El Cabildo destinará casi 200 millones para carreteras en los próximos seis años

Este plan de inversiones plurianual permitirá la inserción laboral de unas 6.000 personas

20.02.2016 | 02:45
De izquierda a derecha: Miguel Becerra, Carlos Alonso, Aurelio Abreu y Ofelia Manjón.

El Cabildo destinará en los próximos seis años casi 200 millones de euros en un programa plurianual de inversiones que comenzará este año con 23.074.089 euros que se repartirán en 109 actuaciones por toda la Isla. Este proyecto fue presentado ayer por el presidente y vicepresidente primero de la Corporación insular, Carlos Alonso y Aurelio Abreu, respectivamente; y los directores insulares de Fomento y Carreteras, Miguel Becerra y Ofelia Manjón, respectivamente.

Carlos Alonso explicó que "el plan supone un esfuerzo de inversión muy importante por parte del Cabildo", ya que será una aportación anual media de 32 millones de euros, aunque en este primer año será unos 23 millones, ya que irán aumentando progresivamente. "El objetivo es intervenir en prácticamente toda la geografía insular para mejorar el viario de la red insular de carreteras que se encuentra en mal estado", destacó el presidente. Aunque Alonso destacó que "inversión es igual a empleo", por lo que gracias a estos trabajos en las carreteras insulares se conseguirá también la inserción laboral de alrededor de 6.000 personas durante todo el proyecto. "En la Isla hay más de 70.000 parados de larga duración y eso es un problema que tenemos que resolver con programas efectivos de inversión", matizó Carlos Alonso, quien añadió que "el sector de la construcción es importante para reducir el paro de larga duración".

En concreto, de los casi 200 millones, la mayor parte se destinará a la rehabilitación y refuerzo del firme (57.586.177 euros), seguidos del acondicionamiento de travesías y peatones (52.057.125 euros), acondicionamientos y variantes (39.179.259 euros), intersecciones y enlaces (28.355.578 euros), seguridad vial y señalización (996.000 euros), ámbito insular (5.068.128 euros) y alumbrado (2.574.000 euros).
Además, este proyecto se une al de mantenimiento de las vías, que cuenta con un presupuesto de más de 12 millones de euros al año y otras actuaciones en materia de paisaje (986.475 euros), mejora del acceso de las bicicletas al viario insular (350.000 euros) y desarrollo de la red de fibra óptica (2.778.558 euros), lo que supone para este año más de 40 millones de euros.

El presidente insular dejó claro que las más de 100 obras que se realizarán este año no corresponden a grandes labores, sino pequeñas intervenciones pero muy intensivas en trabajo. Alonso agregó que este proyecto "surge del consenso político" y que quiere ser equilibrado, por lo que se realizarán reuniones con todos los ayuntamientos y con los sectores profesionales.

Miguel Becerra destacó que "la carretera no es solo un soporte de coches, sino también de actividad social, económica y turística". Así, señaló que más de 40.000 coches de alquiler circulan diariamente en la Isla por lo que "son personas a las que también les tenemos que permitir accesos de calidad y seguros para que conozcan los valores patrimoniales y naturales que tiene la Isla". Por lo que se han seguido estos criterios para realizar los trabajos en las carreteras.

Para realizar el diseño de este programa, la Corporación insular ha tenido en cuenta tres cuestiones principales: las carreteras con mayor número de concentración de accidentes, el número de usuarios de la vía, y las vías reconocidas por un mayor componente turístico y paisajístico. En concreto, los trabajos previstos para este año son: las mejoras en la autopista del Norte (TF-5), con 1,3 millones de euros; el refuerzo del firme de las dos autopistas de la Isla (TF-1 y TF-5), con 820.530 euros; la mejora del alumbrado en la TF-1; y las carreteras TF-28 entre los municipios de Santa Cruz y Arico, por valor de 1.286.000 euros; las vías de La Orotava y Los Realejos tanto entre La Perdoma y La Cruz Santa (1.289.000 euros) como entre Benijos y Palo Blanco (706.000 euros); la TF-65 de San Miguel (972.000 euros); TF-66 de Arona (687.000 euros); la TF-665 de Guaza a Los Cristianos (599.000 euros); la TF-445 de Buenavista (568.000 euros); la TF-152 de Tacoronte (562.000 euros); la rotonda de Armeñime, por valor de 651.000 euros; y la carretera de Puerto de la Cruz por Martiánez, que tiene un coste de 600.000 euros y que precisamente la intención es que no se vea afectada con las fuertes lluvias como ha ocurrido estos días.

El proyecto también incluye las variantes en Alcalá, en Guía de Isora, donde se variará el tráfico de la TF-47 para que esta vía se convierta en una travesía con un uso más urbano y adecuada al uso turístico, y que el tráfico pase por una nueva vía. Y en Las Galletas, se variará la TF-66 para permitir la ejecución de la rehabilitación costera de la playa. También se mejorarán otras travesías hasta el año 2021.
Por su parte, Aurelio Abreu resaltó dos cuestiones. Por un lado, el carácter sectorial del plan que es "consecuencia de un gran trabajo del área" y el hecho de coordinar con otras administraciones y sectores implicados las 109 actuaciones "no es tarea fácil". Y, por otro, destacó "el respeto ambiental" del proyecto. "No solo hay que mirar la inversión en el sector vial, sino desde el punto de vista de seguridad y hacer atractivas las carreteras", agregó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine