La Laguna

Una enmienda de C's permitirá bajar los tributos en el segundo trimestre del año

El pleno del miércoles aprobó que se diagnostiquen los problemas de recaudación, ya que en 2015 el Consistorio dejó de cobrar 13 millones en derechos reconocidos

29.01.2016 | 12:37
Teresa Berástegui.

La enmienda presentada por Ciudadanos (C´s) en el pleno de La Laguna del pasado miércoles para que se diagnostiquen los problemas de recaudación que se están produciendo en la Corporación local y se establezcan medidas correctoras al respecto, que contó con los votos a favor de todos los concejales, permitirá reducir la presión fiscal a partir del segundo trimestre del año. Así lo anunció ayer la portavoz del partido, Teresa Berástegui, quien aclaró que "todo dependerá de los resultados que se obtengan del estudio y de los acuerdos con los miembros del Gobierno local y la oposición". Aún así, resaltó que C´s insistirá para que "la reducción del IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles) sea uno de las primeras medidas que se tomen".

La concejal explicó que "hemos detectado un problema en la recaudación de la Administración del año pasado, ya que la previsión de los ingresos no corresponde con lo que realmente se recaudó". Así, por ejemplo, tan solo en lo que se refiere a derechos reconocidos, como pueden ser impuestos directos, como el IBI; impuestos sobre vehículos de tracción mecánica, plusvalías e IAE (Impuestos sobre Actividades Económicas) hay una diferencia de unos 13 millones de euros, porque aunque en las cuentas municipales aparece que debían cobrarse 55.844.047 euros, tan solo se recaudaron 42.403.287 euros. "Si no hubiera este desfase de 13 millones de euros, por ejemplo, ese dinero se podría invertir en medidas sociales o en reducir los impuestos a los vecinos", insistió.

Además, en concepto de tasas y otros ingresos también existe una diferencia de más de cuatro millones de euros, puesto que de los 16.785.574 euros que la Corporación local preveía recaudar en las cuentas del año pasado, tan solo cobró 12.629.371 euros. Es decir, recalcó Berástegui, "de los derechos reconocidos del Ayuntamiento tan solo ingresa un 75,77%".

El hecho de que exista esta diferencia en las cuentas provoca, tal y como explicó Berástegui, "que haya gastos que no se puedan asumir", lo que conlleva que se terminen subiendo las tasas a los ciudadanos para hacer frente a los pagos.

Para encontrar una solución a este problema, la propuesta de Ciudadanos consiste en elaborar un estudio sobre el sistema recaudatorio para comprobar cuáles son los principales errores que se están cometiendo en este ámbito y poder tomar las medidas correctoras oportunas. Así, el plazo previsto para la conclusión del estudio es al finalizar el primer trimestre de este año. La concejal aclaró que su propio partido se involucrará en el análisis de esos datos para, junto con el grupo de Gobierno y la oposición, "centrarnos y estudiar las medidas que podemos implantar". Por ello, a partir de ese momento, "se podrá trabajar en la reducción de la presión fiscal".

Los principales factores que han podido acarrear esta diferencia en las cuentas son: por un lado, una mala previsión de los ingresos que se pensaba obtener la Corporación local y, por otro, que no se han realizado correctamente los ingresos, no solo de las tasas que deben pagar los vecinos, sino, por ejemplo, en el caso de subvenciones de otras instituciones que no se han ingresado en los plazos estimados. Aún así, la concejal de Ciudadanos destacó la labor de los empleados municipales porque "hacen un trabajo titánico", ya que, señaló la edil, el Consistorio cuenta con menos trabajadores que otros ayuntamientos de las mismas características.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine