La Laguna

La ULL desestima el dictamen del Cabildo que exige competencias en obras del casco

Dos expertos en Derecho Administrativo concluyen que el Ayuntamiento solo debe informar al Consejo de Patrimonio insular cuando las intervenciones afecten a un BIC

07.02.2016 | 03:01
Una casa del casco histórico con una malla para evitar posibles desprendimientos antes de su reparación.

La Universidad de La Laguna (ULL) ha desestimado los argumentos de la petición de la Comisión de Patrimonio para autorizar las obras que se realicen dentro de los límites del Plan Especial de Protección del Casco Histórico de La Laguna (PEP).

El órgano asesor del Cabildo encargado de supervisar las intervenciones, reformas o rehabilitaciones de los bienes afectados por la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias (LPHC) redactó un informe en 2014 acusando al Ayuntamiento de La Laguna de incumplir "sistemáticamente" la obligación de obtener "ya sea la autorización previa o ya sea la previa conformidad de este Cabildo que, como se verá, son exigidas por la Ley". En virtud de esta afirmación, y según sostienen también los concejales de Unid@s se puede, el Ayuntamiento podría llevar más de una década emitiendo licencias de obra en el casco de forma irregular.

Una vez recibido el dictamen, la Gerencia de Urbanismo y el departamento local de Patrimonio Histórico decidieron encargar un informe al Catedrático de Derecho Administrativo de la ULL, Francisco Villar Rojas, para aclarar la situación. El Consistorio lagunero considera que este tipo de intervenciones son de competencia municipal y que la concesión de licencias se realiza en base al PEP, un documento que fue aprobado previamente por el Cabildo. Con todo, y según confirman fuentes municipales, "por cuestión de deferencia institucional" desde el 2010 se están remitiendo informes al Consejo de Patrimonio sobre las licencias concedidas. Mientras, los miembros del principal partido de la oposición exigieron ayer la comparecencia de la edil de Patrimonio, Candelaria Díaz, para que explique "las consecuencias del dictamen sobre las licencias del casco histórico".

La Comisión Insular de Patrimonio, de hecho, ha instado a que se "revisen la totalidad de las licencias otorgadas en estos años por el Ayuntamiento de La Laguna". Para ello, ha solicitado un informe a la Gerencia de Urbanismo "sobre aquellas licencias que haya podido otorgar sin autorización previa o conformidad de este Cabildo, con vistas a su análisis y, en su caso, su revisión de oficio".

Con todo, y tras redactar dos informes jurídicos, tanto Francisco Villar como el profesor titular de Derecho Administrativo, Andrés González Sanfiel, concluyen en que esa autorización insular solo es preceptiva cuando se trata de un bien declarado de Interés Cultural (BIC). Es más, los expertos cuestionan en su segundo informe la buena voluntad de los técnicos insulares. "El informe insular se refiere al artículo 54.1 de la LPHC para justificar el control de los usos de cualesquiera bienes dentro del conjunto histórico pero, para ello, únicamente cita una parte del precepto con omisión del resto de su contenido. De este uso táctico e interesado de la disposición se extrae la habilitación del Cabildo, pero no solo se trata de un modo de entender el ordenamiento jurídico inadmisible sino, lo más importante, aquello que se emite muestra lo contrario de lo que se sostiene", explicaron los expertos.

El texto de los juristas asegura, además, que "encontrar la competencia en un precepto sancionador abierto como la ejecución de obras que quebranten la armonía del grupo constituye otro argumento falto de fundamento jurídico".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine