Santa Cruz

La marea humana de la solidaridad

#ReyesparaTodos consigue 60.000 regalos para los niños y mayores de las residencias de la Isla

19.12.2015 | 21:12
La marea humana de la solidaridad
Cadena humana de los voluntarios de Cruz Roja para trasladar los regalos hasta el Reloj de Flores.

Una marea humana de solidaridad recorrió ayer la calle Méndez Núñez, desde la plaza Weyler hasta el Reloj Flores del Parque García Sanabria, cargada de regalos para los más necesitados. El reto de #ReyesparaTodos convirtió a Santa Cruz, un año más, en la capital europea de la solidaridad, como afirmó el director de Mírame TV, Manuel Artiles, al inicio de la retransmisión de la recogida de juguetes, emisión compartida con TVE para toda Canarias. Y no solo eso. Este año se volvió a batir un récord en las donaciones, con 60.000 regalos conseguidos en poco más de cuatro horas, cifra que dio a conocer el lanzador olímpico Mario Pestano al cerrar el acto solidario.

Ya desde primeras horas de la tarde, las entradas a la ciudad estaban colapsadas de la cantidad de personas que se trasladaron a la capital desde todos los puntos de la Isla para colaborar con este acto y conseguir que ningún niño se quede sin regalos, y que a las residencias de mayores también llegue algún detalle estas Navidades.

La cabalgata, en la que participaron más de 10.000 personas, venía encabezada por los agentes de la Policía Local de Santa Cruz, seguidos por los miembros de la Cruz Roja de Tenerife con sus camiones repletos de los paquetes que han dejado durante estos días en empresas y en las sedes de la entidad de toda la Isla. Pero para comenzar a entregar los regalos, faltaba alguien que los recibiera: el embajador de los Reyes, que llegó escoltado por Bomberos de Tenerife, organizadores del evento, junto a Cruz Roja y Mírame TV. El embajador llegó montado en la autoescala de un camión de bomberos, que se elevó para que todos los asistentes pudieran saludarlo.

El embajador real tomó asiento a los pies del Reloj de Flores donde comenzó a recibir los regalos de manos de niños y adultos, aunque los más pequeños llevaban también sus cartas con las peticiones que quieren que el próximo 6 de enero Melchor, Gaspar y Baltasar les dejen en sus casas. El embajador, Manuel Herrador, afirmó sentirse "muy orgulloso" de que todos los niños y mayores puedan abrir un regalo estas Navidades gracias a este acto en la "capital de la solidaridad" y señaló que, aunque ya ha ejercido ese papel en años anteriores, "aún no me acostumbro".

La alfombro azul que preparó la cadena regional para recibir a quienes se acercaron ayer a dejar un regalo recibió la visita de miles de ciudadanos anónimos que, con mucho o poco, pusieron su granito de arena para colaborar con esta causa. Pero también de multitud de personajes de la vida política y social de la Isla, deportistas, cuerpos de Fuerzas y Seguridad del Estado, voluntarios, grupos del Carnaval o agrupaciones folclóricas, entre otros. De los primeros en acercarse hasta el Reloj de Flores con sus donaciones fueron algunos jugadores del Club Deportivo Tenerife, capitaneados por Vitolo, quien alabó que un año más se haya podido llevar a cabo este acto y aclaró que, "aunque mañana [en relación a hoy] tenemos que viajar, no podíamos dejar pasar la oportunidad de estar aquí".

Los siguientes en llegar fueron los miembros de Protección Civil de Santa Cruz de Tenerife que entregaron los regalos que recaudaron el pasado sábado en la recogida de juguetes que organizaron los voluntarios en la Plaza del Príncipe.

Los políticos también quisieron poner su granito de arena en este acto. El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, aseguró que "es muy emotivo ver la solidaridad de todos los ciudadanos y, sobre todo, en este lugar que me recuerda las recogidas de juguetes que se hacían antiguamente". El presidente del Consorcio de Bomberos de Tenerife, Florentino Guzmán, agradeció "la colaboración de todos los bomberos y demás colectivos implicados en el desarrollo de este evento que sacan de su tiempo libre muchas horas para que este sueño sea una realidad".

La intención de los encargados de llevar un poco de alegría estas Navidades a los hogares que más lo necesitan era al menos poder alcanzar las cifras del año pasado. Al inicio del evento, Manuel Artiles recalcó que "el año pasado recogimos 25.000 regalos para los niños y para los mayores que se encuentran en las residencias de la Isla y el reto en esta ocasión es superar esa cifra". De la misma opinión era la coordinadora provincial de Cruz Roja, Elena Marco, quien señaló que el año pasado los regalos se distribuyeron entre 4.000 niños y 1.500 mayores de la Isla, aunque la coordinadora quiso ser cauta a la hora afirmar cuantas personas se beneficiarían este año, puesto que hasta el final del acto no sabrían las donaciones que recibirían, sí que aclaró que "nuestro deseo es superar la cifra del año anterior, o al menos mantenerla".

Por su parte, el coordinador de Cruz Roja en Santa Cruz, Francisco Galán, se mostró esperanzado a primeras horas de la tarde por que la reducción de horas del acontecimiento solidario –en otras ocasiones se ha realizado durante todo el día y este año solo por la tarde– no les afectase en la recogida. Todos ellos consiguieron su propósito, puesto que la cifra aumentó gracias a que los tinerfeños saben organizarse bien cuando se trata de ayudar a los demás y la reducción tiempo no les impidió acercarse hasta la capital para entregar sus regalos y disfrutar de actuaciones musicales como las de Ni un pelo de tonto o Santos y Ledes.

Andrés Afonso es uno de los miembros de la Asociación Deportiva, Cultural y Social de Bomberos de Tenerife, quien ya desde primeras horas de la tarde destacó el buen ambiente que había en el entorno del Parque García Sanabria. Afonso aclaró que la Asociación lleva realizando esta recogida desde hace más de 30 años y en los últimos años con el apoyo de Mírame TV para darle mayor visibilización.

Como en ediciones anteriores, empresas públicas y privadas han querido colaborar en el gran evento de la solidaridad de la Isla. Así, por ejemplo, los trabajadores de Titsa utilizaron una de sus guaguas para llevar sus donaciones; Jugueterías Arvelo entregó 5.000 juguetes; y Wehbe y el Banco de Juguetes donaron 20.000, lo que ayudó a que las cifras del año pasado hayan aumentado más del doble. Pero también la solidaridad de los más de 15.000 ciudadanos, como Pilar Pérez, quien se acercó a dejar sus regalos, tanto para niños como para mayores, y señaló que "es una gran iniciativa para poder ayudar a los demás, sobre todo en esta época". Desde San Matías llegó Ángeles Herrero, junto a su familia, para colaborar con el acto. Este es el primer año que la familia participa en el evento guiadas por su hijo, Víctor Manuel, que no pudo acompañarlas al estar enfermo. "Él compró los regalos y nos mandó a traerlos", afirmó. "Estaría muy bien que todos ayudaran con lo que puedan", agregó Herrero.

En los próximos días, el trabajo más importante lo tienen los miembros de Cruz Roja, quienes se encargaran de catalogar los juguetes y entregárselos a familias de toda la Isla para que el próximo 6 de enero no haya ningún niño sin juguete. Por su parte, las entregas en las residencias de mayores serán los días 23 y 29 de este mes, y se distribuirán entre los asilos de Santa Cruz y La Laguna, el Hogar Santa Rita, un centro de Santiago del Teide, otro de Los Cristianos, y los Hermanos de la Cruz Blanca de San Miguel de Abona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine