ÚLTIMA HORA
Muere Carmelo Padrón
Icod de los Vinos

Rescatada una podenca que tenía heridas en el cuello por una cuerda

'Ayosa', como han bautizado al perro, se recupera en un refugio mientras le buscan un nuevo hogar

22.01.2016 | 11:28
La podenca ´Ayosa´ en las instalaciones del refugio.

El refugio Apanot (Asociación Protectora de Animales del Noroeste de Tenerife), de Icod de los Vinos, rescató el pasado sábado a una podenca herida de las calles de San Juan de la Rambla. El animal, que estaba asustado, llevaba una cuerda al cuello que le había ocasionado graves daños. La presidenta de la asociación Apanot y encargada del refugio, Karmen Dokl, cuenta que un vecino del municipio norteño les avisó el viernes de que había visto al animal abandonado por las calles del barrio de San José y que la perra "tenía una herida por una cuerda que le pusieron siendo más pequeña y que, al crecer, se le había quedado incrustada en la piel".

Este vecino, según explica la presidenta, había visto al animal alrededor de un mes antes. "Nos dijo que en ese momento avisó al Seprona, a la Policía Local y al propio Ayuntamiento y, al no ver más al animal, pensó que lo había recogido". Sin embargo, la podenco continúo viviendo en la calle y el pasado viernes, al volver a verla, el vecino llamó al refugio. Karmen Dokl quedó en pasar a recogerlo el sábado si volvía a verlo y, desde que la recogieron, la llevaron al veterinario.

La joven podenca, que calculan que tenga en torno a tres años, tuvo que ser operada en ese mismo momento, ya que "la cuerda estaba tan incrustada que tuvieron que sedarla para poder quitársela". En estos momentos, Ayosa, como han bautizado a la podenca, ya se encuentra en las instalaciones del refugio, donde la están tratando con antibióticos y antiinflamatorios.

Apanot ya se está encargando también de proporcionarle los cuidados del resto de animales: bañado y desparasitación para poder darla en adopción. Karmen Dokl recuerda que el proceso para adoptarla es muy sencillo y, aunque lo normal es esperar 21 días por si aparece su dueño a reclamarla, asegura que, en este caso, "no se la devolveríamos". Aunque confirmó que no tienen constancia de quién puede ser su dueño.

Quienes estén interesados en adoptar tanto a Ayosa como a los otros 110 perros y 70 gatos que hay en el refugio esperando por un nuevo hogar, tan solo tienen que saber que necesitan educarlos para que se adapten a la nueva casa, tenerlos en unas condiciones óptimas y firmar un contrato de adopción con Apanot para evitar que vuelva a ser abandonado o maltratado.

En el caso de Ayosa, además, Dokl recuerda que "aún está un poco asustada pero poco a poco se va adaptando, por lo que hay que tener un poco de paciencia con ella y asegurarse de que tenga los cuidados especiales al principio, por sus heridas". Para conocer a estos animales, los interesados pueden contactar por la página web y Facebook de Apanot, o dirigirse al refugio de Icod de los Vinos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine