Santa Cruz

El Cabildo reconoce que existe un déficit de recursos para mayores y enfermos mentales

La Corporación insular anuncia la creación de 1.000 plazas

24.02.2016 | 13:09
El albergue para personas sin hogar de Santa Cruz de Tenerife, situado en la calle Azorín.

El Cabildo, a través de la directora insular del IASS (Instituto de Atención Social y Sociosanitaria), Juana María Reyes, ha reconocido que existe un déficit de recursos para atender a enfermos mentales y a personas mayores. Reyes reconoció tal situación a la opinión de tenerife después de que este periódico publicase las declaraciones del gerente del IMAS (Instituto Municipal de Atención Social) de Santa Cruz, Javier Gutiérrez, con las que este indicó que el Hospital de La Candelaria deja en las puertas del albergue para personas sin hogar de la capital a enfermos mentales y con las que reclamó al Gobierno de Canarias y al Cabildo la creación de más plazas para atender de manera especializada a estos ciudadanos.

Precisamente, y para dar respuesta a este déficit, la directora insular aprovechó para anunciar que en esta legislatura se crearán unas 1.000 nuevas plazas, muchas de ellas en Santa Cruz de Tenerife, y que ya este año, una vez que se firme el convenio correspondiente con el Ejecutivo canario, se habilitarán más de 300, tanto para personas mayores como para ciudadanos que requieran de un tratamiento relacionado con la salud mental. En la actualidad, existen 3.910 plazas en la Isla. Por su parte, el área de Sanidad del Gobierno de Canarias no quiso realizar declaraciones al respecto.

El gerente del IMAS de Santa Cruz realizó tales afirmaciones el lunes durante una reunión que mantuvo con unos 30 vecinos y empresarios de Buenos Aires, barrio en el que el Ayuntamiento tiene previsto abrir el nuevo albergue nocturno para personas sin hogar, con 20 plazas que se sumarán a las 100 que tiene el Centro Municipal de Acogida situado en la calle Azorín.

Javier Gutiérrez respondió así ante la preocupación de los residentes y comerciantes de la zona, quienes manifestaron que, al igual que ocurre en el actual albergue, también en el nuevo "se mezclarán todo tipo de perfiles, personas que han perdido un trabajo, mujeres embarazadas, ciudadanos con problemas de drogadicción o alcoholismo, personas mayores que no tienen para comer o donde dormir y enfermos mentales". "Nos preocupa que ciudadanos con problemas de salud mental deambulen por nuestras calles y que no se les dé una atención más especializada", comentaron los vecinos en la reunión.

Precisamente, el gerente del IMAS de la capital reclamó al Gobierno canario y al Cabildo durante dicho encuentro, en el que también estuvo presente el edil de Atención Social, Óscar García, del PP, la creación de más plazas de salud mental y para mayores con el fin de poder ofrecer una atención más eficaz en el albergue de Azorín y en el nuevo centro que se pondrá en marcha en Buenos Aires y porque en total solo se contará con 120 camas para personas sin hogar.

Puntualización

Ante el revuelo provocado por las declaraciones del gerente del IMAS de Santa Cruz con las que indicó que el Hospital de La Candelaria deja a enfermos mentales en las puertas del albergue, ayer este quiso puntualizar a través de un comunicado oficial que tales afirmaciones se produjeron "en el contexto de una reunión con un grupo de vecinos planteada para informar y sensibilizar a la población" sobre la necesidad de abrir nuevas plazas de acogida para indigentes. "Cuando a una persona sin hogar se le da alta médica en un hospital, tiene como única opción los recursos sociales que hay en la ciudad. En el caso de Santa Cruz de Tenerife, normalmente acuden al Centro Municipal de Acogida. En muchas ocasiones se trata de ciudadanos que tienen que seguir un tratamiento, a veces prolongado o para toda la vida, por lo que esta alta médica puede poner al individuo en una situación de alta vulnerabilidad. Los equipos de trabajo social de los hospitales intentan derivar a estas personas a centros de acogida pero no siempre hay plazas disponibles y no pueden quedarse en el hospital", matizó Gutiérrez.

Asimismo, y tras asegurar que existe una buena colaboración entre el Ayuntamiento y el Hospital de La Candelaria, el gerente manifestó en el comunicado, al igual que lo hizo en la reunión del lunes, que la isla de Tenerife carece de plazas para personas sin hogar con circunstancias personales específicas como problemáticas de salud mental, adicciones o alcoholismo entre otras. "Es preciso aclarar que los centros que darían tratamiento adecuado a estas personas dependen de otras administraciones públicas", añadió.

El Ayuntamiento de Santa Cruz insistió ayer, a través del noveno teniente de alcalde y edil de Economía, el nacionalista Alfonso Cabello, en declaraciones a Radio Club, en que hacen falta más recursos en la Isla para atender tanto a las personas mayores sin recursos, pues el albergue también las acoge, y a los enfermos mentales. "Que estén conviviendo en el albergue ciudadanos con problemáticas muy dispares no es lo ideal. El Consistorio chicharrero soporta sobre sus espaldas el peso insular", añadió.

Por su parte, desde el Hospital de La Candelaria se quiso dejar claro que "en ningún caso se pone a nadie en la calle sin saber a donde va esa persona". Asimismo, la gerente de dicho centro sanitario, Mercedes Cueto, admitió en declaraciones a Radio Club y a raíz de la información publicada en la opinión de tenerife, que "hemos tenido pacientes con ingresos durante muchos días porque no hemos tenido un destino para darle el alta, un centro sociosanitario o social, incluso, en una ocasión, un ciudadano en situación de exclusión social estuvo dos años ingresado".

En este sentido, el Cabildo de Tenerife, a través de la directora insular del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria, también propone al Gobierno de Canarias que se revisen los protocolos y criterios de ingresos en los centros especializados para las personas sin hogar que necesiten atención en salud mental, "pues en la actualidad, la exclusión social por sí sola no es motivo de ingreso, a diferencia que sí lo es en el caso de las personas mayores". "Quizás el problema no sea solo de falta de plazas sino del protocolo actual de ingreso", añadió Juana María Reyes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine