Los casinos de Tenerife cierran el año con la mitad de beneficios que en 2014

Las tres salas acaban el ejercicio con ganancias, pero pasan de los 919.748 a los 476.398 euros en total

05.03.2016 | 02:00
Uno de los crupier del Casino de Santa Cruz de Tenerife.

Los tres casinos del Cabildo de Tenerife cerraron el pasado año con casi la mitad de beneficios que en 2014. De acuerdo a los datos aportados por la Corporación insular, las ganancias de las salas de juego pasaron de los 919.748 a los 476.398 en el último ejercicio, unas cifras que fueron presentadas en la sesión del Consejo de Administración celebrada el pasado jueves. De estos resultados se desprende que, aunque las entidades finalizaron el periodo con resultados positivos, estos han sido mucho menores ya que presentan una reducción del 48,2% (459.874 euros menos), mientras que, por otro lado, lograron una pequeña rentabilidad que les salva de las directrices que marca la Ley de Racionalización de la Administración Local. Este es uno de los motivos que ha llevado a la Institución a estudiar la venta conjunta de los locales y aún trabaja en esa línea.

Según explica el director insular de Hacienda, Juan Carlos Pérez Frías, la idea es que los casinos de Playa de las Américas, Taoro (en Puerto de la Cruz) y el de Santa Cruz de Tenerife pasen a ser privados una vez que se ha "solventado" el peligro de disolución que sufrían los dos últimos ante las pérdidas que presentaron en años anteriores. Este escenario, sin embargo, desapareció en 2014 después de aplicar planes de ajustes que alteraron las cuentas de los tres y les llevaron a registrar beneficios, de acuerdo a las cifras facilitadas. El que presentó mayor ganancias, de hecho, fue el del Norte, al obtener 532.259 euros, seguido del de la capital, con 360.866, mientras que la sala del Sur fue la de menor rentabilidad al registrar solo 26.623 euros. Con el cierre del pasado ejercicio, la que ahora ocupa el último lugar es la de Santa Cruz, con 37.294 euros, a la vez que la de Puerto de la Cruz también muestra una disminución del saldo aunque continúa liderando la lista al conseguir 321.486 euros. Por su parte, el casino de Playa de las Américas es el único que ha logrado aumentar las ganancias, al pasar de los 26.623 a los 117.618 euros.

El mayor desplome, por tanto, lo sufre la sala de Santa Cruz, con un 89,7% menos de beneficios, de los 360.866 euros de 2014 a los 37.294 del pasado año. El Taoro, además, registra una caída del 39,6%, de los 532.259 a los 321.486.

Pérez Frías recuerda que la salida a la venta en un primer momento de la entidad del Sur "obedecía fundamentalmente a la entrada en vigor de la Ley de Racionalización, que evidentemente hacía presagiar por la experiencia de los dos últimos años la peligrosidad de la continuidad del Taoro y de la de Santa Cruz". Ante este panorama, era "lógico" que la Corporación quisiera poner en el mercado la que no estaba inmersa en esa circunstancia. Una vez "solventado ese paso" con los ajustes aplicados, ya que los casinos presentan beneficios, la Institución trabaja en la actualidad en el proceso administrativo para deshacerse de los tres este año.

Aún, sin embargo, se desconoce por cuánto sería la venta ya que el director insular de Hacienda indica que es necesario hacer una evaluación del precio en su conjunto, aunque apunta que "no necesariamente tienen que salir por más dinero que en la vez anterior", en 2014, cuando el Cabildo pidió 20,8 millones de euros por la sala de Playa de Las Américas y el proceso quedó desierto. Los resultados de los otros dos casinos "no son iguales" al del Sur y "habrá que ponderar todos los elementos y factores", agrega Pérez Frías, quien además avanza que "posiblemente" este paso vuelva a estar asociado al desarrollo de proyectos turísticos.

Pero antes de que salgan a la venta hay que "dar los pasos necesarios para evitar cuestiones que puedan paralizar el proceso", además de que está prevista una reunión con los empleados para empezar a hablar del proceso. Muchos son, sin embargo, los que critican la privatización de las salas e incluso a finales de año se creó una plataforma contra esta decisión formada por representantes de Podemos, Izquierda Unida, Ciudadanos, Sí se puede, los sindicatos UGT y CCOO, Intersindical Canaria, Plataforma de Afectados por la Hipoteca, Plataforma por la Defensa de las Pensiones Públicas de Tenerife y Prominsur, entre otras organizaciones. El motivo es que no solo defienden la labor social que realizan los casinos, sino que también destacan los ingresos millonarios que generan en su conjunto cada año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine