Santa Cruz

Un arquitecto idea convertir el Balneario en centro de saunas y piscinas, al estilo romano

Pedro Domínguez Anadón, experto en Urbanismo, apuesta por salas de masajes, aguas termales y zonas de restauración a precios asequibles para los vecinos

07.02.2016 | 03:01
Fachada principal del antiguo Balneario de Santa Cruz de Tenerife, entre los barrios de María Jiménez y Valleseco.

El arquitecto experto en Urbanismo Pedro Domínguez Anadón propone la rehabilitación del antiguo Balneario de Santa Cruz como única solución para este espacio. Justo cuando comienzan a recogerse firmas por parte de los vecinos para solicitar al Gobierno de Canarias que intervenga y salve este inmueble, el responsable de proyectos como la rehabilitación del Paraninfo de la Universidad de La Laguna, aboga porque se rehabilite el edificio bajo un concepto global de "usos relacionados con la salud, el agua y de balneario, en un sentido tan amplio como lo hacían los romanos". Es decir, su intención es que ejerza de zona "socializante", en un intento por recuperar la relación con el mar, tal como se hacía antiguamente en este mismo lugar hace décadas.

Para Anadón, el programa para esta rehabilitación debería contener, entre otros aspectos, piscinas de agua de mar y de aguas termales, saunas, terapias sobre piedras calientes, salas de masajes, zonas de recreo y restauración siempre a precios asequibles. "La idea es que la gente vuelva aquí a echar el día tal como lo hacían en el antiguo Balneario", remarcó.

Para conocer la importancia de este inmueble, este profesional destaca también el valor de 6la antigua Batería de Costa, el inmueble que se ubica justo al lado del espacio que ocupa el Balneario. En su opinión conforme a la importancia histórica de cada uno de estos dos edificios y de acuerdo a la ordenanza municipal que trata de restablecer las condiciones de salubridad, seguridad y ornato de las edificaciones, "ambos edificios deberían ser rehabilitados íntegramente". "Pero es que además, y tomando la palabra al alcalde, cuando afirmó al comienzo de la legislatura pasada que "esta ciudad necesita recuperar el uso y disfrute de su costa" resulta que en este punto en concreto y en este tramo de costa se desarrollaron históricamente importantes usos ligados al mar por parte de la gran mayoría de la población de la ciudad y, esos usos, deberían ser recuperados".

Antecedentes

Domínguez Anadón recuerda que el Balneario fue un edificio diseñado por el arquitecto Domingo Pisaca y Burgada en el año 1932. Está situado en la Autovía de San Andrés donde se construyó como Balneario de la ciudad junto a la antigua Batería de Costa. Detrás de ambos edificios se fue ganando terreno al mar por lo que en la actualidad no se encuentran junto a la costa. En las décadas centrales del siglo XX el Balneario estaba rodeado de playas y de piscinas y fue el gran punto de encuentro de la ciudad con el mar. La Batería de Costa se intentó demoler para utilizarla como escollera por esas fechas, un propósito que fue paralizado por la Oficina del Plan General de 1983.

"La parcela que estuvo a unos pasos del mar hoy se encuentra urbanísticamente muerta; ha quedado aislada y su destino histórico hipotecado", expone el arquitecto. En la actualidad está situada entre la Vía litoral y la Vía de Servicio del Puerto. Con el paso de los años quedó separada del mar por esta última vía y por la amplia explanada para contenedores del Puerto. La Batería de Costa, una muestra de la ingeniería defensiva militar, tiene un grado de protección parcial en el Plan General de Ordenación (PGO), lo que significa que las instituciones tienen que proteger aquellos elementos del edificio que lo caracterizan y sirven de referencia para comprender su época, estilo y función.

Por su parte, el edificio del Balneario posee un grado de protección ambiental donde hay que proteger los valores de la fachada del edificio por su integración en el ambiente de la ciudad, como elemento que contribuye a la comprensión global del paisaje urbano. No precisa necesariamente el mantenimiento físico de la misma. "Se trata de una joya de la arquitectura racionalista de la ciudad", valoró el experto en Urbanismo. Para Anadón es importante destacar que "en la asignación de usos del actual PGO, ambos edificios constituyen un sistema general socio asistencial con la posibilidad de que en el análisis de la compatibilidad de usos, quepa la opción de tramitar una modificación a otros usos dotacionales alternativos cuya justificación estaría más que motivada".

Firmas

La plataforma ciudadana que trabaja para impulsar la rehabilitación del Balneario de Santa Cruz, que empezó el pasado día 1 a recoger que presentarán en el Gobierno de Canarias, trabaja ya en programar una nueva fecha para conseguir más rúbricas. La primera cita tuvo lugar junto al edificio abandona. Ahora, la intención es colocarse en zonas más céntricas, como la calle Castillo o la Plaza de La Candelaria. En su lucha, además de exigir que se intervenga de forma inmediata en el antiguo Balneario, también instan al Ejecutivo regional a cuidar la Batería de Costa.

Ángel López, portavoz de esta iniciativa, aseguró durante la primera recogida de que aun están pendientes de los permisos necesarios en la Subdelegación del Gobierno para poder emprender de nuevo su petición de . El primer lugar, junto al Balneario, fue más simbólico que efectivo, por el poco tránsito de viandantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine