El Gobierno canario destina fondos para activar la depuradora del Valle de Güímar

La Consejería de Aguas inyectará el próximo año los 700.000 euros que faltan para poner en servicio la planta, que nunca ha funcionado pese a estar lista desde 2007

31.12.2015 | 02:00

El Gobierno de Canarias pondrá el próximo año los 700.000 euros que hacen falta para poner en marcha de una vez por todas la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) del Valle de Güímar. Esta instalación está terminada desde hace ocho años pero nunca ha llegado a entrar en funcionamiento pese a la demanda de las administraciones locales afectadas (Güímar, Arafo y Candelaria). A esta exigencia se sumó en octubre el Cabildo de Tenerife a través de una moción institucional, con la que se solicitaba al Ejecutivo la transferencia de la cuantía necesaria para activar la planta. Como respuesta a esa petición, la Consejería regional encargada de esta materia informa de que los presupuestos autonómicos para el próximo año recogen la partida suficiente para la entrada en funcionamiento.
La alcaldesa de Güímar, Carmen Luisa Castro, se mostró cauta ayer ante la noticia, ya que recordó que no es la primera vez que la Administración contempla en sus cuentas estos fondos sin que posteriormente lleguen a utilizarse para la rehabilitación de esa instalación, pero, no obstante, la regidora local valoró de forma positiva esa intencionalidad. "Ya es hora" de que el Gobierno canario cumpla con la puesta en servicio de la EDAR, manifestó, una obra que forma parte del programa entre la Comunidad Autónoma y el Ejecutivo regional.
Aunque la estación lleva construida desde 2007, no ha funcionado nunca y a lo largo de estos años ha sufrido no solo los desperfectos fruto del abandono, sino de también diversos actos vandálicos, lo que conlleva la necesidad de invertir 700.000 euros para su arreglo, 100.000 euros más de lo que costó su propia construcción.

El principal problema de este desuso es que las aguas residuales de los tres municipios del Valle van al mar solo con un pretratamiento, en el que únicamente se les criban los residuos sólidos y partículas de mayor tamaño así como los aceites. El consejero insular con delegación especial en Aguas, Manuel Martínez, ha advertido en multitud de ocasiones de la necesidad de activarla porque ese procedimiento no cumple con todas las exigencias de la normativa de la Unión Europea, lo que implica sanciones por estos vertidos.
El responsable del área en el Cabildo ya ha anunciado el compromiso por parte de la Institución tinerfeña de invertir unos 12 millones de euros en los próximos cuatro años para solventar esta situación, pero es necesario que el Gobierno canario transfiera "de forma urgente" los 700.000 euros para poder empezar con los trabajos a partir del próximo año, una vez que la obra sea autorizada por la Comunidad Autónoma.

Manuel Martínez explicó en su momento que la Comisión Europea había convocado recientemente en el Ministerio de Asuntos Exteriores a diferentes comunidades autónomas, entre ellas a Canarias, y también al Cabildo para verificar el grado de cumplimiento de las sentencias que ha emitido el Tribunal de Justicia de la Unión Europea debido al vertido irregular de aguas residuales, de ahí la necesidad imperiosa de acometer esta actuación en la EDAR del Valle de Güímar para poner punto y final a esta problemática.

La Corporación insular anunció el pasado mes de noviembre que adelantará unos 800.000 euros para asegurarse de que la actuación en esta instalación arranca el ejercicio que viene, pero la obra irá acompañada de una mejora mayor, con un coste que ronda los 12 millones de euros para el colector y el emisario, así como para el funcionamiento del propio sistema.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine