La Laguna

Los vecinos del casco de La Laguna piden a Urbanismo un catálogo de casas ilegales en la ciudad

Temen que sean más de 40 los inmuebles que el nuevo Plan General deje fuera de ordenación a lo largo de la Avenida Trinidad, San Benito y San Honorato

05.01.2016 | 02:05

La Asociación de Vecinos del Casco Histórico pidió ayer a la Gerencia de Urbanismo de La Laguna que elabore un catálogo con las viviendas afectadas por el nuevo Plan General de Ordenación (PGO), que se encuentra actualmente en trámite. Esperan que ese documento aclare cuántos inmuebles quedarán fuera de ordenación. Según Pablo Reyes, presidente de la asociación, esta organización ciudadana calcula que puedan ser más de 40 las propiedades que se encuentran afectadas a lo largo de la Avenida Trinidad y los barrios de San Honorato y San Benito. Además, asegura que "sus propietarios desconocen que el Plan convierte sus casas, construidas con todos los permisos, en ilegales".

Según explicó Reyes ayer acompañado por Manuel Borges, Roberto González y Juan Lucio Pérez, todos miembros de la entidad vecinal, su asociación presentó alegaciones al PGO intentando despejar estas dudas pero lamentan que "nunca fueran respondidas".

Analizando en detalle el nuevo Plan, los vecinos contabilizaron 28 casos fuera de ordenación en el contorno del casco. Ese análisis, que la asociación hizo por su cuenta fue avalado en 2014 por un estudio realizado por el arquitecto especialista en Patrimonio Histórico Argeo Semán, que encargó la propia Gerencia de Urbanismo.

Ese documento, con el que ya se ha modificado el nuevo Plan General, permitió regularizar 20 edificios de los alrededores del centro histórico que el Plan Especial de Protección (PEP) del casco dejó fuera de ordenación en 2005. No obstante, Reyes teme que haya "muchos más". El PEP, diseñado por la arquitecta María Luisa Cerrillos, establece un criterio muy restrictivo sobre las alturas del anillo urbano que envuelve el casco histórico. El límite de tres plantas que marca se queda muy alejado de la realidad de la ciudad en puntos como la Avenida Trinidad, donde la mayoría de las edificaciones llegan a las seis plantas. Cerrillos quería evitar que el paisaje de casonas y palacetes del casco quedara encajonado en un futuro. Sin embargo, no amparaba ninguna excepción para dar cabida a los edificios existentes.

Por contra, el Plan General vigente, aprobado en 2004, y el PEP dan luz verde para subir las alturas en San Benito. Donde hoy hay casas terreras, alrededor de la ermita, permiten construir hasta cuatro plantas. Lo mismo sucede en otros puntos del perímetro de la ciudad Patrimonio. Para zanjar esta contradicción en el planeamiento urbanístico de la ciudad, Argeo Semán analizó detalladamente 164 edificios repartidos en 18 manzanas. Cada una fue estudiada de manera individual, explica el arquitecto en su informe, teniendo en cuenta la realidad existente y los diferentes planeamientos a los que están sometidas para buscar una alternativa intermedia que resuelva los fuera de ordenación "sin crear perjuicios" y "manteniendo la coherencia" de estos edificios con los que hay en los alrededores, que no están protegidos por el PEP.

La Asociación de Vecinos del casco ha presentado alegaciones para que se sigan buscando soluciones al problema y el estudio se extienda a toda la zona centro y resto del municipio. Creen que el artículo 44 bis de la Ley de Suelo, que permite hacer obras de mantenimiento en los inmuebles fuera de ordenación, "no soluciona el problema", apuntó ayer en rueda de prensa Juan Lucio Pérez. En su opinión, "detrás de esta situación se esconde que se ha permitido fabricar en zonas libres hasta colmatar todo el espacio a costa de los demás vecinos, por eso necesitamos un catálogo", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine