Adeje

El Barranco del Infierno reabrirá sus puertas tras la muerte de una turista

Ayuntamiento y Cabildo acuerdan reanudar la actividad amparados en el informe que avala su puesta en servicio

12.02.2016 | 12:19
Una visitante descansa del recorrido por el Barranco del Infierno.

La entrada al Barranco del Infierno volverá a estar permitida. El Ayuntamiento de Adeje y el Cabildo de Tenerife acordaron en una reunión celebrada el pasado viernes la reapertura del sendero después de permanecer cuatro meses cerrado. El motivo que llevó a ambas administraciones públicas a prohibir el acceso fue el fallecimiento de una turista a causa de un desprendimiento en una ladera, la segunda que se produce en el espacio natural. Ante el suceso, se encargó un estudio con el objetivo de determinar la viabilidad de su puesta en servicio siempre y cuando no supusiera un riesgo para la vida de los usuarios y, tras conocerse el resultado favorable de este informe y debatirlo en ese encuentro, la comisión mixta se ha amparado en el documento para permitir de nuevo su funcionamiento.

Fue un suceso similar el que llevó a clausurar el paraje en 2010, cuando también perdió la vida allí otro visitante. En total pasaron seis años, hasta mayo de 2015, sin que el itinerario pudiera recorrerse, pero fue en esa fecha cuando volvió a reanudarse el servicio de la mano de la empresa Falinia. La concesionaria aplicó distintas medidas de seguridad, como que los clientes caminaran por los 6,5 kilómetros con casco, el establecimiento de un máximo de personas para el acceso al entorno, las rutas guiadas y la colocación de personal en los distintos puntos de la ruta para aportar información a los visitantes y preservar la seguridad.

Si bien el consejero insular de Sostenibilidad, Medio Ambiente, Aguas y Seguridad, José Antonio Valbuena, ya defendió en su momento que las medidas preventivas aplicadas durante los cinco meses de apertura en 2015 son "suficientes", no pasó por alto la necesidad de que el usuario también asuma que el Barranco del Infierno es "un ámbito con un riesgo importante".

Ante sus condiciones, la comisión mixta acordó reforzar las acciones de seguridad existentes, como la obligatoriedad de revisar el estado del sendero cada vez que se produzcan alertas meteorológicas, cambios de tiempo inesperados o cualquier circunstancia que pudiera hacer variar la situación de los caminos y las laderas de toda la Reserva Natural.

El Ayuntamiento especificó ayer a través de una nota que esta decisión se toma después de valorar todas las circunstancias que rodean a este espacio, como la gran demanda de visitas durante el año y el hecho de que se han seguido produciendo entradas en los cuatro meses que lleva cerrado, así como el riesgo que supone tenerlo clausurado sin un control eficaz de las personas que deciden recorrerlo.

Por estos motivos, el Cabildo y el Consistorio consideran que reabrir el acceso en las condiciones estipuladas con la empresa responsable de su explotación ayuda a controlar el número de usuarios diarios permitidos, 300.

La previsión, según fuentes consultadas, es que el sendero esté en servicio a partir de este lunes pero siempre y cuando se puedan resolver los flecos que quedan pendientes. La Corporación local, de hecho, advirtió a la concesionaria, con la que mantuvo una reunión esta misma semana, de que no podrá reanudar la actividad hasta que no lleve a cabo los oportunos trabajos de limpieza del itinerario tras estar durante este periodo sin mantenimiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine