Empieza la lucha para salvar el Balneario

La plataforma ciudadana que defiende el edificio recoge firmas para exigir que se rehabilite

02.02.2016 | 11:39
Empieza la lucha para salvar el Balneario

Cansados de esperar por las administraciones han decidido ponerse manos a la obra, al menos con las armas que tiene en su poder. La plataforma ciudadana que trabaja para impulsar la rehabilitación del Balneario de Santa Cruz empezó ayer por la tarde a recoger firmar para conseguir que se devuelva esto espacio a los santacruceros y se convierta en una zona deportiva y de ocio para el disfrute de los vecinos.

Ángel López, portavoz de esta iniciativa, aseguró ayer que esta es la única medida que les queda para obligar a las administraciones a llevar a cabo un proyecto que recupere este espacio. Su objetivo es presentar estos apoyos en el Parlamento de Canarias, para que el grupo de Podemos presente una proposición al Gobierno regional, que actualmente es el propietario del edificio, para que lleve a cabo una rehabilitación de todo el espacio.

De esta manera al menos se obligará a los grupos políticos a votar y posicionarse sobre la situación que sufre el inmueble. "Podemos es, de momento, el único partido que se ha acercado a nosotros para ayudarnos, por eso estamos luchando para que presenten una propuesta que al menos sea debatida", reconoció ayer López. Para argumentar su postura, aseguró que el Balneario debe recuperar la esencia de lo que fue en el pasado, convirtiéndose de nuevo en un punto de encuentro de los santacruceros. Para la plataforma, en este espacio tienen cabida las piscinas, las cafeterías y las zonas deportivas de este edificio histórico de la capital que cerró sus puertas a principios de los noventa.

Aquellos veranos€

Ana López es vecina de María Jiménez y reconoce que durante gran parte de su juventud disfrutó junto a sus vecinos de las instalaciones del Balneario. "Su abandono ha sido durante años la desidia de las administraciones competentes, de las encargadas de velar por su conservación", explicó esta residente en la zona. "Es una pena que se haya cerrado en su momento y que ahora nadie sea capaz de darle de nuevo la grandeza que se merece, como lugar de encuentro que fue durante tantas décadas", remarcó.

De hecho, según recuerda, muchos niños de estos barrios de Anaga aprendieron a nadar en su piscina o en la playa aledaña, sobre todo en una época en la que no había nada más que hacer. "Justo ahora, cuando el resto de barrios de Santa Cruz tienen gimnasios y zonas de ocio para entretenerse, es justo cuando Anaga y sus barrios quedan relegados ante el resto", sentenció. Lo que ha hecho el Gobierno de Canarias., vallando todo el perímetro para que no caigan cascotes, es "una tomadura de pelo". "Parece que se quieren reír de nosotros", dejó claro.

En este mismo sentido se manifestó Carmen de la Rosa, vecina también de María Jiménez. En su opinión, cada día que pase, es un poco más complicado que se arregle el estado de abandono al que se ve sometido todo este inmueble. "Está claro que todo lo que se cierra y se deja de usar se estropea", valoró. Hace años, según indica este residente, muchos nadadores de elite entrenaron en esta piscina. "Era un orgullo para nosotros y ahora no queda nada de nada", argumentó.

Juan Manuel Pérez es vecino del barrio de Valleseco y un luchador incansable de la playa de este enclave de Anaga. Ahora se une a la lucha por el Balneario y su rehabilitación y recuperación. Sin embargo, no es la primera vez que defiende que este espacio debería haberse puesto en valor para garantizar su conservación de forma adecuada. "Es un edificio protegido y esa parece la única razón por la que no pueden echarlo abajo", subrayó. En su opinión, las instalaciones "están ahí" y solo hace falta acondicionarlas e invertir en el edificio para que no termine por caerse.

La plataforma ciudadana trabaja para impulsar la rehabilitación del Balneario de Santa Cruz pero también busca extender su propuesta a la Batería del Bufadero, a escasos metros del espacio que ocupa el Balneario. Se trata esta última de una infraestructura construida en el año 1657 para la que proponen que se cree un museo dedicado al Puerto de la capital tinerfeña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine