Economía Ahorro para los conductores

El combustible más barato de España

La gasolinera Disa de Las Chumberas y la Tgas de La Milagrosa son las que tienen los precios más bajos del municipio y están entre las más económicas de todo el país, según las últimas estadísticas del Ministerio de Industria y Energía

24.01.2016 | 19:34
El combustible más barato de España

El mercado de los combustibles está totalmente liberalizado, lo que permite que cada gasolinera fije sus precios. En Canarias, las ventajas fiscales hacen que los carburantes sean ya de por sí más baratos que en la Península. De ahí que dos gasolineras de La Laguna estén entre las que venden la gasolina y el gasoil más baratos de España. Además, la cotización del barril de Brent mantiene una tendencia a la baja hace meses debido al grave desequilibrio entre la oferta y la demanda de crudo en el mundo. En septiembre de 2014, el barril bajó de los 100 dólares. Traspasado ese límite, la cotización se ha desplomado hasta llegar a 28 dólares. Según los expertos, la retirada de las restricciones a Irán para la venta de crudo acentuará esta crisis y los precios podrían llegar a los 10 dólares. Pero como es un mercado a futuro, en el que las transacciones se hacen a largo plazo, los conductores han tardado en ver el litro de gasolina por debajo del euro. Estas son las dos gasolineras laguneras más baratas y de las más económicas del país, según el Ministerio de Industria y Energía.

Surtidores en femenino. La estación Disa que funciona en el aparcamiento de Makro, en el barrio de Las Chumberas, encabezaba la pasada semana la lista de las más baratas de La Laguna tanto en gasolina 95, el combustible más vendido, como en gasoleo. Una de las particularidades de esta gasolinera es que el personal es totalmente femenino. Lejos de los estereotipos, Natalia Pérez es la encargada de un equipo de cinco mujeres que atienden los surtidores y las cajas de esta estación que centra su actividad en la venta de carburantes y no tiene tienda ni cafetería. Blanca Martín es la encargada de zona de Disa. Asegura que este es uno de los puntos de venta de su red, de alrededor de 200 estaciones en toda Canarias, con más actividad. Ubicada a pocos metros del enlace de las arterias que vertebran el tráfico hacia el norte y el sur de la Isla y enclavada en la zona de mayor concentración de grandes superficies de todo Tenerife, Disa Las Chumberas apuesta por ajustar sus tarifas al máximo y compensarlo con una alta rotación. "Aquí repostan más de 900 vehículos al día, entre turismos, furgonetas y camiones, y lo habitual no es que le pongan 20 euros, como suelen hacer los conductores, aquí llenan el depósito", explica Blanca Martín.

La estación tiene tres surtidores multiproducto y uno exprés, que los conductores pueden utilizar pagando con tarjeta en el lugar, sin necesidad de ir a la caja. "En una estación con tanta afluencia de público este es un servicio que agiliza mucho", reconoce la jefa de zona.

La gasolinera abrió en los años 90's y forma parte de la red de Disa desde el 15 de octubre de 2014. Natalia Pérez apunta que gran parte de su clientela es fija". "Hay mucha gente que viene a Makro y aprovecha y reposta, pero también hay muchos otros que vienen por proximidad, porque son vecinos, porque les queda de paso o porque vienen atraídos por los precios porque se dan cuenta de que al llenar el depósito puede haber una diferencia a su favor de entre 8 o 9 litros entre las más caras y esta", destaca.

Y aunque no lo parezca, los conductores están muy pendientes de los postes de precios. "Aquí, de lunes a sábados abrimos a las seis de la mañana. Cuando llegamos, un ratito antes, siempre hay gente esperando y durante todo el día hay un goteo permanente", indica la encargada. Los días laborales cierran a las diez de la noche y los domingos y festivos abren de 8:00 a 21:00 horas. Este punto de venta también se caracteriza por su suerte. De hecho, fue uno de sus clientes quien ganó el sorteo de la empresa de un año de combustible gratis.

84 años llenando depósitos. La estación de servicio Tgas de La Milagrosa tiene detrás 84 años de historia y el récord de ser, desde hace décadas, una de las económicas del municipio. No hay tienda. Solo una pequeña oficina donde se despachan lubricantes, otros productos esenciales para el coche y cigarrillos. El desfile de vehículos por los surtidores no para y en las horas punta se forman las colas que caracterizan la estampa de este vía de entrada al casco histórico. La gasolinera fue fundada durante la Segunda República, en 1932. El propietario también tenía otra estación en la plaza Doctor Olivera. El negocio pasó a manos de su hijo y luego de su nieto Sebastián Montesdeoca, profesor retirado de Geografía e Historia del IES Andrés Bello, que lo heredó junto a sus dos hermanos aunque lo gestiona él junto a su esposa, María Jesús de La Fuente, profesora de Química durante 35 años en distintos institutos de Santa Cruz.

Montesdeoca comenzó a trabajar en la estación cuando iba a la universidad. Entonces había menos oferta y abastecían a toda la ciudad. Reconoce que desde hace décadas mantienen una "gran clientela de abonados", que compran a crédito y pagan a final de mes, entre la que figuran todos los apellidos laguneros de abolengo, personalidades destacadas que son vecinos, como Elfidio Alonso, taxistas y empresas de los alrededores. Hasta el Ayuntamiento repostaba su flota de vehículos allí, pero como la administración tardaba tanto en pagar sus facturas estuvo a punto de llevarlos a la ruina y decidieron cancelar el contrato.

Montesdeoca confiesa que los precios bajos comenzaron a ser un rasgo distintivo de esta estación a finales de los años 60, cuando su padre decidió ofrecer a los clientes una peseta de descuento en lugar de los vales de regalos que se repartían en esa época. "Los precios están liberalizados, cada estación puede fijar los suyos, pero hay un acuerdo tácito que hace que no entremos en una guerra de precios", detalla el empresario. En su Tgas los precios se renuevan los miércoles. Antes deben informar de sus tarifas al Ministerio. "Ellos controlan los precios de los postes por satélite y si no coinciden con los que se les envía multan a la gasolinera", asevera María Jesús de la Fuente.

De lo que los conductores pagan por litro de combustible, un 40% son impuestos. El operador, como Disa o Tgas, le vende a todas las estaciones al mismo precio y cada una fija su tarifa al público. La competencia se mueve en el terreno de las milésimas de euro.

Montesdeoca asegura que siempre ha mantenido la misma política de precios, ajustando al máximo para mantener la clientela y su negocio a flote. La estación da trabajo a siete empleados, "todos con contrato fijo y uno de ellos con 40 años de antigüedad", recalca.

A lo largo de los años esta estación pasó de ser de la petrolera Mobil, BP y luego Pcan. Montesdeoca es uno de fundadores de Tenerife Gasolineras (Tgas) y afirma estar aún "muy impactado" por el asesinato del presidente de la empresa, Raimundo Toledo, hace un mes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine