Una inspección en la fachada del inmueble del Cabildo 'paró' el reloj

Los trabajos de mantenimiento en el edificio obligaron a detener las emblemáticas manecillas para evitar posibles daños en su estructura

16.12.2015 | 14:57
Una inspección en la fachada del inmueble del Cabildo 'paró' el reloj

Las manecillas del emblemático reloj del Cabildo de Tenerife marcaron las 9:00 horas durante todo el día de lunes, pero su parón no fue provocado por una avería técnica sino a causa de los trabajos de mantenimiento que se están realizando en el edificio de la Corporación insular. Así, el reloj de la Institución tinerfeña dejó de funcionar durante 24 horas para que los operarios pudieran descolgarse por la fachada del edificio sin peligro de dañarlo.

Según explican fuentes del Cabildo tinerfeño, el pasado lunes los operarios realizaron una inspección en la fachada del inmueble -a razón de los mismos trabajos que se vienen acometiendo en edificios similares como el de Correos de la capital tinerfeña- entre las 8:00-9:00 horas.

Los trabajadores especializados en este tipo de tareas se descolgaron desde la torre hasta la base, por lo que, debido a la fragilidad del reloj, prefirieron detenerlo para evitar incidentes.

La reacción en las redes sociales no se hizo esperar y muchos tinerfeños twittearon y subieron al Facebook sus comentarios, fotografías y bromas sobre el parón del reloj.

Ayer, el popular reloj volvió a dar la hora. Esta artilugio de la torre del Cabildo se instaló en 1951, justo diez años después de que se construyera el edificio. Su mecanismo está instalado a nueve plantas de altura y por encima están las siete campanas que suenan cada hora.

Además, cada 15 minutos repican tajarastes, un sonido que diferencia a este reloj de los demás y que lo hace único en el mundo. En la campana mayor, la que marca cada hora en punto, cabe incluso una persona dentro.

A excepción de los dos motores que sirven para dar cuerda a todo el reloj, el resto del sistema es totalmente mecánico, sin ayuda eléctrica. Su sistema de pesos se conserva en la actualidad, así como la utilización de aceite con el que engrasar cada jornada todo el dispositivo. El reloj se ha estropeado en varias ocasiones pero, en la mayoría de ellas, se ha podido restablecer la hora casi de manera automática.

Durante los días de Carnaval, para cualquier cita entre amigos o para partir el año cada 31 de diciembre, la referencia del reloj del Cabildo ha servido durante años para que los santacruceros se encuentren bajo sus minuteros y celebran las principales fiestas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine