Granadilla

Industria expone a información pública una modificación en la regasificadora

El principal cambio del proyecto consiste en realizar el vertido de agua de mar mediante una conducción situada en el interior de la escollera del dique de abrigo

10.02.2016 | 12:17
Obras en el puerto de Granadilla donde atracarán los buques con el GNL.

El área de Industria y Energía de la Subdelegación del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife ha expuesto a información pública la adenda al estudio de Impacto Ambiental del proyecto de la planta de regasificación del Gas Natural Licuado (GNL) en el municipio de Granadilla, según informó ayer el Boletín Oficial del Estado (BOE). En concreto, los cambios hacen referencia al modificado número 1 para usar como alternativa de vertido de agua al mar la primera en lugar de la tercera, que era la que se había previsto inicialmente.

Aunque ambas alternativas son viables según el Estudio de Impacto Ambiental del proyecto, la alternativa que se saca a información pública consiste en realizar el vertido de agua de mar mediante la conducción situada en el interior de la propia escollera de dique de abrigo de la dársena portuaria del municipio, realizando el vertido con una tubería submarina.

La documentación puede consultarse en las dependencias de Industria y Energía en Santa Cruz de Tenerife durante los próximos 30 días, con el fin de que puedan presentar las alegaciones oportunas.

La construcción de la planta regasificadora en Granadilla tiene muchos colectivos en contra. Así, la Plataforma Ciudadana contra el Puerto ha presentado alegaciones al considerar que el estudio de Impacto Ambiental elaborado por Enagás –empresa de la que depende el proyecto– no ha incluido ciertos temas como la distancia exigida por ley de una planta de regasificación a los núcleos de población, la falta de un informe de seguridad o la futura inoperatividad del puerto. Y Socialistas por Tenerife (SxTF) denunció en septiembre que la planta incumplirá el protocolo de Kioto al incrementar la emisión de gases de efecto invernadero con la emisión de metano.

Sin embargo, el pasado mes de octubre el Consejo de Gobierno del Cabildo emitió un informe favorable sobre la declaración de impacto ambiental de la planta regasificadora, después de que la anterior declaración fuese anulada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid en marzo del año pasado. En concreto, el informe de la Corporación insular es positivo tanto en lo que respecta al planeamiento, Medio Ambiente y aguas, aunque no es vinculante.

Aún así, la previsión es que las obras de la regasificadora puedan comenzar este año, aunque la declaración de Impacto Ambiental tiene que ser aprobada definitivamente por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine