Romerías con vacas felices

Según los ganaderos, los animales que participan en las fiestas descansan y gozan de buena salud

02.03.2016 | 16:21
Celebración de la Romería de San Antonio Abad en Arona.

Las vacas que participan en las romerías isleñas descansan, gozan de buena salud y están controladas por un veterinario. Eso es al menos lo que aseguran los ganaderos de la Isla, quienes sostienen que algunas de las propuestas que los grupos animalistas han planteado al Cabildo tinerfeño y el Gobierno canario con el objetivo de garantizar el bienestar de los animales en las fiestas populares ya se están realizando. Por ello, los criadores invitan a estos grupos a que "vayan a una romería y estén con un ganadero para que conozcan cómo funcionan estas celebraciones de verdad".

El presidente de la Asociación de Ganaderos de Tenerife (Agate), Pedro Molina, detalla que las vacas que participan en los desfiles romeros descansan durante el trayecto. "No sé a qué se refieren con tener un descansadero, tenemos que conocer la propuesta, pero lo cierto es que en una romería los animales caminan y cada cinco minutos se paran y descansan", explica Molina. El presidente de Agate también aclara que en estas fiestas ya hay un veterinario que controla que las vacas estén en buenas condiciones. "Hay una norma que establece la presencia de este profesional. Es obligatorio", apunta el ganadero, quien añade que "se encargan de dar el visto bueno al animal".

En cuanto a la posibilidad de que los animales paren para beber agua, Molina señala que "no es conveniente" que abreven durante el recorrido "porque les hace daño". "Nunca les hemos dado agua. Las vacas beben cuando se termina el recorrido y llegan a su establo. Lo hemos hecho toda la vida así", reconoce el presidente de Agate.

Otra de las propuestas que los grupos animalista han puesto sobre la mesa es que los animales sean inspeccionados antes de empezar la celebración para que tiren de carretas de acuerdo a su peso y a sus condiciones física. Para Molina, "es de locos pensar que un ganadero vaya a poner a una vaca con una carreta con la que no puede". "Eso no lo hace nadie. El ganadero cuida del animal durante toda su vida y va a la romería a disfrutar, no a hacer sufrir a la vaca", afirma el criador.

En este sentido, el portavoz de Agate aclara que algunos polémicos incidentes como el que ocurrió en La Orotava el año pasado en el que un animal se desbocó durante el desfile romero no tienen nada que ver con el maltrato. "Ese accidente sucedió porque se partió el yugo y el animal se hizo daño", puntualiza Molina.

No obstante, el ganadero apunta que desconoce las ideas planteadas por los grupos animalistas y que determinará si están dispuestos a cambiar algunos hábitos cuando las estudien.

El Gobierno, el Cabildo y distintos colectivos a favor de los animales están trabajando en un protocolo que adecue las condiciones de los animales en las fiestas populares de las Islas. Además de las romerías, esta iniciativa contempla adaptar a la norma europea el traslado de los camellos que participan en las cabalgatas navideñas así como un cambio radical en el evento de La Noche de los burros que se celebra en La Laguna.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine