Santa Cruz

Una historiadora del arte todoterreno

La chicharrera Lola Barrena fundó hace más de dos año Solar, una asociación que lleva la cultura al centro de la ciudad

11.01.2016 | 02:00
Lola Barrena en la Plaza Isla de la Madera, uno de sus rincones favoritos del municipio, donde pasa muchas horas. |

A sus 38 años de edad, la gestora cultural Lola Barrena ha podido viajar por el mundo, pero sentencia que no tiene intención de abandonar jamás el municipio que la vio nacer, Santa Cruz de Tenerife. Se crió en el barrio de Salamanca, ahora vive en el centro de la ciudad y recuerda que los pocos años en los que vivió en La Laguna "eché de menos la capital, donde se vive genial y no hace tanto frío".

"Cuanto más salgo de viaje, más claro lo tengo porque, además, últimamente se está generando una oferta cultural muy interesante y quiero ver qué pasa", añade la historiado del arte. A pesar de que comenzó la carrera de Física en la Universidad de La Laguna, la parte artística siempre estuvo muy presente en su niñez y, explica, quizás fue eso lo que la llevó a abandonar esos estudios y matricularse en Historia del Arte. "Cuando era niña, había muchas cosas que me interesaban, pero cuando comencé las clases en la Universidad tenía claro que lo que quería era trabajar en un museo", explica la chicharrera, quien ahora sabe que "el arte no solo está en las salas de exposición".

Tras terminar la carrera, entró en el Centro de Fotografía y de ahí pasó a TEA, cuando acababa de inaugurarse. Durante cinco años tuvo la oportunidad de convivir con las obras de arte más impresionantes que visitaban el centro dependiente del Cabildo de Tenerife y entrar en contacto con los artistas más variados. Era coordinadora de la colección y eso le permitió estar en contacto directo y privado con las obras de artes. "Le estoy muy agradecida al Cabildo por haberme dado esa oportunidad, pero eso también me sirvió para comprender que son unos pocos los que pueden disfrutar d ellas y eso no es justo", reflexiona Barrena.

Solo dos meses después de terminar su trabajo en TEA ya estaba poniendo en marcha un proyecto apasionante para su ciudad natal: Solar. "Todo surgió como un capricho, como una forma de probar algo nuevo y la verdad que Solar es ahora una cosa completamente diferente a lo que surgió en noviembre de 2013", reconoce Lola Barrena. Su fundadora, quien cuenta ahora con un nutrido grupo de amigos que han pasado a formar parte de la directiva de Solar, explica que este proyecto es, para aquellos que no lo conozcan, "una forma de reivindicación, un espacio en el que los ciudadanos pueden ser parte activa de su entorno".

Lo que comenzó como una forma de hacer algo diferente se ha convertido en la actualidad en el punto de encuentro de buena parte de la cultura chicharrera y cuenta con 102 socios. "Estamos en un punto que me da un poco de miedo porque nos hemos crecido muy bien durante más de un año pero ahora lo importante es mantenernos", expresa la chicharrera. Un año después de que Solar echara a andar, Barrena volvió a confiar en la cultura chicharrera y dio forma al Festival Sitio, un conjunto de exposiciones, artes escénicas, música, proyecciones e instalaciones en un recorrido por lugares privados nunca usados para el arte del centro de la ciudad. "Aquella experiencia estuvo realmente bien pero después de que se suspendiera el año pasado, en 2016 queda totalmente cancelado", lamenta su fundadora.
Barrena se define como una "historiadora del arte todoterreno" y por eso no deja de aprender. "Siempre me ha encantado conocer a personas que me hacen preguntas que no sé contestar", asegura la chicharrera, quien aprovecha cada uno de esos encuentros para plantearse nuevos retos. Todo eso mientras, en Santa Cruz, muchas personas trabajan para potenciar la cultura. "Lo mejor de todo es que nos ayudamos los unos a los otros y que hay mucha empatía entre los que forman este sector", sentencia Barrena, quien asegura que "la cultura nunca ha sido un trabajo para mí".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine