ÚLTIMA HORA
Santa Cruz

El Ayuntamiento admite que Sanidad deja a enfermos mentales en la calle del albergue

El Consistorio reclama al Gobierno más plazas de salud mental en los hospitales y al Cabildo más plazas para los mayores, ya que el centro municipal de acogida solo tiene 100 camas para personas sin hogar

23.02.2016 | 12:10
Un momento de la reunión mantenida ayer entre representantes municipales y vecinos de Buenos Aires por la próxima apertura de un centro para indigentes.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife reclama al Gobierno de Canarias que habilite más plazas de salud mental en los hospitales y al Cabildo más plazas en centros sociosanitarios para las personas mayores con el fin de poder ofrecer una atención más eficaz en el albergue municipal y porque en dicho servicio, situado en la calle Azorín de la capital, solo se cuenta con 100 camas para ciudadanos sin hogar. El gerente del IMAS (Instituto Municipal de Atención Social de Santa Cruz), Javier Gutiérrez, admitió ayer que el Hospital de La Candelaria deja en las puertas del albergue chicharrero a enfermos mentales por falta de plazas en centros especializados para ellos. "Los dejan en la calle o nos los ponen en la puerta. Esta es nuestra lucha con el Ejecutivo canario y con el Cabildo, porque hacen falta más recursos y más plazas. No es lógico que en el albergue estén personas mayores que necesitan otro tipo de atención o ciudadanos que requieren de una atención de salud mental", añadió.

El gerente del IMAS realizó estas declaraciones durante la reunión que mantuvo ayer con una treintena de vecinos y empresarios del barrio de Buenos Aires, zona en la que está previsto abrir el nuevo albergue municipal nocturno, de solo 20 plazas más, que los vecinos de la Avenida Venezuela rechazaron, encuentro en el que también estuvieron presentes el concejal responsable del área, Óscar García, del PP, y personal de Grupo 5, entidad que gestiona la atención a los indigentes en el municipio. Javier Gutiérrez respondió así ante la preocupación de los residentes y comerciantes de la zona, quienes indicaron que, al igual que ocurre en el actual centro municipal de acogida, también en el nuevo "se mezclarán todo tipo de perfiles, personas que han perdido un trabajo o que no tienen dinero, mujeres embarazadas, ciudadanos con problemas de drogadicción o alcoholismo, personas mayores que no tienen para comer o donde dormir y enfermos mentales".

"Esto no es bueno ni para los propios usuarios del albergue ni para los residentes de las zonas en las que están ubicados estos centros. Y tampoco nos quedamos tranquilos si además nos reconocen que La Candelaria deja a enfermos mentales en las puertas del albergue de la calle Azorín. Los vecinos no nos negamos a la apertura del nuevo centro para indigentes en Buenos Aires, pero pedimos que se ofrezca tanto en este como en el que ya existe en Azorín una mejor atención, que no se mezclen perfiles que deben estar en otros lugares y que nos garanticen que no se producirá ningún problema. Incluso hay usuarios del albergue de Azorín que tienen miedo de dormir allí", comentaron los representantes vecinales, entre los que se encontraban miembros de las asociaciones de vecinos de Azorín y de Buenos Aires y la Plataforma 29-E, a la que pertenecen más de 25 entidades ciudadanas.

De todas formas, el gerente del IMAS comentó que en muchos casos el albergue municipal, al que diariamente acuden a almorzar 390 ciudadanos, es la primera atención que reciben las personas sin hogar que se encuentran en Santa Cruz de Tenerife y "ya después, conocida su problemática, se derivan a otros recursos en función del servicio que necesiten", aunque, insistió, es cierto que hacen falta más plazas de salud mental y para atender a los mayores en residencias. Con respecto al centro nocturno que se abrirá en Buenos Aires, cuyas 20 camas se sumarán a las 100 que ofrece el albergue de Azorín, el gerente Javier Gutiérrez manifestó que "serán ciudadanos seleccionados".

Por su parte, el concejal de Atención Social, Óscar García, del PP, también destacó que ya hay otros municipios que se están dando cuenta de la necesidad de abrir centros de este tipo o pisos de emergencia para acoger a familias sin vivienda, como La Laguna y Arona. "Estamos intentando implicar al Cabildo y al Gobierno de Canarias en esta problemática, aunque las cosas no van al ritmo que nos gustaría", admitió el edil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine