Santa Cruz

Comienza la rehabilitación de la Casa del Práctico en Muelle Norte

La obra de este edificio protegido cuesta unos 600.000 euros

29.12.2015 | 13:12
En la Casa del Práctico, en Muelle Norte, han comenzado los trabajos.

Las obras de rehabilitación de la Casa del Práctico, edificio ubicado en las instalaciones portuarias de Muelle Norte, ya han comenzado. Después de que el Ayuntamiento de Santa Cruz concediera en noviembre de 2013 la autorización a través de la Gerencia Municipal de Urbanismo para poder acometer los trabajos en este inmueble protegido, ahora se ha puesto en marcha la obra que garantizará la protección de todo el inmueble que durante años ha estado apuntalado para garantizar la seguridad en toda la zona.

La obra, cuyo coste está valorada en unos 600.000 euros, será financiada en un 60% por Puertos de Tenerife. El 40% restante lo tendrá que aportar la corporación de Prácticos a través de un acuerdo entre ambas instituciones. El plazo de ejecución de los trabajos, una vez que han comenzado, se estima que se prolonguen durante aproximadamente siete meses.

El proyecto de la obra se divide en dos partes diferenciadas. Por un lado, en un primer tramo, se trabajará en sanear de manera integral toda la estructura. Durante los últimos años, dado el abandono al que se ha visto sometido todo el inmueble, su situación ha empeorado de forma considerable tanto por el paso del tiempo como por las condiciones meteorológicas. De hecho, gran parte de la fachada, la que puede verse desde la calle, tiene la pintura desconchada. La segunda parte de los trabajos se centrarán en habilitar y remodelar por completo el edificio y todos sus espacios. El proyecto inicial contempla que se realice también un tratamiento integral a todo el interior.

El edificio fue diseñado por el arquitecto Tomás Machado y Méndez Fernández de Lugo. Es de estilo racionalista y corte expresionista. Se inauguró en 1947 tras la petición de la Comandancia Militar de Marina de Santa Cruz de Tenerife que solicitó a la Junta de Obras del Puerto un edificio para que los prácticos pudieran desarrollar su labor de manera cómoda en la instalación tinerfeña. Todo su diseño está inspirado en el puente de un barco, tanto por dentro como por fuera, donde se pone realmente de manifiesto su similitud con una embarcación. Se caracteriza por la sencillez de líneas rectas y curvas muy bien definidas, algo que se nota en toda la instalación.
Durante más de 60 años, este edificio desempeñó a la perfección la función de vigilancia para la que fue ideado. Desde él se divisaba, contando siempre con su posición privilegiada en primera línea del Puerto, a cualquiera que intentara acceder a la instalación santacrucera.

Diseño

La Casa del Práctico (o edificio de los Prácticos) se divide en tres alturas diferentes. En la primera planta se localiza el hall del edificio como entrada principal, un cuarto de estar donde los profesionales pasaban las horas en las que no había trabajo, un comedor y una terraza descubierta. Asimismo, en el segundo piso, al que se accede a través de una escalera de caracol, se pueden distinguir varias habitaciones donde dormían los prácticos y varios cuartos de baño.

Por último, en la tercera planta, se ubica la que quizás sea la estancia más importante de todo el inmueble: la caseta del vigilante o vigía.
Desde este lugar se supervisaba la llegada y salida de la mayor parte de las embarcaciones hasta el Puerto capitalino. Cuando el inmueble se hizo inhabitable, hace años, el edificio se cerró al uso por completo con la intención de garantizar la seguridad tanto de los profesionales que trabajaban dentro como de los visitantes y transeúntes. Desde un principio la Autoridad Portuaria era consciente de que se tendría que intervenir en el edificio al tratarse de un inmueble protegido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine