Güímar

El PP advierte de que hay varios inversores pendientes de instalarse en los barrancos

Los populares presentarán una moción para que se retire la Proposición de Ley que plantea clasificar como suelo rústico de protección ambiental las canteras de áridos

24.02.2016 | 13:09
Una imagen de las canteras de árido del municipio de Güímar.

Varios inversores privados están pendientes de poder instalarse en los barrancos de Güímar afectados por las antiguas canteras de áridos. Así lo reveló ayer el Partido Popular, encabezado por su presidente insular, Manuel Domínguez, quien aseguró que varios empresarios se mantienen a la espera de que se establezca una nueva ordenación del suelo en el municipio para poder implantar en esta zona actividades turísticas, alojativas, industriales y de ocio u otro carácter económico. Según especificó la alcaldesa güimarera, Carmen Luis Castro, las principales iniciativas se corresponden al megaparque de atracciones Mimiland Park, un proyecto de una depuradora y otro de una empresa de neumáticos así como varias ideas enfocadas a la agricultura y el medioambiente.

Con el objetivo de que estos proyectos salgan adelante, el grupo popular presentará una moción este viernes en el pleno de la Corporación insular en la que solicitará la retirada del Parlamento de Canarias de la Proposición de Ley (PPL) planteada por la Institución tinerfeña que pretende clasificar como suelo rústico de protección ambiental los barrancos de Güímar. Según el PP, esta categoría imposibilitaría la implantación de actividades de ocio, turismo o industria al aplicarle a la totalidad del territorio una categoría de protección ambiental. Para Domínguez, la PPL, que afecta a cuatro millones de metros cuadrados, "no permitiría el desarrollo económico del municipio y por ende, la generación de empleo".

Por su parte, la mandataria güimarera señaló que la moción abre una "nueva vía" para este espacio. Castro también reclamó una compensación por todo el árido que se extrajo de los barrancos así como que sea el propio municipio el que decida cómo restaurar la zona desde el punto de vista medioambiental y paisajístico. En este sentido, la alcaldesa reiteró que la inversión privada sigue apostando por Güímar "a pesar de la lentitud de la burocracia en las Islas". "¿Por qué Güímar no puede ser un municipio turístico", se preguntó la popular.

La proposición que plantea el PP también persigue que el desarrollo del municipio se haga a través del planeamiento territorial y urbanístico, con instrumentos de planificación unidos a documentos de sostenibilidad que garanticen un desarrollo sostenible, tanto ambiental como económico. Además, propone que la solución que se extraiga para Güímar sirva para otros recintos de carácter minero que existen en el resto de la Isla, como Los Pacitos, en Santa Cruz, o el Riquel, en Icod de los Vinos. Según los populares, no se trata de nada nuevo, ya que otras comunidades autónomas "han llevado a cabo soluciones que podrían asimilarse a los objetivos que pretende el Ayuntamiento sureño para el desarrollo del área".

Esta petición se produce después de que la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife condenara a tres areneros por la extracción ilegal de áridos en los barrancos del municipio dejando como resultado un territorio degradado con agujeros de más de 60 metros de profundidad. La sentencia firme especifica que para restaurar la zona, cuyo coste asciende a 279 millones de euros, deberá realizarse el oportuno plan de restauración por parte de las administraciones competentes, que son Gobierno canario, Cabildo de Tenerife y Ayuntamiento de Güímar.

Por otro lado, la portavoz del PP en el Cabildo de Tenerife, Ana Zurita, destacó que sería injusto que se establezca la categoría de protección ambiental en los barrancos de Güímar, pues de esta manera se limitarían los usos de la zona. "No es justo para los propietarios ni para el municipio que se mida todo el territorio por el mismo rasero", apuntó Zurita. La popular apostó porque, en base al borrador de la ley del suelo que impulsa el presidente del Gobierno canario, Fernando Clavijo, el Ayuntamiento controle su planeamiento y defina lo que quiere hacer con su territorio para desarrollar los conocidos como áridos de Güímar de forma sostenible desde el punto de vista económico y medioambiental.

Por último, el presidente insular, destacó que mientras Coalición Canaria "si cree en el desarrollo económico de Güímar", el PSOE se cierra en banda. "Los socialistas ya han dicho que mientras ellos lleven la gestión, el municipio no verá los proyectos que pretendemos", criticó Domínguez. En este sentido, el también alcalde de Los Realejos, insistió en que espera que CC le de su apoyo el viernes. "Perseguimos un mismo camino aunque, ahora mismo, a través de diferentes posturas", recalcó el del PP.

Antecedentes

La Proposición de Ley elevada al Parlamento de Canarias a iniciativa del Cabildo de Tenerife relativa a la ordenación de los Barrancos de Güímar y restauración de ese espacio fue aprobada por unanimidad en el pleno insular de julio de 2015. El PP, que en ese momento dio su apoyo a la iniciativa, afirma ahora que "estamos de acuerdo con el fin –la suspensión de la actividad extractiva–, pero no en las formas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine