La Laguna

El portal de Transparencia municipal se queda con datos económicos obsoletos

Los altos cargos no declaran sus bienes como lo hicieron los del mandato anterior

05.02.2016 | 10:52
El alcalde, José Alberto Díaz (i), y el líder socialista, Javier Abreu, durante el pleno municipal.

La lista de los mayores proveedores es de 2013 y los contratos adjudicados, de 2014

El portal de Transparencia del Ayuntamiento de La Laguna comienza a tener un aspecto amarillento. La falta de actualización de los datos vinculados a la gestión económica hace que la iniciativa, que fue premiada por la federación estatal de municipios hace un año, pierda su sentido. Algunos de sus apartados han quedado tan obsoletos que ofrecen información sobre personas que ya pertenecen al Gobierno municipal. Es el caso del capítulo dedicado a los bienes de los altos cargos. El actual equipo de Gobierno local, que asumió las riendas del municipio en agosto del año pasado, no figura sino que todavía están colgadas las declaraciones de bienes del anterior alcalde –y el actual presidente canario–, Fernando Clavijo, y sus concejales.

Según el portal, Clavijo posee el 50% de una vivienda en La Laguna y un 33% de un local, y debe a los bancos 280.000 euros de un crédito hipotecario. El actual alcalde, que en el anterior mandato era concejal de Seguridad, tiene el 50% de una casa en el casco, el 30% de dos sociedades, un Mercedes Benz y debe de hipoteca 33.840 euros. También aparece el patrimonio de la nacionalista Candelaria Díaz y de cuatro de los cinco ediles socialistas, ya que Zebenzuí González es el único nuevo en el grupo.

La transparencia en las contrataciones y los costes de los servicios públicos también suspende. Resulta imposible averiguar cuáles han sido los mayores proveedores del Consistorio más allá de los correspondientes al año 2013, cuando Urbaser, PAU, Teidagua, Endesa, Compañía de Eficiencia y Servicios Integ y Promotora Punta Larga se llevaron los contratos más grandes, sin que se detalle los servicios que prestaron ni ninguna otra pista más allá del nombre de la empresa y el importe anual que recibieron. Antes y después de ese ejercicio, nada de nada.

La web, puesta en marcha en 2014, tampoco brinda a los ciudadanos información sobre el coste efectivo de los servicios públicos. Apenas se publica una tabla del Ministerio de Hacienda con datos de hace tres años que cifra en 55 millones el desembolso general. Lo mismo sucede con el reparto de subvenciones. Cada año el Ayuntamiento concede decenas de ayudas a organizaciones benéficas, vecinales, deportivas y culturales. Sin embargo, de las que ha concedido el equipo de José Alberto Díaz nada se sabe. Solo figuran las de 2013, con los datos que se cargaron para poner en marcha el portal.

En relación a las auditoría externas que realizan otras administraciones de las cuentas municipales tampoco aparece ningún análisis más allá de 2012. De ese ejercicio es el último informe del Fondo Canario Municipal, realizado por el Gobierno regional, y el de la Audiencia de Cuentas.

También hay un agujero opaco respecto a los balances de los presupuestos municipales. El más reciente es de 2013 y en sus más de 400 páginas explica, entre otros asuntos, que el municipio se financia en un 68% de los tributos que pagan los vecinos, un 15% proviene de fondos estatales, un 6,8% de la Comunidad Autónoma y un 9,5% de préstamos bancarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine