Bermúdez advierte al Gobierno de que no recibirá la Vía Litoral sin el túnel acabado

El Ejecutivo retoma la parte que le corresponde de los trabajos en la zona tras la suspensión de 2014

26.01.2016 | 10:08

El alcalde de Santa Cruz, el nacionalista José Manuel Bermúdez, advirtió ayer al Gobierno de Canarias que no está dispuesto a recibir la obra de la Vía Litoral sin que esté totalmente finalizada, es decir, con el túnel impermeabilizado y su superficie pavimentada. "La obra se tiene que dejar absolutamente terminada", exigió el regidor chicharrero, quien aseguró que uno de los problemas con los que los técnicos municipales se han encontrado es que en el proyecto no se contempla ni la impermeabilización del túnel ni la pavimentación.

"El Ayuntamiento no puede permitir esto, no podremos recibir la obra en esas condiciones", aseveró el primer edil de la capital tinerfeña, quien confió en que tanto la consejera de Obras Públicas del Ejecutivo canario, Ornella Chacón, como el director general de Infraestructura Viaria, José Luis Delgado, busquen los fondos que sean necesarios para que la ciudad pueda volver a conectarse con el mar.

En mayo del 2013, el túnel principal de la Vía Litoral –que une las avenidas de Anaga y Marítima– se ponía en funcionamiento. Un año más tarde daba comienzo la siguiente fase de la obra, es decir, la construcción de la vía de servicio portuaria y el túnel, un tramo que debe ser ejecutado entre el Gobierno canario y la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife. Así, mientras Puertos realizaba su parte de los trabajos presupuestados en 8 millones de euros, el Ejecutivo regional decidía suspender la suya debido a que carecía de presupuesto para continuar con los trabajos valorados en más de 5 millones de euros.

Pese a que esta misma semana el Gobierno de Canarias retomaba las labores en la Vía Litoral, obra que fue paralizada en 2014 debido a la falta de fondos, lo cierto es que el Ejecutivo solo dispone de una partida de 1,4 millones para acometer los trabajos este año. Por tanto, la Comunidad Autónoma tendrá que buscar los fondos que le faltan para poder finalizar la parte de los trabajos que le corresponden.

"Me alegro de que el Gobierno haya levantado la suspensión de la obra pero lo cierto es que con el dinero que está presupuestado para 2016, los trabajos se tendrán que volver a interrumpir en dos meses y medio", comentó Bermúdez, quien precisó que, para que la vía esté lista a finales de este año, la Consejería de Obras Públicas tendría que poner los más de 4 millones que se requieren.

"La falta de financiación es la primera dificultad a la que se enfrenta la finalización de esta importante obra para la ciudad", especificó el alcalde de Santa Cruz, para añadir que los trabajos también se enfrentan a otro escollo. "El segundo problema que tenemos es que la obra se tiene que dejar absolutamente terminada y en el proyecto no se contempla la impermeabilización del túnel ni la pavimentación de su superficie", afirmó.
Para poder acometer tanto la impermeabilización del túnel de la vía de servicio portuaria como su posterior pavimentación, se necesitarán otros 1,5 millones de euros, una cantidad que se viene a sumar a los 4,1 millones que costará la obra que le corresponde ejecutar al Gobierno de Canarias.

"Este es el proyecto más importante que tenemos en marcha en Santa Cruz, sobre todo, para que la ciudad pueda recuperar el mar pero también para mejorar la imagen que tienen los turistas cuando llegan a la capital y, además, para generar comercio", afirmó el primer edil chicharrero.

"Llevamos mucho tiempo esperando por este proyecto y, ahora nos encontramos con estas dificultades", insistió Bermúdez, quien recordó que si el Ejecutivo regional no finaliza su parte de los trabajos, no se podrá poner en marcha la vía de servicio portuaria pero también desarrollar el resto de iniciativas que están contempladas en el enlace puerto-ciudad.

En el proyecto diseñado por Herzong & De Meuron se contempla no solo un nuevo espacio para el disfrute de los santacruceros en las proximidades del mar, sino también que la zona disponga de servicios pero, para ello, primero las administraciones implicadas deberán finalizar las obras.

Una vez que los trabajos estén concluidos, la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife pondrá dar las concesiones para que los negocios y las empresas se puedan instalar en esta nueva zona de la capital tinerfeña. Por este motivo, el alcalde chicharrero exigió a la Consejería "respuestas rápidas y eficaces por parte de la consejera Chacón". "Espero que no busque el camino más lento para concluir los trabajos", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine