Santa Cruz

Las familias con ingresos menores a 327 euros no abonarán la ayuda a domicilio

El Ayuntamiento fija en la mitad del salario mínimo interprofesional la renta básica mensual para que los vecinos estén exentos de pagar este servicio municipal

09.01.2016 | 02:00

Las familias chicharreras cuyas rentas sean inferiores al 50% del salario mínimo interprofesional estarán exentas de pagar la ayuda a domicilio que ofrece el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife a los vecinos que lo necesitan. También se atenderá al número de miembros de la unidad familiar a la hora de establecer la cuantía a pagar, tal y como establece la ordenanza municipal que ayer se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia de forma definitiva, documento en el que se regulan las tarifas de la prestación del servicio de ayuda a domicilio en la capital tinerfeña.

En el documento se establece que se entenderá por renta per cápita, la suma de los ingresos que perciba cualquier miembro de la unidad familiar. Asimismo, el importe de la tarifa del precio estará determinado en función del coste del servicio que se presta, algo que quedará establecido en función de las necesidades de cada familia concreta.

La ayuda a domicilio está dirigida, según también establece el documento, a las personas o familias que se encuentren en situación de especial necesidad, priorizando en todo momento la autonomía de los usuarios en el medio en el que viven. La cuantía estará fijada antes de que comience a prestarse el servicio y serán los técnicos del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) los encargados de informar a los usuarios. De igual forma, los interesados en recibir este tipo de ayuda tienen que dirigirse a los servicios sociales del municipio, que estudiarán cada caso de manera individual.

Paralizado

Durante casi un año este servicio estuvo paralizado en Santa Cruz. La empresa concesionaria, Mararía, se declaraba en quiebra, y dejaba a los usuarios que recibían este apoyo sin ningún tipo de alternativa. Tras una larga lucha, tanto por parte del Ayuntamiento de Santa Cruz como por parte de las trabajadoras que prestaban la ayuda de forma directa en los hogares de los vecinos, se restableció el servicio.

La intención del Consistorio santacrucero fue que la nueva contrata subrogara a todas las trabajadoras ya que estas, después de tantos años de trabajo, conocían a la perfección a los usuarios que hacían uso de este servicio. Finalmente, y después de que la mayoría pasara por los juzgados reclamando una compensación económica por la forma en la que se quedaron sin trabajo, consiguieron reincorporarse a sus puestos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine