La Laguna

El Ayuntamiento quiere empezar a cobrar el IBI a la Iglesia en el casco

El Grupo de Ciudades Patrimonio españolas reclama que se cambie la norma estatal que regula el tributo para mejorar su financiación

27.12.2015 | 02:00
Multitud de vecinos esperan para entrar al convento de Las Catalinas para ver a la Siervita.

El Ayuntamiento de La Laguna quiere acabar con la exención del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) que tiene la Iglesia por los Acuerdos de la Santa Sede, de 1979. Interesa empezar a cobrar este tributo en el casco histórico, que es donde se encuentra la mayor concentración de conventos e iglesias del municipio. Para ello, el Gobierno local se ha unido a una comisión creada en el seno del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad (GCPH) de la Unesco, que reclama la reforma de la normativa de ámbito nacional que regula este gravamen.

La situación financiera de las entidades locales lleva a los ayuntamientos a buscar nuevas fórmulas de financiación y a exprimir al máximo las posibilidades de recaudación que tienen. El alcalde lagunero, José Alberto Díaz, considera que "es necesario abrir en Canarias un debate que aborde la repercusión que tiene para las arcas municipales la existencia de tantas instituciones, como la Iglesia, exentas del IBI", que es la principal fuente de financiación tributaria. Díaz cree que esta es "una cuestión que merma de manera muy importante los recursos de los que disponemos para asistir a la ciudadanía".

Aunque La Laguna no ha dado a conocer el cálculo de lo que deja de percibir al año por estas exenciones del IBI, Segovia, que también forma parte del grupo de 15 urbes protegidas por la Unesco, ya lo hizo. En su caso, son alrededor de 300.000 euros al año, teniendo en cuenta los inmuebles religiosos y también los locales y viviendas que posee la Iglesia en la ciudad.

El Ayuntamiento de Zamora fue el primero de España en retirar esta bula a la Iglesia. Lo hizo a principios de este año, cuando también comenzó a pasar al cobro los recibos de las tasas de recogida de basura y limpieza de las calles.

Además del Obispado, también están exentos de pagar el tributo en el casco histórico lagunero los museos, los edificios declarados Bien de Interés Cultural (BIC), las sedes de asociaciones de enfermos, la comisaría de la Policía Nacional, las fundaciones, como las de Nava y Guanarteme; el asilo de ancianos y los edificios del Cabildo, el Gobierno canario y el Gobierno central.

Para el ecónomo del Obispado de Tenerife, Víctor Oliva, lo que deja de recaudar el Ayuntamiento de La Laguna por el IBI de la Iglesia, y del resto de entidades sin ánimo de lucro, "no es tan significativo como se intenta hacer ver teniendo en cuenta el valor social que aportan". "Se debería tener en cuenta también los miles y miles de euros que se ahorra el Estado, por ejemplo, en los colegios concertados de la Iglesia Católica. Un alumno de un colegio concertado le cuesta la mitad al Estado que uno público. Por eso, centrar el debate en si pagamos o no el IBI cuando hay una recuperación social tan increíblemente significativa me parece un error. La Iglesia atiende a mucha gente y tenemos una puerta abierta en cada barrio. Eso es algo que no pueden decir los organismos públicos. Porque en cada barrio no hay un consultorio médico pero sí hay un iglesia", recalca Oliva haciendo referencia a la labor social y asistencial que realizan.

Víctor Oliva rechaza que esta exención fiscal sea "un privilegio" al recordar que "son muchas las instituciones de todo tipo que no pagan el IBI, incluidos los partidos políticos, las ONG y también los edificios BIC, que no solo no pagan nada sino que reciben ayudas para su mantenimiento".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine