El Cabildo invertirá 26,5 millones para asegurar sobre todo el suministro de agua

La mayoría de los fondos serán para reducir las pérdidas en el sistema y mejorar la calidad del abasto

25.02.2016 | 02:00
La mala calidad del agua lleva a miles de tinerfeños a comprar agua embotellada.

Asegurar el suministro de agua en la Isla es uno de los retos que se ha marcado el Cabildo de Tenerife para el presente ejercicio, de ahí que 15 de los 26,5 millones de euros que invertirá en esta materia vayan para ese fin. Aunque la mayoría de los fondos irán a parar a la mejora de su calidad y a la disminución de las pérdidas en el sistema, la Corporación insular tiene previsto utilizar el resto de la financiación para el saneamiento, la depuración y el drenaje de pluviales, así como para el desarrollo de la tecnología y la planificación hidrológica.

El consejero encargado del área en la Institución, Manuel Martínez, fue el encargado de exponer ayer todas las acciones que se van a llevar a cabo con cargo a esta partida y destacó que de los 15 millones que se destinarán al abastecimiento, 12.700.000 euros se utilizarán para la red de traslado de los 28.000 metros cúbicos al día de las desaladoras de Granadilla de Abona y Fonsalía (en Guía de Isora), dos infraestructuras que "garantizará" el suministro a la población hasta la cota de 400 metros sobre el nivel del mar de Granadilla y Guía de Isora (donde se encuentran estas plantas) y de San Miguel de Abona, Arico y Santiago del Teide.

En este mismo apartado, el Cabildo también ha programado la construcción de depósitos en seis municipios –La Guancha, San Miguel de Abona, El Tanque, Los Silos, Granadilla y Santiago del Teide– y la mejora de los que están en La Orotava y El Rosario, aunque estos últimos serán costeados a través del Plan de Cooperación Municipal. En La Matanza, además, realizará intervenciones relacionadas con la aducción a la balsa de San Antonio para que la red de riego en la comarca de Acentejo sea más eficiente, mientras que la Corporación pondrá 600.000 euros para instalar una tubería que transporte el agua desalada del campo de golf de Buenavista a la localidad, lo que permitirá mejorar su calidad y el suministro de la Isla Baja.

Aparte de estos trabajos, la Institución tinerfeña prestará apoyo técnico a los ayuntamientos, sobre todo, para intentar poner fin o reducir las pérdidas de abastecimiento que se registran en las redes locales, valoradas por el Tribunal de Cuentas en 24 millones de euros en el caso de Tenerife. "El Cabildo debe apoyar a las localidades para recuperar ese dinero", destacó Manuel Martínez, para posteriormente mencionar como último punto de este eje el plan de empleo con el que se contratará personal para que se ocupe del mantenimiento de las infraestructuras hidráulicas.

El segundo apartado de mayor relevancia en cuanto a inversión es el que tiene que ver con el impulso de los sistemas de saneamiento y depuración, al contar para este ejercicio con 10.245.000 euros. Entre las acciones que llevará a cabo la Corporación a través del Consejo Insular de Aguas (Ciatf) están la estación de bombeo en Arico, la depuradora de Fasnia, el plan de etapas de la estación de bombeo de Santa Cruz y el sistema de tratamiento en la Isla Baja (Garachico-Los Silos).

A estas mejoras se suman las obras a desarrollar en las plantas de Adeje-Arona y Valle de La Orotava y la colocación del colector de aguas residuales de Puerto de la Cruz, necesario para poder rehabilitar la playa de Martiánez, apuntó el consejo del área, quien informó respecto a la depuradora del Valle de Güímar de que el Cabildo está pendiente de la sesión de suelo por parte del Gobierno canario para poder acometer los trabajos de la primera fase de la infraestructura y la cabecera del emisario del Polígono Industrial.

El tercer eje que se lleva mayor financiación es el drenaje de pluviales, con un presupuesto para este ejercicio por parte de la Corporación de 873.000 euros. Con este dinero, la Institución finalizará las actuaciones que se ejecutan en la actualidad en Santa Cruz, las de los barrancos de Las Huertas y Tío Pino.

El cuarto es la planificación hidrológica y la instalación de las infraestructuras en un sistema de telecontrol. Según explicó el responsable insular de Aguas, este apartado contempla el nuevo censo de galerías y pozos y el segundo ciclo del Plan Hidrológico de Tenerife que espera tener finalizado el próximo año. A estas iniciativas se suman la intención de recopilar datos sobre los fenómenos adversos con el objetivo de que permitan analizar el riesgo de inundaciones en la Isla y que el consumo de abastecimiento urbano sea telemático, un avance informático que espera poder iniciar en este ejercicio.

Por su parte, el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, destacó que el Ciatf recupera con este programa un "tono inversor muy potente" al "triplicar" los fondos "respecto al periodo anterior" para comenzar a responder a los retos que marca el Plan Hidrológico, que fija en los en torno 500 millones de euros las obras a desarrollar en Tenerife y que deben acometerse "entre los distintos actores", aparte de la Corporación, los ayuntamientos y los gobiernos de Canarias y España.

El mandatario tinerfeño afirmó con este plan la Institución asume la parte que le corresponde y solicitó al resto de administraciones que inviertan en el sistema, aunque reconoció el "esfuerzo" por parte del Ejecutivo regional para poner en marcha este año las dos desaladoras de Granadilla de Abona y Fonsalía. Por otro lado, especificó que la intención de la Administración insular es que el Plan de Cooperación actual, que acaba en 2017, sea prorrogado dos años más para que concentre su financiación en el drenaje de pluviales y la depuración a nivel municipal, de forma que los ayuntamientos "contribuyan en este tema".

Para finalizar, el consejero insular destacó que a medida que entre agua desalada al sistema se logrará una mayor calidad en el abasto, lo que tendrá un impacto en aquellos municipios afectados por exceso de fluoruro, y detalló que está previsto que en el Área Metropolitana comience a circular a partir del presente ejercicio.

A todas esas acciones por parte de la Corporación a través de este programa y del Plan de Cooperación hay que agregar las contempladas por el Estado por valor a los 110 millones de euros, como la depuradora del Oeste (Guía de Isora-Santiago del Teide), cuyo proyecto ya se está redactando.

Con todas ellas, "pretendemos acometer en estos cuatro años la solución definitiva a la depuración de las aguas de la Isla", sentenció Manuel Martínez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine