Solo 500 apartamentos turísticos solicitan su incorporación al registro autonómico

El INE estima que hay más de 14.700 viviendas vacacionales en la Isla

29.02.2016 | 17:20
Fachada de unos apartamentos turísticos en Arona.

Apenas medio millar de apartamentos turísticos de la Isla han presentado en el Cabildo de Tenerife la documentación para poder inscribirse en el Registro General Turístico de la Comunidad Autónoma de Canarias, desde la entrada en vigor de la normativa que regula las viviendas vacacionales en Canarias. El Instituto Nacional de Estadística (INE) estima que en Tenerife existen alrededor de 14.700 pisos de alquiler vacacional, pero según los datos facilitados por la institución insular solo ha habido 550 solicitudes, de las que se han autorizado 150.

El decreto que regula las viviendas vacacionales en el Archipiélago entró en vigor a final de mayo de 2015. Aunque fue una legislación muy demandada por quienes se dedican a esta actividad en las Islas, finalmente prohibió que los apartamentos que se encuentran en zonas turísticas de las Islas se dedicaran a esta actividad.

Según el vicepresidente de Asociación Canaria del Alquiler Vacacional (Ascav), Javier Valentín, en esta exclusión podría estar el factor determinante para que en la Isla no se hayan presentado más solicitudes de inclusión. "Solo se han podido regularizar menos del 10% del todas las que existen", señala, ya que la mayor parte de estas viviendas se encuentran precisamente en zonas de gran afluencia turística.

Para intentar cambiar esta situación, la asociación encargó un informe a u n profesor de Derecho Administrativo de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, que reveló que la normativa elaborada por el Gobierno de Canarias tiene más de 12 vulnerabilidades.

Al mismo tiempo, el Colegio Territorial de Administradores de Fincas de Santa Cruz de Tenerife presentó recientemente un informe jurídico de un profesor de la Universidad de La Laguna (ULL) que también duda de la legalidad del Decreto de alquiler vacacional. En él, se pide eliminar la prohibición del alquiler vacacional en suelo turístico por ser restrictiva de la libre competencia, al tiempo que considera también restrictivo prohibir el alquiler por habitaciones.

Sin embargo, Valentín no es demasiado optimista ante la posibilidad de que el Gobierno de Canarias cambie la normativa, al menos a corto plazo. "Yo creo que el Ejecutivo no tiene voluntad de hacerlo, expresa Valentín. Acusa al sector hoteleros tradicional de no querer que haya competencia "si no, no se entiende que no hayan autorizado los apartamentos vacacionales en zonas turísticas de las Islas",

Valentín también apuntó que el Cabildo de Tenerife "está poniendo problemas para regularizar aquellas viviendas vacacionales que se encuentran en suelo rústico", y asegura que es la única Corporación insular que está poniendo impedimento por esta causa.

Valentín también señala que "los datos del INE hay que valorarlos con cautela porque muchas viviendas no se han podido regularizar". Además, afirma que las páginas web donde se ofertan este tipo de alojamientos indican que la actividad en este sector se ha incrementado un 14% en el Archipiélago.

Sin embargo, Los datos publicados por el instituto apuntan que en los últimos años el número de apartamentos turísticos disponibles en la Isla se han reducido. Mientras que a finales de 2010, el INE estimaba que existían 15.284 viviendas turísticas, cinco años después la cifra había caído por debajo de las 14.800. En cuanto al número de plazas alojativas disponibles, el instituto estima que solo en la Isla casi 48.900.

El grado de ocupación de este tipo de alojamientos se situó por encima del 80% a finales del año pasado y se ha mantenido entorno a este porcentaje durante los últimos cinco años. En cuanto al número de personas que viven en la Isla de este tipo de negocio, el Instituto Nacional de Estadística cree que supera las 3.500 personas, una cifra que ha permanecido por encima de las 3.000 personas durante los últimos cinco años.

En cuanto a los datos a nivel regional, el INE estima que a finales de 2015 había más de 48.500 pisos que se alquilan a turistas en el Archipiélago. El grado de ocupación de estos apartamentos se situó al final del año pasado por encima del 79%. Además, el instituto apunta que el sector da trabajo a alrededor de 10.600 personas en toda Canarias.

Valentín expone que si existen este tipo de alojamientos vacaciones "es porque los turistas los demandan" y asegura que las previsiones de crecimiento del sector son muy optimistas. "Esta modalidad de turismo es una de las que más está creciendo", expone.

Para él la afirmación de que existe un tipo de turista para cada opción alojativa no es acertada. "No creo que sea diferente el tipo de turismo, todo depende de la circunstancia y las necesidades de la persona en cada momento", opina.

El documento normativo que regula el sector de las viviendas vacacionales en el Archipiélago expone que quienes quieran llevar a cabo esta actividad tendrán que presentar un documento de responsabilidad en los cabildos de cada isla. Este documento deberá incluir que el inmueble cumple con los requisitos que la normativa establece para este tipo de alojamientos. Entre ellos está por ejemplo, contar con un botiquín de primeros auxilios, perchas de material no deformable o una lámpara de lectura a cada lado de la cama.

Si la Corporación insular acepta la solicitud tiene 15 días para incluirla en el Registro autonómico . Posteriormente, aportará al interesado las hojas de reclamaciones, la placa identificativa y el libro de inspección. El propietario tendrá que esperar a recibir todos estos elementos para comenzar la actividad, sino quiere correr el riesgo de ser sancionado. Las viviendas vacaciones deben tener además expuestos los precios del servicio de alojamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine