Puerto de la Cruz

El Cabildo de Tenerife estudia la viabilidad de ampliar el muelle para que atraquen los cruceros

La obra se hará en una segunda fase para no retrasar más un proyecto decisivo

24.01.2016 | 03:16
El Cabildo de Tenerife estudia la viabilidad de ampliar el muelle para que atraquen los cruceros

El Cabildo de Tenerife está estudiando la posibilidad de ampliar el proyecto del muelle deportivo de Puerto de la Cruz para que puedan atracar cruceros. La modificación de la infraestructura se llevará a cabo en una segunda fase del proyecto, para no demorar aún más la puesta en marcha de esta iniciativa que lleva ya varios años de retraso.

Que la infraestructura portuaria tuviera la posibilidad de albergar cruceros ha sido una reivindicación tanto de los pescadores portuenses como del presidente insular del Partido Popular, Manuel Domínguez, que llegó a declarar que el PP no apoyaría el proyecto si no se modificaba el boceto para ampliar la bocana y que de esta manera pudiesen entrar cruceros de mediano tamaño.

El Cabildo insular estaría por lo tanto dispuesto a barajar la posibilidad de ampliar la infraestructura a pesar de que habilitarla para la llegada de estos hoteles flotantes lleva aparejado algunas dificultades técnicas.

Esta nueva modificación del proyecto requerirá una nueva Declaración de Impacto Ambiental, ya que supone un cambio sustancial en la iniciativa presentada en 2008 cuando se obtuvo el estudio con el que se cuenta actualmente.

El Cabildo de Tenerife incluyó en sus presupuestos para el municipio en 2016 un total de 183.000 euros para la segunda fase del proyecto constructivo del Puerto Deportivo, en concreto para completar el estudio técnico.

Según ha quedado establecido, la Corporación insular se hará cargo de la parte marítima del proyecto, mientras que la ejecución de la parte terrestre fue asumida a principio de mes por la sociedad Teleférico del Pico del Teide, participada en un 49% por el la Corporación insular.
Esta última es la parte comercial del proyecto que tendrá una superficie de 16.000 metros cuadrados. El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, adelantó que no se mantendrá el pueblo canario que se había planteado para esta zona, pero sí que contará con un mercado, zonas de restauración y aparcamientos.

Según informó recientemente el director insular de Fomento, Miguel Becerra, el coste para llevar a cabo la infraestructura terrestre asciende hasta los 34 millones de euros y la intención es buscar inversores privados para poder llevarlo a cabo. Alonso confirmó que se ha iniciado una ronda con posibles inversores para lograr la financiación. El presidente aclaró que aunque no le preocupaba conseguir las partidas porque la inversión es viable, pero en el caso de que no se lograsen los recursos, se podrían dedicar parte de los fondos procedentes del extingo Impuesto General sobre el Tráfico de Empresas (ITE) a esta tarea.

Aunque la previsión de la Corporación insular era que los trabajos se iniciaran a mediados del año pasado, lo cierto es que el proyecto ha sufrido continuos retrasos. Actualmente, ya han sido remitidos a Puertos Canarios los anteproyectos tanto de la parte terrestre como de la marítima. La entidad, que depende del Gobierno de Canarias, se encargará de refundar ambos proyectos en uno solo para enviarlos a la Dirección General de Costas y que esta autorice la adscripción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine