ÚLTIMA HORA
Santa Cruz

El Ayuntamiento elimina tres casetas del Pancho Camurria, donde aún quedan 19

Son dos trasteros y una infravivienda vacíos desde hace cinco meses

02.03.2016 | 10:18
El Ayuntamiento elimina tres casetas del Pancho Camurria, donde aún quedan 19
josé luis gonzález

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife procedió en la mañana de ayer a la demolición de tres casetas ubicadas en la barriada del Pancho Camurria. Se trata de una infravivienda y dos trasteros que, según el Consistorio capitalino, llevaban cinco meses vacíos y donde solo había chatarra. Además, el ocupante de una de las casetas se encuentra ahora en el Centro Municipal de Acogida.

La Corporación municipal sostiene que para llevar a cabo este operativo es necesario contar con un documento firmado en el que los ocupantes de las casetas den su autorización. Sin embargo, varios de los afectados denunciaron ayer que los operarios de Urbaser comenzaron a desmontar sus chabolas "sin previo aviso" y sin que les dejaran sacar muchos de los objetos que tenían en estos espacios.

El Ayuntamiento de Santa Cruz informó, en el mes de septiembre del pasado año, que iba a iniciar un operativo en las inmediaciones del Pabellón Pancho Camurria para desalojar a las más de 30 personas que vivían en esta zona. A lo largo de este tiempo, los agentes de la Policía Local y los operarios de Urbaser han intervenido de forma mensual hasta desalojar a una veintena de personas. En la actualidad, se registran 19 construcciones en el Pancho Camurria.

Se trata de un trabajo que realizan de manera conjunta las Concejalías de Seguridad Ciudadana, Atención Social y Servicios Públicos. La concejal de Seguridad Ciudadana y primer teniente de alcalde, Zaida González, explicó ayer que "estamos actuando de manera permanente desde septiembre y no pensamos parar a lo largo de este año. No tenemos prisa porque queremos que todo se haga bien pero tampoco vamos a detenernos".

La edil popular resaltó que, para desmantelar las casetas del Pancho Camurria, "se estudia la situación de cada una de las personas que viven en esta zona para confirmar que tienen un lugar al que ir. Además, procedemos a derruir las viviendas para que no lleguen nuevos inquilinos". González precisó, no obstante, que en algunas ocasiones no es posible desmontar las chabolas para asegurar la estabilidad de las otras infraestructuras en las que está apoyada y salvaguardar la seguridad de sus ocupantes.

Zouhair el Gharbi es uno de los ocupantes de las tres casetas que ayer fueron destruidas. Es marroquí pero lleva en Tenerife ocho años, seis de los cuales ha estado viviendo en estas casetas frente al Pancho Camurria. Ayer explicó que nadie le había avisado de que su chabola sería una de las que Urbaser iba a demoler y lo averiguó cuando se despertó por la mañana y vio llegar el camión de la empresa municipal de limpieza. "No sé qué voy a hacer a partir de ahora, ni dónde voy a poder guardar las pocas cosas que puse sacar de la caseta antes de que empezaran a desmontarla", comentó el marroquí.

José Manuel Ventura lleva cinco años viviendo en esta zona frente al Pabellón Pancho Camurria y se ha convertido en el patriarca del grupo de personas que habitan todas estas casetas. Ayer sostenía que la actuación del Ayuntamiento de Santa Cruz estaba paralizada y que habían puesto en conocimiento de la Plataforma Antidesahucios las acciones de la Corporación municipal. Así, anunció que hoy se producirá una reunión entre los vecinos y la asociación para tratar este asunto.

Durante la mañana también se encontraban entre las casetas del Pancho Camurria varios representantes de la Asociación en Defensa del Parque Cultural Viera y Clavijo. Su presidenta, Ana Mendoza, aseguró que "vamos a pedir la dimisión del concejal de Asuntos Sociales, Óscar García, porque es una vergüenza cómo está tramitando estas actuaciones". Al igual que los miembros de la asociación, los habitantes de estas chabolas criticaron que en los últimos meses no han recibido la visita de ningún representante del Ayuntamiento de Santa Cruz que se encargue de explicarles cuál es el operativo que están realizando.

En el poblado de chabolas junto al Pancho Camurria viven, en la actualidad, unas 30 personas. El Ayuntamiento de Santa Cruz asegura que todas las personas que ocupaban las casetas que se han derruido hasta el momento han encontrado otro lugar en el que dormir. "Algunos van ahora al Albergue Municipal, algún grupo ha podido alquilar un piso y otros, que son inmigrantes, han vuelto a sus países de origen", explicó la concejal de Seguridad Ciudadana, Zaida González.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine