Santa Cruz

Tolete contra la violencia de género

El Club Achinech desarrolla un taller de artes marciales para mujeres en situación de peligro

27.12.2015 | 02:00

Las mujeres de Santa Cruz de Tenerife disfrutan desde hace unos meses de mejores herramientas para enfrentarse a situaciones de peligro. La Escuela de Artes Marciales Achinech ha puesto en marcha un taller en el que las alumnas obtienen refuerzos positivos, tanto físicos como psicológicos. El primero de los módulos terminó la pasada semana, pero tanto instructores como estudiantes ya están listos para seguir aprendiendo el próximo año con nuevas técnicas de lucha canaria.

Norma González ha trabajado durante toda su vida en el sector de la moda, pero hace algo más de un año acudió a un terrero de lucha y, tras ver cómo se enfrentaban los deportistas, un proyecto comenzó a gestarse en su mente. "Pensé que era necesario que las mujeres que son víctimas de violencia de género contaran con su propia arma para defenderse y que ese arma podría ser su propio cuerpo", comenta González, quien propuso iniciar unos talleres a la asociación Todas somos Guaci. De este modo, las clases dieron comienzo en el mes de junio de este mismo año y finalizaron la pasada semana.

Han sido más de una quincena las mujeres que han pasado por estas clases. Uno de los instructores, Anatael Palmero, explica que las enseñanzas han combinado tanto habilidades físicas como psicológicas. "Nuestro objetivo es que ellas nunca tengan que llegar a enfrentarse de manera directa con el atacante", explica el experto, quien ha tratado, además, de elevar el autoestima de cada una de sus alumnas.

Los instructores han combinado diferentes técnicas. Así, las chicas cuentan ahora con conocimientos de tolete canario o kali filipino, entre otras disciplinas, que hacen posible que se puedan enfrentar a situaciones peligrosas. Sin embargo, Palmero añade que las enseñanzas también se han centrado en que las víctimas de violencia de género comprendan la necesidad de estar alerta durante todo el día.

El instructor del Club Achinech ha tratado de inculcar la importancia de no contar con una rutina diaria que pueda dar pistas al atacante o la necesidad de tener un buen estado físico para poder afrontar cualquier ataque. A pesar de que estos talleres se idearon para dar respuesta a las mujeres chicharreras que sufren violencia de género, en la actualidad también acuden chicas que simplemente desean contar con conocimientos para defenderse en caso de necesidad.

Muchas de las alumnas de este taller reconocen que jamás se plantearon entrenarse físicamente para hacer frente a un atacante. Ahora, después de tres meses de enseñanza, reconocen que han ganado en seguridad, sobre todo psicológica, y que ya no se sienten tan desamparadas si tuvieran que llegar al contacto directo con el agresor. Además, destacan el beneficio que ha supuesto para ellas entrar en contacto con otras mujeres, que han terminado convirtiéndose en amigas, y que también son víctimas de la violencia de género o que simplemente desean contar con herramientas para plantar cara en una situación peligrosa.

La mayoría de las mujeres que llegaron a este taller hace tres meses no contaban con un buen estado físico. Por eso, explican los instructores del Club Achinech, muchas de las clases se han centrado en desengrasar las extremidades y comenzar a mover el esqueleto. Por esa razón, este primer módulo ha hecho más hincapié en los aspectos psicológicos del enfretamiento que en los movimientos necesarios para reducir al adversario. A pesar de este matiz, muchas de las beneficiadas por este taller reconocen que ahora se sienten más seguras que hace tres meses.

Enfrentarse a un agresor va más allá de los golpes físicos que se asestar. Cerca de una veintena de mujeres chicharreras ya lo saben, aunque reconocen que ellas no son suficientes para hacer frente a la violencia de género. Por eso desean que las clases continúen llenándose de mujeres que ganas deganarle la batalla a la injusticia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine