Santa Cruz

El Consistorio inicia el expediente para resolver el contrato con Perrault

La Junta de Gobierno declarará la caducidad del informe iniciado en 2011 y será el órgano que asumirá la resolución del acuerdo

07.03.2016 | 01:23

El arquitecto reclama 300.000 euros

El equipo de Gobierno –formado por Coalición Canaria y el Partido Popular– aprobará este lunes en la Junta de Gobierno de Santa Cruz que se inicien todos los trámites necesarios para poder poner fin a la relación contractual que mantiene con el arquitecto francés Dominique Perrault. Según la propuesta de acuerdo a la que ha tenido acceso la opinión de tenerife, lo que se propone es "iniciar un nuevo procedimiento de resolución del contrato de asistencia técnica para la dirección de las obras comprendidas en el Proyecto de Ordenación del Frente Marítimo de la Playa de Las Teresitas, Zona de San Andrés, Fase de Acceso y Complementos, concediendo audiencia del contratista por plazo de diez días naturales".

No obstante, para poder incoar dicho expediente, que concluirá con la resolución del contrato firmado en noviembre del 2006 entre el Ayuntamiento de Santa Cruz y Dominique Perrault para que diseñara un proyecto de urbanización de Las Teresitas y su entorno, lo primero que tendrá que hacer la Junta de Gobierno es declarar que los trámites que se iniciaron en 2011 ya han caducado. Así, en otro de los puntos de la propuesta se especifica: "declarar la caducidad del expediente relactivo a la resolución del contrato de asistencia técnica para la dirección de las obras comprendidas en el Proyecto de Ordenación del Frente Marítimo de la Playa de Las Teresitas, Zona de San Andrés, Fase de Acceso y Complementos adjudicado al arquitecto Dominique Jean Paul Perrault mediante el contrato de fecha 6 de noviembre del año 2006".

Asimismo, en la propuesta se incluye "avocar la competencia que se delegó con fecha 13 de julio de 2015 en los Concejales Delegados en lo concerniente al inicio de procedimiento de resolución del contrato de referencia", es decir, a partir de hoy será la Junta de Gobierno, y no la Gerencia de Urbanismo como hasta ahora, la encargada de iniciar el expediente y resolver en el futuro el contrato entre el Consistorio y el arquitecto francés.

Pese a que ya han pasado 10 años desde que el Ayuntamiento de Santa Cruz firmara dicho contrato, lo cierto es que no fue hasta julio de 2011 cuando el pleno chicharrero decidió por unanimidad que se eliminara del futuro Plan General de Ordenación (PGO) el proyecto para urbanizar la playa capitalina. Aquel mismo año, el entonces concejal de Urbanismo el socialista José Ángel Martín –hoy en la oposición– daba comienzo a los distintos trámites para resolver dicha relación contractual.

Sin embargo, este expediente iniciado ya hace cinco años no pudo ser concluido debido a que el Consistorio chicharrero carecía de los fondos necesarios para poder afrontar las indemnizaciones exigidas por el arquitecto francés.

De hecho, Perrault le reclama a Santa Cruz unos 300.000 euros en concepto de indemnización debido a que ha sido el Ayuntamiento el que ha decidido romper la relación contractual existente entre ambas partes. Además, esta cantidad se refiere tanto a los dineros que el profesional ha dejado de percibir debido a que la obra de urbanización en la playa no se llegó a culminar como a los informes y trabajos que él y su equipo tuvieron que llevar a cabo para presentarle un proyecto al Gobierno local en aquellas fechas, el encabezado por el ya exalcalde de la ciudad Miguel Zerolo.

Aunque esa es la cantidad que reclama Perrault por dar por concluida su relación con la ciudad, el actual equipo de Gobierno chicharrero ya ha manifestado que no está dispuesto a pagar tanto dinero por zanjar este asunto. Así, en el nuevo expediente, los técnicos tendrán que calcular cuáles son las cantidades que ellos consideran que son las adecuadas para resolver dicho contrato. En el caso de que Perrault aceptara la indemnización propuesta por el Ayuntamiento, la ciudad podría dar por finalizada la urbanización de la playa.

Un plan de casi un millón y medio de euros

El Ayuntamiento de Santa Cruz adjudicaba en noviembre del 2006 las obras para urbanizar la playa de Las Teresitas al arquitecto francés Dominique Perrault, una adjudicación que supuso una inversión de casi 1.500.000 euros. Pese a que el profesional cumplió con su parte del acuerdo, lo cierto es que, poco después de haberse firmado, el Estado decidió que no iba a destinar las partidas que tenía comprometidas para ejecutar estos trabajos en la costa chicharrera.

Dicha decisión estatal fue el primero de los escollos a los que se tuvo que enfrentar el proyecto de urbanización elaborado por Perrault. A esta falta de financiación hay que sumar que la operación de compraventa de las parcelas de la playa se judicializó, pues todo parece indicar que el Consistorio chicharrero pagó a por unas parcelas que ya eran de su propiedad, asunto este que aún tendrán que dirimir los tribunales en la vía civil. No obstante, también está pendiente la causa penal del caso Las Teresitas, un proceso en el que se juzgará si los más de un centenar de investigados pudieron cometer irregularidades en la operación de compraventa de los terrenos. Así, la judicialización de las actuaciones llevadas a cabo en la playa fue otro de los motivos por los que el proyecto diseñado por Perrault no llegó a llevarse a cabo.

Ya con la llegada de José Manuel Bermúdez a la Alcaldía de Santa Cruz, el entonces equipo de Gobierno –formado por nacionalistas y socialistas– acordó por unanimidad en un pleno celebrado en julio de 2011 renunciar a la idea del arquitecto francés y sacar dicha propuesta del Plan General de Ordenación (PGO) del municipio que en aquellos años aún se estaba elaborando.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine