresa de la Junta de Gobierno, algo a lo que ha estado obligada desde siempre según el contrato firmado en 2006 entre Sacyr y el Consistorio chicharrero.

Precisamente, por realizar subcontrataciones sin permiso municipal durante los últimos años, la Junta de Gobierno ha decidido, tras la intervención, incoar un nuevo expediente sancionador a Emmasa. En este caso, son 17 los contratos que se analizarán en dicho procedimiento. Este expediente, que podría finalizar con una multa entre los 30.000 y los 450.000 euros, se suma a la sanción de 450.000 euros ya puesta antes de la Intervención también por otras 13 subcontrataciones "irregulares", decisión del Ayuntamiento que Emmasa ha llevado a los tribunales. Asimismo, y según adelantó este periódico la semana pasada, hay otros dos expedientes sancionadores abiertos, uno por la ocupación por parte de Santacrucera de Aguas de un edificio de la Depuradora y otro por la venta de agua a una empresa por un precio no autorizado.

Distinción

La distinción entre las prestaciones principales, cuya subcontratación está prohibida en el contrato, y las accesorias, que sí pueden subcontratarse pero con autorización municipal, es uno de los principales motivos de conflicto entre Emmasa y el Ayuntamiento. Para poner fin a dicho conflicto, y según se indica en el acuerdo, la nueva comisión de seguimiento analizará, en el plazo de dos meses y de forma pormenorizada, "cada una de las prestaciones subcontratadas por Emmasa, con el fin de conocer si, conforme al objeto y naturaleza de las mismas, cabe revisar el criterio para su distinción entre principales y accesorias". Tras la realización de este análisis, "se deberá proponer la incoación del preceptivo expediente formal de interpretación del contrato". "Culminado este, deberá obrarse en consecuencia, autorizando expresamente el órgano de contratación aquellas subcontrataciones vigentes que sean susceptibles de tal autorización o instado a su resolución en el caso de que no puedan ser autorizables", dice el acuerdo.

Y es que, según explicó el concejal de Servicios Públicos, el nacionalista Dámaso Arteaga, puede ser que Emmasa tenga razón cuando dice, por ejemplo, que es necesario subcontratar el servicio de reparación y mantenimiento de conducciones submarinas porque no se trata de una prestación principal, es decir, que la empresa del agua no tiene por qué contar con buzos para realizar este trabajo.

Por otra parte, en el plazo de tres meses, se deberá actualizar el importe de las inversiones ejecutadas por Emmasa a cierre del ejercicio 2015, con el objetivo de que se formule un Plan Director de los Servicios de Abastecimiento y Saneamiento que garantice el cumplimiento del compromiso de inversiones reflejado en la oferta de Sacyr cuando se firmó el contrato con el Ayuntamiento capitalino en 2006.

Además, a través del acuerdo aprobado ayer por la Junta se exige a Emmasa que en el plazo de un mes aporte la documentación respecto de los costes en que incurrió Valoriza Agua (empresa de Sacyr) derivados del personal que ocupaba puestos directivos en Emmasa, y si dichos costes fueron inferiores a los abonos realizados por esta, entonces "Valoriza estará obligada al reintegro de la diferencia"; toda la información necesaria para actualizar la cifra relativa a la inversión realizada hasta diciembre de 2015; un cronograma que garantice la reposición de la Provisión para Grandes Reparaciones en la cuantía utilizada para abonar gastos en indemnizaciones y planes de pensiones a su personal (nueve millones), y un informe en el que se justifique la efectiva transferencia del know how (conocimientos) desde el socio privado (Sacyr) a Emmasa.

En el plazo de tres meses, por parte del Servicio de Gestión y Control de Servicios Públicos del Ayuntamiento se deberá emitir un informe para elevarlo a la Junta de Gobierno, con la finalidad de dar cuenta de los trámites efectuados en cumplimiento de lo acordado ayer. Igualmente, y con carácter trimestral, dicho Servicio informará a la Junta de las actuaciones llevadas a cabo por la nueva comisión de seguimiento.

En concreto, la comisión estará formada por el concejal de Servicios Públicos, el nacionalista Dámaso Arteaga, por el director general y por el jefe de servicio, así como por tres vocales de Emmasa. Esta se reunirá con carácter ordinario con una periodicidad bimestral y en sesión extraordinaria siempre que lo requiera la importancia del asunto a tratar. La comisión también será la encargada de resolver las discrepancias existentes entre el Ayuntamiento y la empresa del agua; analizará las solicitudes de subcontratación, y estudiará y propondrá ordenanzas y reglamentos.

Aunque tanto el Interventor como los técnicos del área de Servicios Públicos han determinado que no existen motivos suficientes para poner fin al contrato establecido con Sacyr Vallehermoso y recuperar así la gestión pública del agua en el municipio, que es lo que reclaman los partidos de la oposición en el Consistorio chicharrero, el alcalde quiso dejar claro ayer que con la nueva comisión de seguimiento se controlará toda la gestión de Emmasa y, además, se insta a la empresa del agua "al escrupuloso cumplimiento del contrato suscrito".

Asimismo, José Manuel Bermúdez destacó que por fin se desbloquea la ejecución de obra nueva por parte de Emmasa y manifestó que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife "estará muy pendiente de que se cumplan los compromisos de inversión para mejorar el saneamiento y la calidad del servicio del agua en el municipio".

"Las medidas aprobadas por la Junta de Gobierno Local suponen, sin duda, una mejora y un refuerzo en el control del servicio público. Además, la empresa ya sabe a qué atenerse y tiene una seguridad y unos plazos que cumplir para los trabajos que se han firmado", concluyó el alcalde del municipio chicharrero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine