Muere la artesana Clara Cano Quijada, una de las mejores roseteras de la Isla

El consejero Efraín Medina señala que "se ha ido un trozo de nuestro patrimonio"

14.02.2016 | 19:10
Muere la artesana Clara Cano Quijada, una de las mejores roseteras de la Isla

El Cabildo de Tenerife lamenta el fallecimiento el pasado jueves de la artesana Clara Cano Quijada, a los 92 años de edad. Era la rosetera más longeva de la Isla, y su buen hacer en este oficio la hizo merecedora de numerosas distinciones, como la del Premio Tenerife Rural a la Conservación del Patrimonio Agrario y de las Tradiciones Rurales, que le concedió en 2010 la Corporación insular tras la propuesta del Ayuntamiento; así como el reconocimiento a toda una vida dedicada a la artesanía que se le concedió en el año 2011 con motivo del Día Insular de la Artesanía.

El vicepresidente económico, Efraín Medina, manifestó su pesar por esta pérdida y señaló que "se nos ha ido doña Clara, un trozo de nuestro patrimonio; pero seguiremos luchado, mucho más si cabe, por conseguir que la roseta sea Bien de de Interés Cultural, como era su deseo. No descasaremos en nuestro empeño".

Clara Cano Quijada, natural de Vilaflor, fue siempre reconocida como un referente de la artesanía textil en la Isla. Comenzó desde niña a elaborar encajes, rosetas y macramé, y ya nuca dejó de hacerlo. Su presencia en las ferias de artesanía, tanto en el Archipiélago como fuera de él, era imprescindible en cualquier evento en el que estuviera representada la artesanía textil de Tenerife. Por este motivo, Efraín Medina lamenta profundamente su marcha y traslada a su familia y a todos los que compartieron con ella sus vidas, sus más sinceras condolencias. Medina reconoció, a través de las redes sociales, que Clara Cano deja "un legado impresionante tanto material como enseñanza inmaterial".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine