Santa Cruz

El 78% de los ingresos de la Sociedad de Desarrollo se destina a pagar nóminas

La empresa pública dispondrá de 100.814 euros para actividades de dinamización y fomento del empleo

13.01.2016 | 02:00

El 78% de los ingresos que percibe la Sociedad de Desarrollo de Santa Cruz se emplearán en el pago de las nóminas del personal que trabaja en esta empresa pública. Así, de los 1.956.561 euros que inyectará el Ayuntamiento capitalino en la entidad este año, 1.524.142 euros se irán al abono de los salarios de sus 38 empleados. Además, a los fondos que le ingresará el Consistorio a través del contrato programa –acuerdo mediante el que se financia con dinero público esta entidad– hay que restarle 331.605 euros que se irán al apartado de gastos fijos, por tanto, a la Sociedad solo le quedarán 100.814 euros para afrontar todos los proyectos encomendados no solo para la dinamización de la ciudad, sino también para sacar adelante los servicios de formación y orientación laboral, la concesión de ayudas o la promoción económica, entre otras.

Aunque este es el panorama económico de la Sociedad de Desarrollo para el año que comienza, la entidad también acumula pérdidas de ejercicios anteriores, en concreto, 859.289,54 euros desde el 2006 y hasta el 2013. A estas pérdidas también hay que añadir que en noviembre del 2012, el Consistorio hizo un adelanto del contrato programa de 2013 para que la Sociedad pudiera cancelar y abonar una póliza de crédito que tenía pendiente.

Esta situación económica llevó al Gobierno local a aprobar en el pleno de junio del 2013 un Plan Económico-Financiero para los años 2013-2017. En dicho plan lo que se establece es un incremento del contrato programa en un 2% al año, una reducción de los costes, la adscripción temporal a una póliza de crédito, que no se ha llevado a cabo, y la compensación de las pérdidas producidas en ejercicios anteriores mediante la autofinanciación.

Ante esta situación, el actual consejero delegado de la Sociedad de Desarrollo, el nacionalista Alfonso Cabello, decidió encargar una auditoría a la empresa PwC, cuyos resultados preliminares fueron presentados el pasado viernes en el Consejo de Administración de la entidad. Así, en este documento al que ha tenido acceso la opinión de tenerife, se ha analizado no solo las retribuciones que perciben los trabajadores, sino también cómo está distribuida la plantilla y cuáles son las cargas de trabajo que tienen los empleados.
Según se explica en el informe de la auditora, en la Sociedad de Desarrollo existen tres categorías laborales: Técnico de Grado Superior, técnico de Grado Medio y auxiliar administrativo. En cuanto a los salarios que perciben estos profesionales, se expecifica que en el caso de los técnicos de Grado Superior tienen un coste máximo de 51.754,40 euros anuales, un mínimo de 31.155,47 euros y un sueldo medio de 41.183,50 euros.

En cuanto a los técnicos de Grado Medio, lo máximo que perciben son 46.822,30 euros, el mínimo está en 33.211,04 euros y el salario medio se sitúa en 35.317,36 euros.

De la misma manera, las nóminas que se pagan en la Sociedad de Desarrollo entre los auxiliares administrativos también son dispares, pues el máximo es de 35.929,26 euros; el mínimo, 22.213,25 euros y la media es de 28.072,83 euros.

"La categoría de técnico de Grado Superior percibe como salario mínimo 31.156 euros, mientras que en la categoría de técnico de Grado Medio dicho mínimo asciende a 33.211 euros", se explica en el documento elaborado por PwC, quienes añade: "el salario máximo de los técnicos de Grado Medio (46.822 euros) se encuentra por encima del salario mínimo de los técnicos de Grado Superior (31.156 euros), por lo tanto, el solape retributivo es del 76%".

"Por su parte, el salario máximo de los auxiliares administrativos (35.929 euros) se sitúa por encima del salario mínimo de los técnicos de Grado Medio (33.211 euros), por lo que el solape retributivo es del 20%", especifica la auditora.

No obstante, el reparto salarial no es el único asunto que se analiza en el informe, pues también fueron estudiadas las cargas de trabajo que tienen los 38 empleados de la Sociedad. En ese sentido, la auditora concluye que "un mismo tipo de empleado tiene una carga de trabajo de entre el 70 y el 80% mientras que en otras áreas se registran cargas próximas al 100%". "Las cargas de trabajo son muy heterogéneas dentro de una misma estructura vertical, por lo que cabe estudiar la posibilidad de asistencia en momentos puntuales y compatibilidad de tareas entre colectivos", agrega.

La empresa recomienda que se evite el "solapamiento actual de determinadas funciones llevadas a cabo por puestos de trabajo diferentes" y también que se agrupe a la mayoría de los empleados en un mismo centro de trabajo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine