Santa Cruz

La papiroflexia hecha costura

El mejor patronista del mundo, Shingo Sato, imparte esta semana un curso intensivo en Las Indias a 25 alumnos llegados de todas las Islas

12.02.2016 | 12:19
La papiroflexia hecha costura

El Centro Integrado de Formación Profesional (CIFP) Las Indias recibió estos días la visita de un invitado de honor: El mejor patronista del mundo, Shingo Sato. El profesional japonés impartió el miércoles y el jueves una acción formativa en la que enseñó su técnica Transformación y reconstrucción a 25 personas en un curso de 16 horas de duración. Sato trajo a Santa Cruz de Tenerife su método, basado en la papiroflexia y la confección sin patrones.

En total, fueron 25 alumnos los que disfrutaron de las enseñanzas de Shingo Sato a lo largo de las últimas dos jornadas. Algunos son estudiantes del propio centro santacruero, mientras que otros son profesionales del sector que han llegado desde todos los rincones de Tenerife, Lanzarote y Gran Canaria. Todos ellos se mostraron muy ilusionados y con ganas de poder repetir este curso. Y, así, los organizadores de estas jornadas anunciaron ayer que ya preparan una nueva visita del diseñador japonés a la Isla para el año que viene.

Durante este nuevo ciclo, Sato impartirá el mismo curso del que han podido disfrutar los alumnos durante estos dos días y, además, otro con un nivel más avanzado. Y es que, explicaron los organizadores de este curso, los encuentros de Shingo Sato se tienen que organizar con un año de antelación.

Su método se denomina reconstrucción transformacional y se basa en la recreación de figuras geométricas, drapeados, volúmenes 3D y en la técnica japonesa del origami. Shingo Sato se caracteriza por utilizar una metodología práctica, en la que los alumnos aprenden haciendo prendas y experimentando con su sistema de patronaje. El profesional mostró cinco técnicas a lo largo de este curso: transformaciones de pinzas y drapeados para faldas y corpiños, y bolsillos origami.

El diseñador ha presentado este sistema de costura en escuelas de todo el mundo como Parsons, Central Saint Martins School o Bunka Fashion College. En la actualidad, los workshops de patronaje experimental del japonés son una de sus actividades más demandadas, puesto que resultan avanzados y vanguardistas; así como los cursos que imparte.

Shingo Sato cuenta con la experiencia de haber trabajado con maestros como Azzedine Alaia, en París, o la marca Trussardi, en Milán, entre otros. En el año 2002 creó en Tokio su estudio de diseño, en el que comenzó a desarrollar sus propias colecciones.

Cristina Martins fue una de las 25 alumnas de Shingo Sato durante estos dos días en Las Indias. Ella no es estudiante del centro chicharrero pero no quiso perderse esta oportunidad, puesto que el patronista solo ha visitado el Archipiélago en dos ocasiones: acudió a Gran Canaria la pasada semana y estos dos días ha estado en Tenerife. Fueron los estudiantes los que se interesaron por la posibilidad de que el profesional viajara hasta la Isla. Gisela Fortuna, de Work Experience Fashion, explicó que "a Shingo Sato le gusta llegar a sitios a los que pocas personas más suelen llegar" y, por esa razón, piensa repetir su experiencia en la Isla.

Cristina Martins relató que durante la primera jornada del curso intensivo se impartieron algunas técnicas que ya muchos de los alumnos conocían; sin embargo, ayer fue el turno de los procedimientos más complicados. "Es muy bueno verlo trabajar porque no es lo mismo ver los vídeos que están en internet que tenerlo tan cerca", explicó la profesional del sector de la moda. Otras muchas participantes llegadas desde otras Islas explicaron que, hasta el momento, "utilizaba el origami para relajarme y que ahora lo podemos aplicar a las telas es fantástico".

Así, las dos jornadas se dividieron en charlas, demostraciones y puestas en práctica de los conocimientos impartidos. Muchos de los alumnos resaltaron lo estricto que es Shingo Sato, quien mostró cómo se daba forma a una falda con pinzas en sus dibujos, drapeados u originales y coloridos bolsillos. Luego, los estudiantes solo tenían media hora para conseguir resultados similares a los del patronista japonés.

El jefe del departamento de Textil de Las Indias, Francisco Olivas, resaltó lo necesarios que son estos cursos intensivos para completar el aprendizaje de los alumnos del centro. "No podemos estar más contentos de tener a Shingo Sato aquí", sentenció mientras no se perdía ninguna de las explicaciones del japonés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine