La Laguna

La Mesa del Pacto devuelve la gestión de Aguas al PSOE para mantener la alianza

El nacionalista José Miguel Ruano abre la puerta a la incorporación de nuevos socios al admitir que "hace falta tener mayoría en el pleno para que los asuntos prosperen"

16.12.2015 | 00:35
Un momento de la reunión de la Mesa del Pacto, en la sede del Grupo Socialista del Parlamento canario.

La Mesa de Seguimiento del Pacto, compuesta por dirigentes de todo el Archipiélago de Coalición Canaria (CC) y el PSOE, acordó ayer recomponer la alianza de gobierno entre ambos partidos en La Laguna, devolviendo a los socialistas la gestión del área de Aguas. El pacto estuvo a punto de naufragar después de que el pasado viernes el alcalde de CC, José Alberto Díaz, le quitara a Javier Abreu (PSOE) esa competencia y este amenazara con hacer que los cinco concejales socialistas pasasen a la oposición.

Al finalizar el encuentro de la Mesa del Pacto, que tuvo lugar en el Parlamento canario y se extendió durante tres horas, el secretario regional de Organización de CC, José Miguel Ruano, anunció que ambas formaciones seguirán al frente del gobierno municipal. "Creemos que el pacto de la ciudad de los Adelantados es el adecuado. Está de acuerdo con los intereses de los vecinos y desde la Mesa lo reforzaremos para que funcione bien y no haya diferencias en el día a día, como las que hubo ahora", subrayó acompañado de Héctor Gómez, presidente de la gestora tinerfeña del PSOE y miembro de la Mesa.

Además de acordar que se respete la distribución de competencias consensuada en el documento que firmaron en septiembre para La Laguna las directivas de CC y el PSOE, Ruano admitió que la Mesa del Pacto entiende que el Gobierno municipal necesita sumar nuevos socios para alcanzar la mayoría en el pleno. "Los dos partidos no suman mayoría de concejales [tienen 12 de los 27 ediles que hay en el pleno]. Esto hace necesario que se articulen mecanismos para conseguir que los asuntos prosperen y la gobernanza esté garantizada", recalcó el secretario de Organización de CC.

Esta decisión podría allanar el camino hacia un tripartito con el Partido Popular (PP). Su portavoz local, Antonio Alarcó, no se ha cansado de ofrecer esta posibilidad a CC y PSOE desde que se conocieron los resultados de las elecciones municipales del mes de mayo. Esa podría ser la única forma de sacar al gobierno local del bloqueo al que lo somete la oposición en los plenos y aprobar cuestiones urgentes, como el presupuesto para el año próximo, y proyectos prioritarios como el nuevo Plan General.

La reunión de ayer fue convocada a las 11:30 horas y en ella participaron los socialistas José Alcaraz, miembro de la Ejecutiva regional; Iñaki Lavandera, portavoz del grupo en el Parlamento; Aarón Afonso, consejero de Presidencia de Canarias y Héctor Gómez. En representación de Coalición Canaria acudieron su secretario general, José Miguel Barragán, el vicepresidente del Parlamento regional, David de la Oz; y Ruano. Durante la primera hora y media compareció el socialista Javier Abreu. Al salir, preguntado por los medios por su balance del encuentro, el edil lagunero solo atinó a esbozar una sonrisa y desear una feliz Navidad.

Pocos minutos después entró el alcalde, José Alberto Díaz, quien permaneció dentro durante otra hora. El regidor tampoco dio declaraciones al finalizar el encuentro.

Héctor Gómez calificó la reunión como "muy productiva" y dejó claro que la voluntad de su partido y de los nacionalistas es la de "cumplir el acuerdo de La Laguna" convencidos de que es "el mejor para el municipio". Por eso, afirmó que ambas formaciones están dispuestas a trabajar para acercar posturas entre sus respectivos líderes locales y "dar estabilidad y normalidad al Ayuntamiento".

Para lograrlo, confesó Gómez, la Mesa del Pacto "tomará medidas correctoras", que dio a entender que van más allá de obligar al alcalde a recular y devolver al PSOE las competencias que le quitó el pasado viernes. "Hay muchos aspectos que tenemos que limar", abundó el representante socialista.

Consultado sobre la posibilidad de que sea Abreu quien vuelva a estar al frente de la empresa de suministro de agua, Teidagua, Gómez apuntó que "esta decisión la deben tomar los responsables del grupo en el ámbito local, ya que tienen autonomía para hacerlo".

Las elecciones del domingo abren un impasse para La Laguna. De hecho, ni Ruano ni Gómez confirmaron la fecha para la próxima reunión. El nacionalista solo avanzó que será antes de fin de año.

Sin apoyos explícitos de sus compañeros de partido, Abreu parece haberse quedado solo después de lanzar un último órdago el pasado viernes amagando con mandar a su grupo a la oposición, algo que las ejecutivas Federal y Regional frenaron en seco, amenazando con expulsarlo. Una salida rápida a la crisis de gobierno de Aguere pasaría por su marcha al Gobierno de Canarias, algo que ya CC le ha ofrecido pero a lo que él se resiste. Fuentes de su partido aseguran que no está dispuesto a permitir que su grupo quede descabezado, como pasó en Santa Cruz al inicio de este mandato con la salida de la líder del PP, Cristina Tavío.

Además, apuntan que el concejal lagunero no se irá porque necesita seguir teniendo poder en una agrupación importante como la de La Laguna, de la que es en la actualidad secretario general. No solo le hace falta para mantener una posición de peso a nivel orgánico, sino también para garantizarse su futuro en la política, asegurándose de que será candidato en las próximas listas electorales. De hecho, lleva 20 años siendo concejal en el municipio.

Los resultados que consiga Pedro Sánchez el domingo también influirán en la situación de Abreu. Si el PSOE se derrumba, como vaticinan las encuestas, la Ejecutiva Federal quedaría en una situación de debilidad que ralentizará cualquier expediente disciplinario que se le intente abrir y podría impulsar una renovación en la que él participe.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine