Santa Cruz

El Consistorio atiende cada año a más de 200 mujeres dedicadas a la prostitución

El Ayuntamiento subvenciona con 20.000 euros un proyecto, a través del Centro de Orientación y Promoción de la Mujer La Casita, para atender a estas personas

29.02.2016 | 16:47
Una mujer que ejerce la prostitución en una de las calles de Santa Cruz.

El Centro de Orientación y Promoción de la Mujer La Casita atiende anualmente en Santa Cruz, a través de un proyecto subvencionado por el Ayuntamiento con 20.000 euros, a más de 200 ciudadanas vinculadas con la prostitución. Se trata, según ha informado a la opinión de tenerife el IMAS (Instituto Municipal de Atención Social) de la capital, de mujeres en situación de exclusión, bien derivadas por las Unidades de Trabajo Social (UTS) del municipio o que voluntariamente acuden a pedir ayuda. El proyecto subvencionado por el Consistorio chicharrero apoya, asesora y ofrece alternativas al ejercicio de la prostitución con el fin de que estas ciudadanas puedan iniciar una nueva vida.

Un 50% de estas 200 mujeres atendidas anualmente son extranjeras. De hecho, entre este grupo la mayor dificultad se encuentra en el colectivo de ciudadanas indocumentadas que recalan en la capital en concreto, y en la Isla en general, víctimas del tráfico de personas y por explotación sexual. Es un amplio colectivo de mujeres extracomunitarias que se encuentran sin protección social alguna, con las que se trabaja especialmente.

El Centro de Orientación y Promoción de la Mujer La Casita, situado en el centro de Santa Cruz de Tenerife, en la calle Carmen Monteverde, es un programa de Hermanas Oblatas y Voluntariado que desde 1988 ofrece diferentes respuestas a ciudadanas que se encuentran en situación de exclusión y dificultad social por su vinculación con la prostitución y que necesitan apoyo para iniciar un proceso de cambio que favorezca el desarrollo de sus potencialidades.

Además de las mujeres que ejercen la prostitución en la calle, con las que se puede trabajar, se ha detectado, a través del proyecto subvencionado por el Ayuntamiento de la capital, cada vez en mayor medida una red de ciudadanas a las que se prostituye en pisos, según informa el IMAS. El Consistorio indica que es muy difícil determinar su numero, si bien las Hermanas Oblatas colaboran con ellas y prestan su ayuda a la unidad específica del Cuerpo Nacional de Policía.

Las Hermanas Oblatas están presentes en los grupos de trabajo de las Comisiones Técnicas del Consejo Municipal de Servicios Sociales. Las mujeres con las actúan disponen de un amplio programa de acciones, tanto de la propia asociación, como actividades de esparcimiento y tiempo libre. Muchas de estas mujeres tienen hijos a los que también se atiende, aseguran fuentes del Instituto Municipal de Atención Social.

El concejal de Servicios Sociales en Santa Cruz de Tenerife, Óscar García, del Partido Popular, expresa "su interés por la calidad de la atención prestada a estas mujeres". El edil destaca que "el motivo fundamental para el ejercicio de la prostitución es la necesidad de recursos económicos y que en la totalidad de los casos existe de fondo una situación de vulnerabilidad y exclusión social que obliga a la mujer a prostituirse". El Ayuntamiento interviene, a través de proyectos como La Casita, en la prevención, la reducción de daños y el apoyo y la promoción de la mujer prostituida y su entorno familiar y social, añade el responsable del IMAS.

El proyecto del Ayuntamiento se puso en funcionamiento en marzo de 2015 y estará en marcha hasta noviembre del año 2017. La Ley 16/2003, de Prevención y Protección Integral de la Mujer es la base de este programa, que otorga al Consistorio chicharrero la competencia en materia de prevención y reducción de daños.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine