Estación de esquí del Teide

El vídeo de dos jóvenes isleños que practican ´snowboard´ en el Parque Nacional supera las 40.000 visitas en solo cuatro días

07.03.2016 | 13:00
Estación de esquí del Teide
Imagen de Josué González y Gero Abreu en el Teide.

La gran nevada caída en el Parque Nacional del Teide ha sido una ocasión perfecta para que los tinerfeños amplíen su álbum de recuerdos blancos con nuevos selfies y una jornada familiar haciendo muñecos de nieve o lanzándose con los plásticos o las alfombras del coche ladera abajo. Pero, en esta ocasión, además, unos deportistas han podido sacar sus tablas de snowboard para realizar uno de los deportes que más le gustan.

Estas imágenes o las de la Guardia Civil esquiando en plena nevada y algunos montañeros alcanzando el volcán a pie han dado la sensación de que el Teide se había convertido en una estación de esquí.

Josué González es un amante de los deportes de aventura. De ahí que sea dueño de Roctrail, una tienda de montañismo de Los Realejos. Él, junto a su amigo Gero Abreu, colgaron el pasado domingo un vídeo de su aventura en snowboard en la plataforma Vimeo y, en apenas cuatro días, ya habían superado las 40.000 visitas. En las imágenes puede verse la ruta que de estos jóvenes a pie y el descenso con sus tablas por la corona forestal, donde está el cortafuegos que une La Fortaleza con la ladera de Tigaiga. "No esperábamos tener tanto éxito con este vídeo", dice González, para añdir: "Solo lo hicimos para enseñárselo a los amigos y cometimos el pequeño error de no poner el nombre de la tienda pues nos hubiera dado mucha publicidad".

No es la primera vez que deciden lanzarse a la aventura en el Parque Nacional ya que, según reconoce Josué, practican este deporte en el Teide desde el año 2003 y siempre han subido vídeos a internet. Sin embargo, este año, quizás acompañados por la expectación que causó la nevada, "fue un boom porque el vídeo estaba más currado", afirma.

Pero llegar hasta la nieve no ha sido fácil, ya que las carreteras de acceso han estado cerradas durante varios días, por lo que para poder disfrutar de este deporte han tenido que subir por la pista de La Guancha que va a los campamentos de El Lagar y Barranco de la Arena. El coche lo dejaban cerca de Piedra de los Pastores y luego realizan un trayecto a pie de dos horas hasta La Fortaleza. Tras todo este recorrido llega el momento más especial: la bajada, que se concluye en unos 10 minutos. "Vamos con el chip de disfrutar y por eso tardamos más, porque si no podríamos hacerlo en tres minutos", afirma González.

Ambos son técnicos superiores de Actividades Físico-Deportivas y aunque ya habían esquiado con anterioridad, "fue en el ciclo cuando nos metieron la idea del snow". "Hicimos algún viaje a la nieve y por ahí comenzamos a flipar y ahora ya tengo dos tablas", matiza. Por ello, desde que nieva en la Isla aprovechan para usarlas. "Ya este año me quité el gusanillo", asegura González, quien ya ha subido al Teide tres veces en esta nevada y se está planteando otra nueva ruta pero para practicar escalada alpina con crampones y piolets. "Dependerá de lo que aguante la nieve porque con el calor y la calima de los últimos días se está derritiendo muy rápido", precisa.

Aún así, el deportista no recuerda ver el Teide tan nevado desde 1999, ya que, aunque otros años ha nevado, "ahora ha sido muy repartido, no solo por el Norte".

El joven explica que existen diferencias entre practicar snowboard en la Isla y en sitios adaptados. Así, destaca que "en el caso del Teide hay más dificultad porque al no haber remontes, ya que tienen que subir caminando. Pero, lo más positivo de todo, "es poder esquiar con el Teide de frente. Es un privilegio", asegura. Además, "aquí estábamos completamente solos".

A pesar de que estos jóvenes se han hecho conocidos en las redes sociales, Josué González asegura que "no somos los únicos. Hay más gente de lo que parece que esquía en el Teide, pero no se conoce".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine