La Laguna

Destino: el Gobierno regional

Teidagua continúa en manos nacionalistas pese a lo acordado en la Mesa del Pacto

17.12.2015 | 02:00

Un día después de la celebración de la Mesa de Seguimiento del Pacto en la que se suponían se iban a arreglar las diferencias locales entre el Partido Socialista (PSC) y Coalición Canaria (CC), las cosas en La Laguna siguen igual. La Concejalía de Aguas continúa en manos del alcalde, José Alberto Díaz, que durante su comparecencia en el encuentro que tuvo lugar en el Parlamento aseguró que no está dispuesto a tolerar nuevas "deslealtades programadas" del que es todavía su principal socio de Gobierno.

Ninguno de los dirigentes políticos implicados se ha prestado a hacer declaraciones en las últimas jornadas y los portavoces regionales de las respectivas formaciones insisten en afirmar que el fantasma de una posible ruptura ha sido "completamente despejado".

Abreu, por su parte, no parece estar dispuesto a aceptar la que todos auguran como solución a la crisis abierta en el Consistorio: el nombramiento del actual secretario general lagunero como nuevo cargo del Gobierno de Canarias. Mientras, y pese a lo acordado en la reunión, la gestión de Teidagua permanece en manos del alcalde sin que se haya producido comunicación alguna hacia el Grupo Socialista. Es probable que los movimientos definitivos no se produzcan hasta después de las elecciones generales, un detalle que los socialistas locales ven como claro síntoma de que el Gobierno de Fernando Clavijo está a la espera de los resultados en las urnas para forzar la ruptura regional y pactar con el Partido Popular (PP).

Si José Miguel Ruano, secretario de Organización de los nacionalistas, ha insistido en que esta crisis tendrá una solución antes de fin de año, el socialista lagunero Gustavo Matos fue más crítico con la situación. Ayer, en declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press, insistió en que no hay una "causa objetiva" que justifique la retirada de competencias a Abreu y señaló que "quien ha creado el lío no puede pretender que la responsabilidad de resolverlo recaiga en el PSOE". Matos aseguró que la "dignidad política" del PSC no puede aceptar que CC decida a sus representantes en las instituciones.

Abreu ya ha sido invitado, desde su partido y en varias ocasiones, a dar un paso hacia otra institución aunque se niega a aceptarlo. Teidagua volvería entonces a manos socialistas donde Mónica Martín, segunda del equipo local socialista, se perfila como la candidata perfecta para heredar la gestión de la empresa mixta que controla el suministro de agua en La Laguna y Tacoronte.

Mientras, Santiago Pérez, líder local de Por Tenerife-Nueva Canarias, ofreció ayer una dura rueda de prensa en la que acusó a los "gerifaltes del PSOE y CC" de empeñarse "en convertir en crónica la crisis de Gobierno". "Déjense de payasadas, quiten las manos del municipio de La Laguna", apostilló. En medio, además, está la denuncia a Fiscalía por los presuntos pagos ilegales a un empleado que estaba en la cárcel y cuya baja en el padrón municipal en 2013, según Pérez, implica que hubo comunicación sobre la situación del empleado entre la dirección de la prisión y el Consistorio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine