Perfil

El faro que ilumina al viajero

El chicharrero Carlos Quintana vive un momento dulce en el mundo de la fotografía mientras continúa componiendo música y escribiendo

08.02.2016 | 13:21
El faro que ilumina al viajero

"Alguien que se quiera dedicar al mundo del arte no debe tener miedo, tiene que creer en él, trazar un camino y lanzarse a alcanzar su sueño". Ese es el consejo que da Carlos Quintana a todos aquellos jóvenes que, como él, quieran consagrar su vida al mundo de la creación. Quintana tiene 41 años y, aunque es de Santa Cruz, actualmente vive en La Laguna. Es, ante todo, un hombre polifacético y, desde que era pequeño su vida ha girado en torno a la cultura y la creación.

"Mi madre me llevaba todas las semanas al cine, así que decidí que yo quería ser actor de películas de Steven Spielberg", explica el artista a quien también le apasiona escribir, actuar e, incluso, componer canciones. Así, durante muchos años dedicó su vida a la interpretación. Sin embargo, sobre el año 2013 decidió romper con todo lo que había hecho hasta el momento. "Quería comenzar a contar mis propias historias desde la parte de detrás de un objetivo", explica el chicharrero.

El protagonismo que le daba ser actor le cansó y decidió crear el que hoy es su alter ego, El viajero del Faro. "Aunque mucha gente considera que es contradictorio, yo sostengo que viajar me enriquece pero, después tengo que apartarme de todo durante un tiempo para poder asimilar todo lo que he vivido. Soy viajero pero necesito mi propio faro para alejarme de todo", relata el chicharrero. Después de varios años dedicado al mundo de la fotografía artística, reconoce que se encuentra en un buen momento de su carrera. En la actualidad, algunas de sus creaciones se pueden encontrar en Espacio Abierto Galería de Arte, en Santa Cruz, en Ecléctico Café de Las Caletillas, en Candelaria; y en La Musa de Adeje, en el sur de Tenerife. "Me sorprendo cada vez que veo una obra mía expuesta porque lo veía como algo muy lejano cuando empecé en la fotografía", explica Quintana, quien solo piensa en seguir creando.

En la actualidad está trabajando en Sin rumbo project, una idea que lo ha llevado hasta ciudades como Ámsterdam, Barcelona, Viena, Bélgica o Praga a lo largo de los últimos tiempos. "Yo creo que todos somos viajeros y lo que trato de captar en esta serie es el movimiento de las personas que se encuentran en estas grandes ciudades e imaginar qué están pensando", explica El viajero del Faro.

Gracias a su trabajo, Carlos Quintana ha podido recorrer buena parte de la geografía mundial. "Mi lugar favorito es Europa pero también he viajado a América gracias a la película que rodé con los hermanos Ríos en Cuba, Mambí", recuerda el artista, quien, tras finalizar el rodaje, estuvo un tiempo viviendo en Miami. "No he estado nunca en Nueva York, es la gran ciudad que me falta por visitar y me gustaría mucho, sobre todo, por mi gran afición al cine", sentencia.

A pesar de lo viajero que es, Carlos Quintana nunca ha pensado en abandonar la Isla que lo vio nacer. "Tenerife es mi faro y siempre que viajo necesito volver a la Isla para volver a mi centro porque, aunque hay ciudades en las que me encantaría vivir, no me veo en ninguna otra parte", explica el fotógrafo. Aún así, reconoce que sí que quiere exporta su obra y que sus imágenes sean expuestas en otros países.

Cuando se le pregunta por un sitio especial para pasar el rato en Santa Cruz, Quintana elige el TEA. "Es una referencia para mí en el mundo del arte y me gusta mucho ir porque tienen una gran oferta cultura, con exposiciones, proyecciones de películas...", explica el artista, quien reconoce que le gustaría poder exponer Sin rumbo project en este espacio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine